El Málaga pretende que Muñiz pueda contar con las dos incorporaciones ante el Reus

Caminero y Muñiz conversan durante un entrenamiento. /Ñito Salas
Caminero y Muñiz conversan durante un entrenamiento. / Ñito Salas

El club trabaja para que el centrocampista y, sobre todo, el delantero centro estén a disposición del entrenador a comienzos de la próxima semana

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El próximo martes se abre el plazo para tramitar altas y bajas. Es decir, el mercado invernal. Y para esa fecha, el 1 de enero, el Málaga espera que el entrenador, Juan Ramón Muñiz, pueda tener a sus órdenes a los jugadores que pretende incorporar para la segunda parte del campeonato, las 23 jornadas restantes en la Liga de Segunda División.

Esta semana se anuncia movida en las oficinas de La Rosaleda. Es obvio que para cerrar cualquier negociación antes se ha producido el necesario trabajo de campo y se han llevado a cabo numerosos contactos. Pero el Málaga cuenta con una ventaja: no sólo tiene los objetivos claros en cuanto a las posiciones a cubrir, sino que además maneja un perfil muy definido de los futbolistas que pretende.

A estas alturas ya no es nuevo reseñar que el Málaga busca un centrocampista de contención y un delantero centro. Eso sí, en estos momentos la prioridad es el atacante, porque, pese a que el equipo ha marcado en 14 de las 19 jornadas, acusa falta de gol e incluso de ocasiones. Y en este aspecto el juego se ha convertido en demasiado previsible y, por consiguiente, más fácil de neutralizar por parte de los rivales.

El tope salarial marca el camino: Al-Thani se gastó en un extremo para el filial el 40 % del remanente del club

El Málaga maneja varias opciones para reforzar esa posición de 'nueve', aunque en este aspecto el propio entrenador ha sugerido la conveniencia de incorporar a Seleznyov, un futbolista con el que ya coincidió dos años y medio en el Dnipro, cuando el asturiano estuvo como segundo entrenador de Juande Ramos entre finales de 2010 y 2014 (también con el actual segundo técnico malaguista, Álvaro Reina). Futbolista de 1,85 metros y 33 años (cumplidos en julio) y que siempre ha brillado como goleador, 'el ucraniano' –como se habla de él internamente– no cuenta en su actual equipo, el Akhisar turco, si bien ha marcado tres goles en los únicos siete partidos de Liga disputados. Aunque su ficha es inasumible para la entidad de Martiricos, el ariete ya ha mostrado su absoluta disposición a venir y para ello daría facilidades económicas. También se ha tanteado a Guardiola, delantero del Getafe al que Muñiz tuvo a sus órdenes en el Alcorcón (aunque entonces jugaba como extremo), y por el que también están interesados otros dos clubes de Primera.

Recambio de garantías

También es cierto que el delantero es prioritario porque el interés en un centrocampista está condicionado sobre todo por la necesidad de contar con un recambio de garantías para N'Diaye en lo que queda de Liga y muy especialmente en el mes de junio. El internacional senegalés participará con su selección en la Copa África –en una sede que aún no está definida por la renuncia de Camerún el pasado 30 de noviembre– y el Málaga no podría contar con él en caso de disputar los 'play-off' de ascenso a Primera. A priori se busca un futbolista más especialista en la contención (es decir, un '6'), pero tampoco es descartable que también pueda jugar de '8'. Para que el aficionado lo tenga claro, un futbolista del perfil de Apoño, que fue un recurso muy importante para Muñiz en la segunda vuelta hace once temporadas, en el último ascenso a la élite.

Todos los movimientos van a estar condicionados por el tope salarial. El Málaga no apuró en agosto con el fin de reservarse una cantidad importante para las necesidades que pudieran surgir durante los primeros cuatro meses de competición. No obstante, el presidente, Abdullah Al-Thani, decidió fichar por su cuenta a un joven extremo para el filial (Youssef), lo que supuso que el remanente se redujera en un 40 por ciento. Como desveló este periódico semanas atrás, el margen de maniobra es escaso, apenas medio millón, por lo que será necesario sacar a algunos jugadores (con el consiguiente ahorro en sus sueldos) para que esa cifra se incremente y el club pueda picar un poco más alto. En la rampa de salida se encuentran el delantero Héctor, el extremo Haksabanovic y el centrocampista Boulahroud.

Seleznyov, ucraniano y recomendado por Muñiz, es una opción factible como 'nueve'

El objetivo del club se centra en que Muñiz pueda tener ya a sus órdenes a los futbolistas incorporados la semana que viene, muy especialmente al delantero. Conviene recordar que la plantilla disfruta de vacaciones hasta el 31, cuando se reanudará el trabajo, aunque todos los componentes deberán pernoctar en Málaga el día 30. La Liga se reanudará en Segunda el domingo 6, día de Reyes, a las 20 horas en La Rosaleda frente al Reus, sumido todavía en una enorme incertidumbre aunque en principio sin riesgo de que se consume finalmente la amenaza de retirada por parte de sus jugadores hace apenas dos semanas.