El Málaga, sin euforia pese al espectacular inicio

Muñiz da explicaciones a un grupo de jugadores durante el entrenamiento de ayer en el Anexo./Germán Pozo
Muñiz da explicaciones a un grupo de jugadores durante el entrenamiento de ayer en el Anexo. / Germán Pozo

La plantilla retoma el trabajo tras su cuarto triunfo para preparar el partido de la Copa

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Parece claro que el Málaga de esta temporada va a tener siempre los pies en el suelo, como se puede observar ya a las primeras de cambio. Será difícil que la euforia se adueñe del vestuario de Martiricos y que ese exceso de confianza cueste al equipo puntos o derrotas en las rachas más positivas. Pese al arrollador comienzo malaguista, la plantilla ha aparcado por completo cualquier atisbo de exceso de alegría u optimismo, como ayer mismo se comprobó en el regreso a los entrenamientos de los blanquiazules sólo horas después de conseguir el cuarto triunfo en el campeonato.

La victoria contra el Tenerife no cambió nada en la mentalidad de los malaguistas y de su cuerpo técnico, más allá de aumentar la confianza y la moral. Juan Ramón Muñiz sigue hablando de las dificultades de la categoría, relativizando de alguna forma todo lo logrado debido a que el campeonato es demasiado largo y siempre es previsible que lleguen malos momentos. La euforia, sin embargo, sí puede aparecer entre los aficionados, que están disfrutando del arranque espectacular del Málaga después de una temporada, la pasada, completamente decepcionante. Los seguidores, de esta forma, vuelven a sonreír.

De hecho, el equipo blanquiazul volvió a entrenarse en la mañana de ayer, sin apenas tiempo para saborear la nueva victoria por la cercanía del siguiente compromiso. Los jugadores y el cuerpo técnico, con la lógica satisfacción del buen trabajo realizado en los partidos ligueros, tienen ya en mente el siguiente reto, que será el encuentro de la Copa de Rey que se celebrará, contra el Almería, mañana en La Rosaleda (a partir de las 18.45 horas). Será el quinto partido oficial de la temporada y también el debut en la competición copera esta campaña.

El equipo blanquiazul, sin tiempo para saborear la última victoria debido a que deberá medirse mañana en La Rosaleda otra vez al Almería

La sesión, en cualquier caso, fue muy suave para los futbolistas que fueron titulares en el choque contra el Tenerife, que realizaron en el Anexo un calentamiento sobre el terreno y después se marcharon al gimnasio para completar el entrenamiento, mientras que el resto de los futbolistas desarrollaron una sesión normal de trabajo para comenzar a apuntalar ciertos detalles para esta eliminatoria copera, que será a un solo encuentro. Muchos de los jugadores que no tomaron parte en el choque del sábado seguramente serán mañana titulares.

Y el sábado que viene el Málaga seguirá jugando en casa un segundo partido liguero. Tras el choque contra el Tenerife y el de mañana de la Copa contra el Almería, La Rosaleda albergará un tercer compromiso en una semana, en este caso contra el Córdoba. A partir de este encuentro, el equipo blanquiazul deberá afrontar un exigente desplazamiento Las Palmas, recibirá al Rayo Majadahonda y viajará al campo del Deportivo, completando así la visita a los dos rivales que, como el cuadro de Martiricos, completaron un pésimo campeonato y descendieron la campaña anterior.

Los titulares ante el Tenerife calentaron y después trabajaron en el gimnasio

Respecto al partido de la Copa de mañana en el campo malaguista, cabe recordar que todos los abonados tendrán acceso gratuito al encuentro. Aquellos que compraron el carné en junio ya disponían de entrada libre para la Copa y, en su caso, para la fase de ascenso a Primera, pero el club decidió la semana pasada que el resto de los socios también podrán acudir al partido contra el Almería sin pagar. Esto supondrá que el campo de Martiricos presentará una vez más una excelente entrada. De hecho, el sábado acudieron al estadio más de 15.000 aficionados pese al temor causado por las lluvias, aunque durante el encuentro no hubo ningún problema.

Una oportunidad para los que disponen de menos minutos

Juan Ramón Muñiz dispondrá mañana en la Copa de la primera oportunidad para comenzar a ofrecerle minutos de juego a futbolistas que han contado poco en la competición liguera y que necesitan ritmo de juego para alcanzar su mejor nivel lo antes posible. De ahí que ayer comenzara ya a trabajar con más intensidad con aquellos que no formaron parte del once titular en el anterior partido, contra el Tenerife. Son muchos los casos. En la portería no estará Munir, por lo que Kieszek y Andrés Prieto lucharán por una plaza. Y esto ocurrirá en el resto de líneas. Jugadores como Iván Rodríguez, Diego González, Boulahroud, Iván Jaime, Koné, Héctor o Hicham pueden participar en el compromiso copera ante el Almería, igual que otros que están entrando en el equipo poco a poco. Y sin olvidar que pronto estarán disponibles Juanpi o Torres, que ahora tiene algunas molestias.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos