El Málaga, a enmendarse en La Rosaleda

Partido de ida en el Sadar/SUR
Partido de ida en el Sadar / SUR

Después de tres empates en casa y de evidentes problemas para ver puerta, se la juega ante un rival directo que es el más enrachado de la categoría

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Llegó la hora de la verdad para el Málaga, el más regular de los aspirantes pero que viene acusando cierta falta de 'reprise' a estas alturas de curso. El motor necesita revisión. Le cuesta ganar en casa, apenas ve puerta (porque genera un número escasísimo de ocasiones, concentradas casi siempre en los tramos finales de los partidos) y empieza a hacer la goma respeto al pelotón de favoritos al ascenso directo.

Así las cosas, el enfrentamiento contra el líder de Segunda, el rival más enrachado (en El Sadar ya ha encadenado diez triunfos), es una ocasión ideal para ver de qué pasta está hecho este Málaga, para aclarar si es realmente aspirante al ascenso directo. Las cifras dicen que se quedaría a un punto del cuadro navarro si gana (y a cuatro del liderato, que entonces sería del Granada), pero que podría situarse también a siete en caso de derrota, cuando hace unos meses llegó a disponer de doce puntos de renta sobre este mismo rival. Las dinámicas opuestas.

Todo hace pensar que Muñiz seguirá confiando en el 4-1-4-1, el que mantiene al equipo invicto en las ocho últimas jornadas, pero con un superávit de empates (cinco en las seis últimas jornadas) que lo penaliza en la tabla.De hecho, en La Rosaleda las tres últimas citas se resolvieron en tablas: 1-1 ante el Almería y sendos 0-0 contra los otros dos descendidos a Segunda, Las Palmas y Deportivo.

La principal incógnita, el concurso de Adrián, parece que se puede resolver de forma favorable. El madrileño, pese a ese mal gesto ante el Córdoba que le provocó una lumbalgia, lleva trabajando con el grupo desde el jueves y no quiere perderse la cita. La previsible presencia del jugador con más goles en el equipo las últimas semanas podría retrasar de nuevo a N'Diaye al puesto de 'pivote'. En las bandas hay opciones para ver de titular al jugador más reivindicado por la afición, Ontiveros, a pesar de que su rendimiento suele ser como lanzar una moneda al aire. Tampoco sería raro ver a Mula o a Hugo, incluso a Renato, y Harper podría mantenerse en la banda izquierda. Muñiz tiene otra papeleta en la zaga, porque debe decidir entre mantener a Luis Hernández o que Diego González, este tras su sanción.

Ritmo intenso

Osasuna, que aplica un ritmo intenso, saldrá con su artillería ofensiva: 19 goles entre Juan Villar y Roberto Torres, para muchos el mejor jugador de Segunda. Más el buen golpeo de Rubén García y el desequilibrio de Rober, otro extremo llegado del Getafe (como Iván Alejo) en el mercado invernal. Son baja Kike Barka, Lillo y Luis Perea.

En el Málaga habrá que esperar al mediodía, cuando se conocerá la lista de convocados tras una sesión de activación, para confirmar si Adrián puede jugar e, incluso, Iván Alejo, que ayer ya se entrenó tras la lesión. Dados los resultados de ayer, el Málagase mantendrá cuarto si pierde, tras el tropiezo del Deportivo en Riazor ante Las Palmas y será tercero si puntúa. Además, si ganara ya tendría ocho puntos de colchón sobre el séptimo clasificado, lo que no es moco de pavo cuando quedan trece jornadas cara a asegurarse en el peor de los casos disputar una fase de ascenso.