Un Málaga con examen en dos campos de Primera

La plantilla malaguista se ejercita en La Rosaleda en las instalaciones de La Rosaleda. /Ñito Salas
La plantilla malaguista se ejercita en La Rosaleda en las instalaciones de La Rosaleda. / Ñito Salas

Un equipo con síntomas de debilidad fuera se prueba en las salidas consecutivas a El Sadar y El Molinón

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Tras los elogios al líder, autoritario como pocas veces se ha visto a un equipo de Segunda en su estadio, el Málaga se examina ahora de visitante. El calendario, algo más loco esta campaña al no ser simétrico, depara ahora dos salidas consecutivas, y ya se sabe que el Málaga no es tan contundente fuera, después de haber sufrido en cada una de sus visitas hasta el momento. A las huestes de Muñiz les toca probarse en dos campos de Primera, El Sadar (mañana, a las 18.00 horas), y El Molinón (domingo 11, a las 18.00 horas). No es casual la elección de ambos encuentros para el mismo canal, Movistar Partidazo, donde se ofrecen los mejores choques de cada jornada.

El Málaga se va a probar en dos escenarios de gran presión ambiental y de nuevo su liderato liguero puede verse amenazado, con su renta actual de dos puntos sobre el Granada, que este fin de semana visita La Romareda, y tres respecto al Deportivo, que tampoco lo tendrá nada fácil en Las Palmas. Por tanto, la duodécima jornada en Segunda presenta multitud de citas atractivas en la cabeza de la tabla.

El Osasuna se mantiene invicto en El Sadar. Superó al Córdoba, el Almería (sendos 3-1) y el Sporting (1-0), y no pasó del empate ante el Numancia (0-0) y el Elche (1-1), con lo que no va a ser nada fácil para el Málaga prolongar su senda triunfal. Aunque el cuadro pamplonés no ha comenzado a su mejor tono, reúne muchos argumentos ofensivos, con jugadores de la talla de Brandon, Xisco, Juan Villar, Rubén García, David Rodríguez, Roberto Torres o el joven Kike Barja. Sin embargo, aún no da la sensación de ser un equipo totalmente engrasado y se encuentra en plena fase de adaptación a las ideas de su nuevo entrenador, Jagoba Arrasate (sucesor de Diego Martínez).

Con 13 puntos en su haber, el Osasuna encuentra en el partido de mañana la ocasión ideal de engancharse a la zona alta de la tabla y de demostrarse a sí mismo su capacidad si sorprendiera al líder. Pero, desde la perspectiva opuesta, una hipotética derrota lo dejaría a 15 puntos de distancia en la clasificación, a al menos cinco jornadas de diferencia, una brecha casi insalvable pese a lo que queda de competición.

No es muy distinta la situación en la que se encuentra el Sporting de Gijón, este con más dudas si cabe con Baraja, que sin embargo sí pareció darle un empuje al equipo a su llegada en la segunda mitad de la pasada campaña. Sin embargo, la principal apuesta en el mercado de club, el delantero serbio Djurdjevic (procedente del Olympiacos), no ha funcionado hasta ahora y se está empezando a ver desplazado por el potente Neftali Manzambi. El cuadro asturiano, a pesar del éxito del triunfo copero ayer ante el Eibar (2-0), está teniendo sensibles dificultades en casa para ejercer el control en los partidos, ante la impaciencia de su nutrida parroquia, una de las mayores aficiones de Segunda.

Conviene no olvidar que, ante este panorama de dos salidas consecutivas, el Málaga ha mostrado carencias hasta ahora fuera de casa, donde no ha tenido aún un solo triunfo convincente y sí más de un partido sufrido. Ello a pesar de que ha tenido a algunos rivales complicados, entre ellos a los dos equipos que bajaron a Segunda también la pasada campaña, Las Palmas yDeportivo, y que se perfilan como dos de los rivales más directos por el ascenso. Además del 1-0 en Gran Canaria y el 1-1 en Riazor, en duelos muy igualados, remontó in extremis en Lugo (1-2), aguantó con ciertos problemas la renta de un gol en Almería (0-1) y fue inferior a su rival en las áreas en Elche (2-0), en su derrota más abultada del curso hasta ahora. En total, 18 de sus 25 puntos actuales se sumaron en La Rosaleda, frente a únicamente siete fuera de casa. Una desproporción. 

Harper tampoco llega a tiempo a la cita en El Sadar

El esguince de tobillo de grado 1 sufrido por Jack Harper en la víspera del choque ante el Numancia parece que también le va a impedir al delantero fuengiroleño estar mañana en El Sadar. El atacante sigue sin entrenarse con normalidad, con lo que se antoja casi imposible que pueda estar este mediodía en la relación de convocados por Muñiz para el choque en Pamplona.Asimismo, ayer el medio centro Boulahroud guardó reposo por un proceso gripal y el defensa Diego González permaneció en el gimnasio haciendo trabajo preventivo debido a unas molestias en la pierna izquierda.Estos problemas se suman a las bajas ya conocidas de Mula y Juan Carlos, y a la inactividad de Cifu, al que seguramente le queda una semana más para integrarse con normalidad en el trabajo con el grupo. Otros tres jugadores, Ricca, Adrián y Ontiveros, están apercibidos de sanción y se perderían el duelo en Gijón si ven la amarilla mañana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos