El líder se atasca en Elche y sufre su segunda derrota

AGENCIA LOF

El Málaga recibe dos goles en acciones aisladas y pone en peligro la primera plaza de la clasificación

SUR

La racha triunfal del Málaga vuelve a frenarse, esta vez con una derrota por dos goles de diferencia. Sólo estuvo cómodo al comienzo. Poco a poco fue a menos ante un Elche colocado en la zona de descenso, hasta que primero perdió el control del juego y luego, en una acción aislada, recibió el tanto de Neyder. Pero en esta ocasión el once blanquiazul no contó la suerte de remontar. Dispuso de oportunidades, pero Blanco y el resto de los atacantes no estuvieron acertados ante un meta rival, Francis, soberbio. Sin la fluidez de otras veces, al final recibió un segundo gol en una falta directa a la que no respondió Munir.

Además

La inesperada derrota y la escasa fortuna en las oportunidades llevó al Málaga a su segundo tropiezo de la temporada, ambos a domicilio, lo que puede, incluso, impedirle mantenerse al frente de la clasificación si el Granada vence en Alcorcón. Tras un mal primer tiempo, la reacción en el segundo no fue suficiente para equilibrar el marcador pese a volcarse al final sobre la meta contraria. El Elche intentaba aguantar, perder tiempo, hasta los instantes finales, con cierta holgura por la ventaja ya de dos goles.

Muñiz apostó de entrada por el equipo más previsible. Utilizó a los dos internacionales y dio continuidad al bloque más habitual, dejando en el banquillo a Pacheco y utilizando en los extremos a Juanpi y Ontiveros. Y el choque arrancó bien, con el control de los blanquiazules ante un Elche temeroso y muchas carencias arriba, sin apenas opciones de llevar peligro a la meta de Munir. Aparecieron las primeras opciones para los visitantes y una gran oportunidad de Blanco, que falló cuando estaba solo ante el meta contrario. El pase había sido de Juanpi. Eran los mejores momentos de un Málaga que fue a menos poco a poco a lo largo del primer periodo.

La presión blanquiazul comenzó a ser infructuosa y el Elche se adueñaba poco a poco de la posesión y del juego. Las llegadas locales eran cada vez más profundas, sin presentar todavía un peligro inminente. El Málaga estaba ya incómodo sobre el campo, sin acercarse ya a la portería contraria con fluidez, con posibilidades de generar peligro. Y pronto aparecieron los primeros avisos sobre el área blanquiazul, hasta que llegó el tanto del Neyder Lozano en un centro en el que la defensa malaguista no estuvo demasiado fina. El cabezazo era complicado para Munir.

Sin grandes méritos por parte del Elche, que apenas había inquietado, el marcador estaba en contra de los malaguistas. En los minutos que quedaban hasta el descanso, el cuadro de Muñiz apretó un poco más, aunque sin opciones para la igualada. Pero todo cambió en la reanudación, con el conjunto blanquiazul volcado sobre el área de un rival que ya pretendía mantener la ventaja, sin arriesgar lo más mínimo. El técnico visitante intentó refrescar el ataque con Héctor, dejando a Harper en la caseta.

Lo peor para el equipo blanquiazul, sin embargo, estaba a punto de llegar: Borja Martínez envió un lanzamiento de falta directamente al fondo de las mallas. Munir estaba un poco adelantado y el Elche logró el segundo gol, una losa muy pesada para un Málaga que intentaba reaccionar sin gran éxito. Muñiz cambió a los dos extremos y dio entrada a Hicham y Pacheco. La lucha contra el marcador y las pérdidas de tiempo eran una constante para los visitantes, que presionaban en todas las zonas del campo, dejando algunos huecos para los locales.

Opinión

La situación se complicaba ante la cercanía del final del choque. La ventaja de dos goles era demasiado grande para un Málaga que no acababa de romper la defensa local. El equipo de Muñiz se estrelló una y otra vez contra un Francis muy acertado. Pacheco revolucionó el equipo y dispuso de varias oportunidades, pero ya nada cambió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos