El Málaga Genuine arrolla a un combinado de leyendas del club

Los componentes del Málaga Genuine y el combinado de leyendas. /Málagacf.com
Los componentes del Málaga Genuine y el combinado de leyendas. / Málagacf.com

El técnico malaguista, Víctor, y el director deportivo, Caminero, se vistieron de corto para la cita, en la Ciudad Deportiva de la Federación Malagueña

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSO Málaga

El Málaga Genuine superó esta tarde con claridad a un combinado de leyendas del club de La Rosaleda. El choque se disputó en la Ciudad Deportiva de la Federación Malagueña, en Cortijo Alto, y fue dirigido por el colegiado malagueño de Primera División Melero López.

La selección de leyendas fue especialmente relevante en esta ocasión, con el entrenador del primer equipo, Víctor Sánchez del Amo; el director deportivo del club, José Luis Pérez Caminero; su adjunto, Juan Rodríguez; otros integrantes de la misma como Manolo, y técnicos de La Academia, como el caso de Nacho, Iznata y Duda. En representación del Málaga femenino estuvieron dos de sus integrantes, Paula Fernández y Raquel.

Dirigiendo a este equipo estuvo el consejero Ben Barek, acompañado por Martín Aguilar, presidente de esta sección de leyendas. Pese al pasado en Primera o hasta en la selección española absoluta de algunos de los exfutbolistas mencionados, la derrota fue clara ante los Genuine (reforzados con Basti, de la Fundación), un equipo con discapacitados psíquicos creado esta campaña bajo el paraguas de la Fundación del Málaga y que participa en LaLiga Genuine, con representación de equipos de este tipo de casi todos los clubes del fútbol profesional.

Arriba, el once del equipo de leyendas; debajo, dos lances del juego con el técnico del Malaga, Víctor. / Málagacf.com

Los componentes del Genuine, que esa campaña ya han participado en tres viajes para competir en España e incluso jugado un amistoso ante el Newcastle, se lo pasaron en grande en este encuentro, en el que hubo mucha espontaneidad y ratos de diversión. Hasta su guardameta se incorporó con libertad al ataque para tratar de marcar sus propios goles.