El Málaga, con sólo once profesionales alineables cara a su debut ante el Racing de Santander

Juan Carlos, ya recuperado de sus molestias, ayer en el entrenamiento del Málaga/GERMÁN POZO
Juan Carlos, ya recuperado de sus molestias, ayer en el entrenamiento del Málaga / GERMÁN POZO

Con la buena nueva de Luis Hernández y Juan Carlos ya recuperados, se confía en novedades en las salidas en las próximas horas para enmendar la precaria situación

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El Málaga encara los días previos al estreno liguero sin que trasciendan novedades que puedan desbloquear algo su preocupante situación económica y deportiva, que a día de hoy le llevaría, si no cambia nada, a comenzar el torneo en Santander sin delanteros puros, con solamente once profesionales alineables (Munir, Cifu, Luis Hernández, Lombán, Diego González, Juan Carlos, Renato, Boulahroud, Adrián, Ontiveros y Dani Pacheco) y teniendo que incluir en la convocatoria a siete canteranos, algunos de ellos asiduos en el equipo desde la pasada campaña, pero sin un contrato de la primera plantilla (con un dorsal superior al '25').

Ante los acontecimientos, gran parte de la atención se centró en la vuelta al trabajo del equipo tras el fin de semana. La gran novedad fue el regreso de Luis Hernández, que no había hecho ningún entrenamiento hasta ahora con el grupo debido a un esguince de rodilla poco antes de la pretemporada. Además, Juan Carlos pudo entrenarse con normalidad tras unos días con molestias que le llevaron a perderse los dos últimos amistosos. Si bien parece difícil que el central se ponga en forma en tan poco tiempo para ser titular, el lateral podría ser la novedad en el once respecto al que probó Victor Sánchez del Amo el sábado (1-0 en Cádiz). Y es que a día de hoy hay diez futbolistas que no podrían estar en Santander, todos por el problema del control económico de LaLiga: Iván, Mikel, Luis Muñoz, Rolón, N'Diaye, Juanpi, Keko, Mula, Okazaki y Santos.

El Málaga tiene formado un tapón en las inscripciones al no haber dado salida a tiempo a un determinado número de jugadores para ampliar su salario Liga, ya sea con el dinero obtenido de los traspasos o también por liberar espacio al ahorrarse las fichas de los que salgan. Actualmente tiene acordadas o ultimadas las salidas de Jony (Lazio), Ricca (Brujas), Santos (con una propuesta del Huesca), Diego González (oferta de Osasuna) y Ontiveros (importante operación de más de siete millones de euros al Villarreal).

La situación podría cambiar en las próximas horas si se desbloquea alguna operación

Todas estas opciones que bloquea Al-Thani, al no ofrecer su firma autorizada, liberarían espacio para nuevas inscripciones que siguen sin poder realizarse al haber un claro exceso respecto al limite de coste de la plantilla. En este capítulo de altas hay que incluir tres tipos de situaciones: los de cedidos que han regresado y no pueden ser inscritos (Mikel, Luis Muñoz, Keko, Juanpi, Rolón y Santos), con el caso especial de N'Diaye, que en realidad es una cesión de dos años, pero parece contabilizar como similar a los otros; el de los fichajes (Okazaki), y el de canteranos a los que, tras haber superado su edad sub-23, se les tiene que firmar un contrato profesional, como es el ejemplo de Iván y Mula.

Como se puede comprobar, ninguno de ellos tuvo protagonismo en el amistoso de Cádiz, y alguno ni siquiera viajó a la Tacita de Plata con la expedición. A día de hoy una de las principales dudas está en torno a Ontiveros, que tiene un acuerdo para irse al Villarreal y que si juega supone exponerse a un riesgo de lesión que podría frustrar la operación, clave por otra parte en la viabilidad de la planificación.

Así las cosas, a Víctor le quedan once profesionales y un grupo de canteranos para componer la expedición a Santander. Si se decide reservar a Ontiveros, en el once titular habría seguramente ocho integrantes de la primera plantilla, con el apoyo de tres efectivos con un dorsal superior al '25'. El riesgo real estaría en la presencia en algún momento de cuatro futbolistas de este tipo en el campo, ya que una hipotética tarjeta roja a alguno de los siete profesionales llevaría al Málaga a incurrir en alineación indebida. De esta forma, en la convocatoria, con once fichas profesionales, el margen de maniobra para el entrenador cara a las sustituciones es reducido.

Solucionable aún

En todo caso, el Málaga tiene argumentos para desbloquear la situación y no llegar de una forma tan precaria al choque ante el Racing. Incluso podría estar a tiempo de incluir a Okazaki. De hecho, en las próxima horas y antes del viernes podría haber novedades. Cabe recordar una cuestión, al margen de la mencionada en relación al alivio que implicarían los traspasos o salidas de jugadores: en su normativa sobre el control económico de los clubes, LaLiga permite que las entidades incrementen en un cierto margen su tope salarial exigido. En concreto se permite hacerlo en una cantidad que asciende al 25 por ciento de la diferencia entre el límite para la plantilla la pasada campaña y el de esta. En el Málaga, que tuvo 25,2 millones de euros de tope el pasado curso, se cree que esto da posibilidad de gozar de cerca de cuatro millones de euros adicionales.

Hay que recordar también que el Málaga ya tuvo cinco jugadores sin poder ser inscritos el pasado verano en las dos primeras jornadas (Lacen, Boulahroud, Dani Pacheco, Koné y Haksabanovic). En esta ocasión la lista se duplica, con la salvedad de que se produzcan novedades al respecto en las próximas horas.

La situación del Málaga

Once profesionales alineables:
Munir, Cifu, Luis Hernández (lesionado todo el verano y que reapareció ayer), Lombán, Diego González, Juan Carlos, Renato, Boulahroud, Adrián, Ontiveros y Dani Pacheco.
Regresados de cesiones y no inscritos:
Iván, Mikel, Luis Muñoz, Rolón, N'Diaye, Juanpi, Keko y Santos.
Fichado y no inscrito:
Okazaki.
Dos canteranos que pasan al primer equipo y no inscritos:
Iván y Mula.
La posible alineación en Santander:
Munir; Cifu, Lombán, Diego González, Juan Carlos; Renato, Keidi, Ramón o Boulahroud, Hugo; Adrián y Dani Pacheco.
Posible resto de la convocatoria del partido en Santander:
Kellyan (o Gonzalo), Luis Hernández, Cristo, Boulahroud o Ramón, Hicham, Iván Jaime y Ontiveros.