El Málaga fija sus objetivos para enero

Once inicial del Málaga en el choque contra el Granada, en La Rosaleda./Ñito Salas
Once inicial del Málaga en el choque contra el Granada, en La Rosaleda. / Ñito Salas

Maneja varios escenarios cara al mercado invernal y Caminero y Jofre ya negocian con jugadores

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El mercado invernal, como ya se sabía, siempre es muy complicado y de máximo riesgo. Los fichajes, sobre todo en Segunda, suelen llegar desde el extranjero, de equipos de Primera donde no han jugado o también proceden en algunos casos de la misma categoría. Pese a todo, partiendo con estas dificultades que obligan al club a afinar mucho más en la elección de los candidatos, el Málaga ya ha puesto en marcha la maquinaria 'fichadora' y ha fijado cuáles son sus objetivos de partida para enero, aunque estarán muy condicionados por el transcurso de los acontecimientos.

Un medio centro y un goleador cedidos o que finalicen contrato, dos de las prioridades de la plantilla ante la posible salida de jugadores

El club maneja varios escenarios que le permiten hacerse con futbolistas a un coste bajo, sin pagar por un traspaso. Los cedidos son los que tienen más opciones, pero también están en el punto de mira jugadores de otras ligas que podrían llegar libres. De hecho, el director deportivo, José Luis Pérez Caminero, y el responsable jurídico, Joaquín Jofre (actúa como un director general de la entidad), ya están negociando con algunos jugadores, si bien, según las fuentes consultadas, los acuerdos todavía no están próximos.

Los objetivos del Málaga, las posiciones que pretende reforzar, son relativamente amplios, aunque hay dos demarcaciones que parten con más prioridades: el medio centro y la delantera. Las razones de estas necesidades están claras. Por un lado, al cierre del mercado veraniego faltaba la llegada de un centrocampista, ya que a última hora se marchó Recio y no llegó un recambio. Y, por otra parte, Haksabanovic y Héctor no están disfrutando de minutos y seguramente saldrán de la plantilla, siempre que el club se ahorre toda la ficha. De ahí que el ataque tenga que reforzarse de una forma casi obligada en este caso.

Los clubes de Segunda también están muy pendientes de la posible salida de futbolistas del Reus

Y tampoco se puede descartar que llegue un defensa más. Las bajas de Juan Carlos y después Luis Hernández dejaron en el aire la fortaleza de la zaga. Llegó a última hora, tras el cierre del mercado, el central Lombán, pero las circunstancias han demostrado que el equipo necesitaba todavía más potencial atrás. Juan Ramón Ramón Muñiz dispone de una plantilla larga, en la que varios de sus futbolistas cuentan muy poco, lo que podría obligar a la dirección deportiva, en la medida de sus posibilidades, a renovar una parte de ella para afrontar el resto de la temporada con ciertas garantías.

Asimismo, el Málaga, igual que otros equipos de Segunda, están muy pendientes también en este momento de lo que ocurra con el Reus, ya que algunos futbolistas son partidarios de salir por los impagos, mientras que LaLiga pretende hacer frente a estos salarios. El conjunto catalán dispone de varios jugadores atractivos para el cuadro blanquiazul, por lo que no se puede descartar alguna llegada desde este equipo.

El tope salarial, el primer 'handicap' para los refuerzos

El famoso tope salarial es la clave para confeccionar una plantilla en el fútbol profesional, ya que LaLiga controla de una forma minuciosa las posibilidades de cada club para asignarle una cantidad máxima de gastos en jugadores y técnicos. En el caso del Málaga, en este momento, sólo podría invertir alrededor de medio millón, si bien esta cifra puede aumentar a medida que salgan futbolistas, siempre que suponga un ahorro para la entidad. De ahí que, para empezar, el club deberá partir de esta cantidad disponible y esperar a que la marcha de algún jugador suponga una rebaja en los gastos y un aumento del tope salarial. La mencionada cifra es insuficiente en este momento, ya que el caché de los futbolistas que busca el Málaga, que pueden ser titulares de inmediato en el equipo, tienen costes importantes, aunque sólo sea necesario hacer frente a las fichas, en el caso de llegar cedidos o directamente libres. Desde el club comentan que será complicado este mercado, ya que el abanico de jugadores que gusten no puede ser demasiado amplio. El objetivo, de esta forma, se centra en conseguir algunos refuerzos de máximo nivel para la categoría y a precios y condiciones adecuadas. Los trabajos se están realizando en nuestro país y también en el extranjero, pero todo sigue igual, por ahora.