El Málaga es un embrollo

Su situación es confusa, problemática y dificil de resolver, ya sea por las negociaciones con LaLiga , por la cuestión del entrenador o por el capítulo de entradas y salidas

El Málaga es un embrollo
Ñito Salas
PACO CAÑETE

El antepenúltimo petardo liguero quedó atrás. El Alavés se embolsó los tres puntos en una confrontación tipo 'solteros contra casados' de los que se celebraban hace años en las ferias de Matalaguarra de Arriba y de Abajo. El entrenador, José González, casi repite equipo, como para aprenderse las alineaciones de carrerilla. Durante el partido, un amigo me comentó que el técnico debería sacar a los que tienen contrato en vigor, a ver si en estos partidos sin más, destacan y se pueden traspasar. Sí, sí… Tal como se encuentra la plantilla, la inmensa mayoría, cuanto más juegan, más carencias evidencian. La jornada en La Rosaleda se dedicó a la infancia. El partido era de los que hacen afición. Tres o cuatro detalles resumen este encuentro de Primera. El estado del terreno de juego, fenomenal. El que no destaca es porque no sabe. La temperatura, por malagueñas, y el 0-3 de Ibai, en el minuto 64, de los que se recuerdan. Y, cómo no, la afición malagueña lo premió con una cerrada ovación. Decidido el partido, entró Borja Bastón por Ideye. Me recordó una anécdota de un gran entrenador, que en los instantes previos de un partido en Mestalla dio las charlas que vienen al caso, pero se olvidó de anunciar quién se iba a colocar la camiseta con el '11' a la espalda. Había unos candidatos. Cuando uno de ellos le preguntó, la respuesta fue concluyente: «El primero que la coja, juega. Sois iguales de malos».

El Málaga hoy es un embrollo, apuntando a su significado. La situación en la que se encuentra es confusa, problemática y difícil de resolver. Eso, sin conocer sus problemas como las personas del club, que luchan por solucionarlo. El presidente, a la vista está, no piensa en presentarse en nuestra ciudad. Ni tan siquiera se lo plantea. Por si era poco, a mediados de mes comienza el Ramadán. Ante esta negativa, si te encojes de hombros, malo, y si exteriorizas tu malestar, nada. Es el propietario del paquete de acciones y de momento sigue ordenando con mando a distancia. Otro apunte del lío: los que trabajan sin descanso dentro del club –que los hay y valiosos– llevan un tiempo negociando con LaLiga para fijar las cantidades a ingresar por la ayuda correspondiente al descenso y por los derechos de televisión. Después de varias reuniones mantenidas por el asesor jurídico del club, Joaquín Jofre, y otros responsables, se ha planteado la idea de acercarse a los 30 millones de euros, pero las previsiones de LaLiga eran otras, lejanas. Hablo en pasado porque según leí en estas páginas la propuesta del club ha ganado enteros; eso sí, sin acercarse a las tres decenas de millones. En próximos diálogos el Málaga pretende que se amplíe la cantidad. De momento está cuesta arriba. Un embrollo.

Otra confusión… Aunque la competición está a dos jornadas del final, para el Málaga se acabó hace semanas. Esto significa que el plazo para reorganizar es más amplio. Dicen, afirman y aseguran que, aunque ya hay acuerdo, la identidad del nuevo entrenador no se hará pública hasta que concluya el campeonato. Se habla de un nombre: Juan Antonio Anquela, actualmente en el Oviedo. Por persona digna de crédito, he sabido que a Husillos no le gusta. Así que, ¿tachamos a Anquela y a seguir barajando? En esta parcela, situación problemática. Embrollo.

Más temas. Las puertas de entrada y salida. Hay que encontrar un buen guardameta, y no me vengan con el estribillo de que conozca la categoría. Que sea de la clase de los que el Málaga ha tenido casi siempre. Ya ven, a Jose no se le ha ocurrido ir dándole partidos a Andrés hasta anteayer. Esa es otra… De delanteros estamos a la cuarta pregunta. Por algo es el equipo menos goleador. En-Nesyri va a continuar. Faltan los que faltan, y además con urgencia. Lo mismo que en la zona ancha para construir, y en defensa, especial y significativamente en la banda izquierda. Este tema, hoy, parece desordenado, y su solución, difícil y compleja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos