El Málaga, en el momento ideal

Los jugadores del Málaga, en el entrenamiento, este martes/SALVADOR SALAS
Los jugadores del Málaga, en el entrenamiento, este martes / SALVADOR SALAS

El equipo blanquiazul llega a los difíciles 'play-off' con casi todos los factores favorables

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El viento sopla a favor del Málaga, lo que ofrece esperanza y llena de ilusión a los aficionados. Todos los factores son propicios en este momento, aunque los 'play-off' siguen siendo de extrema dificultad. Serán, pese a todo, eliminatorias en las que un pequeño detalle puede marcar las diferencias, obviado el momento de forma de cualquiera de los aspirantes al ascenso. Pero el equipo de Víctor, sin embargo, llega en una situación ideal, en plena progresión y con las ventajas añadidas que supone disputar esta competición como tercero. El equipo blanquiazul accede a esta determinante fase como siempre deseó el entrenador, si bien esto no supone ninguna garantía.

El cambio de entrenador se ha convertido con el paso de las semanas en la clave de la reacción final del cuadro de Martiricos. La motivación transmitida por el técnico madrileño ha surtido efecto por completo, como se puede observar. Víctor ha sido finalmente el revulsivo que se buscaba para que el Málaga se haya podido reactivar en apenas dos meses. Esto ha facilitado que lleguen los buenos resultados, consiguiendo nada menos que 19 puntos en estos ocho encuentros (tres de ellos los sumó sin jugar, ya que correspondían al partido contra el desaparecido Reus).

Espectacular racha final 

La espectacular racha en este periodo, además, ha estado acompañada de otras novedades. La más destacada se centra en la mejora de la capacidad goleadora del equipo, que ha superado claramente los dos tantos por encuentro. Este cambio es muy determinante, ya que la falta de gol se había convertido en una de las grandes carencias del cuadro blanquiazul. En este periodo llegaron diecisiete dianas, con varias goleadas importantes. Esta trayectoria final ha llegado, además, de mal momento anterior, que llevó, incluso, al equipo a la séptima plaza, posición que ocupó sólo una jornada.

Pero con el viento a favor, el Málaga también ha conseguido otros 'logros' que dependían más del paso del tiempo, y que ahora pueden jugar un papel destacado, como es la recuperación de ciertos lesionados. Casi todos los jugadores van a estar a disposición del entrenador en los 'play-off', pero cabe señalar que los restablecimientos de Koné, Juan Carlos o Pacheco pueden resultar determinantes en esta fase de ascenso. De todos ellos se esperan en el Málaga grandes actuaciones. Y el entrenador ha intentado en los anteriores encuentros ofrecerles minutos para que llegaran con el ritmo de juego mínimo para esta competición.

Los buenos resultados, el estado anímico, la recuperación de la capacidad goleadora y el regreso de los lesionados ofrecen una situación óptima al once de Víctor

Las numerosas salidas de la enfermería amplían la plantilla disponible y ofrece alternativas a Víctor en un momento clave y también delicado, ya que no podrá contar con uno de sus mejores hombres: N'Diaye. Para sustituir al senegalés, que se marcha con su selección a la Copa África, hay varios candidatos, aunque los perfiles son distintos. Víctor cuenta para esa plaza con los recuperados Pacheco, Erik Morán y hasta con Koné, además de Boulahroud.

Todos los factores están controlados y parecen favorables. El Málaga llega en una situación perfecta, aunque ahora queda ratificar ese buen momento mañana en Riazor y después en La Rosaleda es esta primera eliminatoria. El equipo retoma hoy los vuelos chárter para viajar esta tarde a La Coruña, donde el Deportivo lo espera mañana a las 21.00 horas. El último precedente llegó en la primera vuelta del campeonato, cuando ambos equipos empataron a uno. El equipo blanquiazul llegaba a tierras gallegas como líder y hoy lo hará como el mejor clasificado de los aspirantes a subir.

Detalles

-Espectacular racha con Víctor. En las ocho jornadas con el nuevo entrenador, una derrota, un empate y seis triunfos (uno sin jugar).

-Máxima motivación y cambio de dinámica. El equipo tiene ahora toda la confianza y la moral alta.

-Más gol que nunca. En la 'era Víctor' el Málaga cambia el rumbo y marca más de dos goles por partido.

-La plantilla, sin apenas bajas. El equipo llega con varios jugadores recuperados y un grupo amplio.