El Málaga quiere fichar a otro delantero

Muñiz da instrucciones a los jugadores durante el entrenamiento de ayer en el estadio de atletismo./Germán Pozo
Muñiz da instrucciones a los jugadores durante el entrenamiento de ayer en el estadio de atletismo. / Germán Pozo

Analiza la posibilidad de sustituir fuera de plazo al lesionado Koné, siempre que LaLiga lo autorice

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El Málaga quiere fichar a otro delantero que sustituya al lesionado Koné, pero habrá que ver en los próximos días si puede hacerlo. Los clubes puede realizar incorporaciones fuera de plazo (sólo en el mercado nacional) si alguno de sus futbolistas sufre una larga baja, de cinco o más meses, requisito que podría cumplir el ariete marfileño cedido esta temporada por el Leganés y que pasó por el quirófano días atrás. De ahí que el club esté ahora a la espera de disponer de un informe definitivo sobre el periodo de restablecimiento que necesitará el jugador, para después trasladarlo a LaLiga para que esta dé su conformidad o, en su caso, lo rechace.

El proceso está en su fase inicial, a la espera de conocer toda la información necesaria para solicitar el permiso para hacer una nueva incorporación, como comentó ayer el propio Juan Ramón Muñiz. «¿Acudir al mercado? Estamos esperando para ver si podemos fichar. No lo sabemos todavía», destacó el entrenador. En tal caso, el club deberá pasar después a la segunda fase: ¿puede y debe fichar? Parece que los planes pasan por hacerlo, si es posible, pero el Málaga tendrá que analizar si dispone de recursos tanto presupuestarios como en el tope salarial y, sobre todo, si cuenta con algún candidato asequible que pueda mejorar lo que hay ahora (en tal caso, la operación no podrá tener carácter internacional, sino sólo nacional).

Grave lesión

Muñiz, asimismo, analizó los problemas de Koné, que cayó lesionado cuando mejor estaba y seguramente ya no volverá a jugar esta campaña tras pasar por el quirófano. «La situación es complicada. La baja puede ser de cuatro o cinco meses, no sabemos con exactitud. Comentaron que cuando lo operaran irían viendo cuál era el alcance. Por eso no se informó tras la intervención. Creo que no vamos a poder contar con él en lo que queda de temporada, aunque esperamos el informe para saberlo con más precisión», explicó el técnico asturiano.

«Estamos a la espera de saber si podemos fichar, no lo sabemos todavía», destacó ayer el propio Muñiz al referirse a la larga duración de la baja del ariete marfileño

El club completó después de la rueda de prensa de Muñiz la información sobre la operación realizada a Koné esta misma semana, que quedó así: «Intervenido de una rotura completa en el tendón recto anterior de la pierna izquierda». El jugador, es esta manera, pasó por el quirófano el pasado miércoles en la clínica Mompía de Santander. El doctor encargado de la intervención fue Cruz Cámara.

Otra complicación a la que se enfrenta el club con un fichaje más se centra en la amplitud de su plantilla. En la actualidad, incluyendo a los lesionados de larga duración, a los cuatro filiales fijos en el primer equipo y hasta el portero Cenk Gonen, el Málaga cuenta ya con 29 futbolistas. Uno más redondearía la cifra y dispondría de una treintena de jugadores. Este gran número de futbolistas, sin embargo, no considera que sea un problema el director deportivo del club, José Luis Pérez Caminero. De ahí que la posibilidad de que llegue un refuerzo más está abierta, a la espera del permiso de LaLiga y las posibilidades que ofrezca ahora el mercado.

Muñiz: «El que se confíe, pierde; los de abajo son tan buenos como los de arriba»

Juan Ramón Muñiz hizo ayer un repaso general a la situación del Málaga y analizó el próximo encuentro, el que se jugará el domingo en el Cerro del Espino contra el Rayo Majadahonda (a las 18.00 horas). En relación a este compromiso, el técnico explicó: «»Asequible no hay nada. Nosotros tenemos presión por arriba y ellos, por abajo. Los dos tenemos presión. Lo equipos de abajo van a sorprender mucho. Hay que ser conscientes de que los de abajo son tan buenos como los de arriba. Confianza, ninguna. El que se confíe, pierde».

El asturiano volvió a insistir en su llamamiento para cuando el equipo juegue en casa, que será la semana que viene contra el Deportivo. «Ahora tenemos que dar ya el ciento por ciento. Los que mejor se adapten tendremos más posibilidades. Hay partidos en casa contra equipos de arriba (después llegará Osasuna). Por eso hablar del ambiente siempre es importante. Tiene que servir para que el equipo vuele. Para ninguno es igual estar en una categoría o en otra. Entre todos tenemos que intentar conseguirlo. Necesitamos de la gente. Entre todos somos más fuertes», destacó.

También analizó la situación de algunos jugadores que no están contando en los últimos encuentros, como Ontiveros o Pacheco, y se referió al próximo rival, que suele disponer de mucha posesión en sus partidos. «Le podemos hacer daño intentando quitarles el balón, porque les gusta las posesiones largas y de toque de balón», señaló, a la vez que se referió al césped del Cerro del Espino, donde se celebrará otro encuentro poco antes: «Nosotros vamos con la intención de ganar. No podemos ir a excusarnos si no salen bien las cosas. No vamos a decir que está mal el campo. Pero en una buena liga y muy igualada no debería ocurrir esto. Tenemos que intentar hacer nuestro partido para ganar. Pero no es normal. Se puede evitar esa situación porque puede perjudicar a los los dos equipos. Y también al espectáculo. No podemos pensar en el campo, pero no me imagino un Madrid-Barça en estas circunstancias».

Muñiz también mostró su contrariedad por la ausencia de más de dos semanas de Boulahoroud, que sigue en Marruecos resolviendo sus problemas de visado, sin poder volver en este momento. «Nos sorprende mucho, muchísimo. Le dijeron que estaba en 24 horas; no sé si es de aquí o de allí el problema, y las noticias que me llegan a mí es que puede estar allí bastante más. Es un problema de visado que tendría que haber estado solucionado antes de marchar», indicó.

Y también se refirió a la ausencia de Blanco, que no estará en el próximo encuentro al tener que cumplir un partido de sanción: «Todas las bajas son importantes. Por eso hemos traído a más jugadores, y creemos que los que han llegado tienen un buen nivel. Eso es lo que se intentó corregir en el mercado invernal. Para esa posición tenemos dos futbolistas (Harper y Seleznov) y alguno más puede hacer esa función. Esperamos que esta baja no cause un grave problema y que el equipo funcione bien, aunque no sea con las mismas características que hasta ahora».