El Málaga recupera la sonrisa

Víctor charla con Ontiveros, ayer en el entrenamiento. /GERMÁN POZO
Víctor charla con Ontiveros, ayer en el entrenamiento. / GERMÁN POZO

El 'efecto Víctor' funcionó a las primeras de cambio, lo que ofrece confianza en la vuelta al trabajo

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El Málaga ya parece otro equipo, alejado de las dinámicas negativas e instalado de nuevo en un tiempo récord en el camino la esperanza y la ilusión. El cuadro blanquiazul recupera la sonrisa tras varios meses de sufrimiento y hasta de una progresiva ansiedad. Los futbolistas regresaron ayer al trabajo después del sonado triunfo en Alcorcón, asustando a todos los rivales directos, y después de dos días de merecido descanso. La alegría contenida fue la nota dominante del cuerpo técnico y del resto de los profesionales, que saben de las dificultades del objetivo final y de que un solo triunfo tampoco aporta la solución definitiva, pero todos han percibido el cambio de rumbo, una reacción a lo grande que deberá consolidarse en los siguientes compromisos.

El objetivo se centra ahora en alargar el revulsivo del nuevo técnico al sábado en La Rosaleda ante el Mallorca para recuperar las opciones y la ilusión

El 'efecto Víctor' funcionó a las primeras de cambio, en el debut del técnico madrileño al frente del banquillo blanquiazul. Al triunfo en Alcorcón se le unió la solvencia con la que lo consiguió y el mensaje de fortaleza que traslada el marcador en forma de motivación y moral. De ahí que la sesión de trabajo de ayer fuese distinta, más tranquila y relajada, pero con la mente puesta ya en el importante choque del sábado en la Rosaleda, a partir de las 16.15 horas. Será una nueva final en la lucha por mejorar posiciones y mantener las aspiraciones de ascenso directo, siempre que fallen los primeros clasificados en esta recta final del campeonato (quedan siete partidos, seis para el Málaga, que sumará los puntos sin jugar frente al desaparecido Reus).

El objetivo del ascenso se centra ahora a corto plazo en alargar el revulsivo del debut del entrenador y comenzar a adaptarse al 'librillo' del nuevo técnico. El plan, pese a las conocidas dificultades, estará centrado en sumar todos los puntos en juego, lo que acercaría al conjunto de Martiricos a la meta del ascenso. El resto de los marcadores, sin embargo, no fueron propicios por arriba para el Málaga en la jornada anterior, por lo que los hombres de Víctor tendrán que esperar y seguir sumando para ver si sus rivales ceden puntos y posiciones en la tabla.

La confianza ahora es máxima entre los futbolistas, que vieron cómo fueron capaces de arrasar a un rival tan complicado en su campo como el Alcorcón. Y el jugador más destacado de ese encuentro, Ontiveros, se perfila como uno de los grandes protagonistas de lo que queda de competición. En la imagen que ilustra esta información se observa a Víctor charlando con el marbellí durante la sesión de trabajo celebrada ayer en el estadio de atletismo. El técnico pretende que el grupo funcione como tal y que esto ayude a conseguir los objetivos de la entidad.