En el Málaga, tardanza, parsimonia y cachaza

Mientras ni salen ni llegan jugadores, algunos se escapan como los metas Álvaro Fernández y Kieszek

Rolón, durante el entrenamiento de ayer. /Salvador Salas
Rolón, durante el entrenamiento de ayer. / Salvador Salas
Paco Cañete
PACO CAÑETE

Quiero pensar que en el Málaga se hacen las cosas con parsimonia, con calma o tranquilidad. Pero que se hagan sin llegar tarde. Empezamos por la composición de la plantilla. De momento, lo único que se anuncia oficialmente es la incorporación de Kellyan, Ramón e Iván Jaime a la plantilla, procedentes de los equipos base del club, de donde ha volado el meta Álvaro Fernández. Se ha comprometido con el Celta, en tanto que en La Rosaleda han quedado compuestos y sin el prometedor jugador internacional juvenil.

Otro guardameta que se ha marchado es Kieszek que, cansado de esperar, ha fichado en el Río Ave portugués, séptimo clasificado en la liga de Primera División. En la temporada pasada, el meta polaco, con buenas referencias, llegó cedido por el Córdoba. Sólo estuvo en 5 partidos, en los que causó una excelente impresión. Encajó un gol, de penalti y en La Rosaleda. Se ha comentado que el Málaga pretendía su fichaje en propiedad. Kieszek no ha esperado y vuelve a la competición que ha disputado ocho años. Total, que ayer se incorporaron los malaguistas para cumplimentar el reconocimiento médico y mañana, a Estepona para la preparación de la pretemporada. Esto marcha y espero que no nos coja con los brazos cruzados. Más de 30 jugadores forman al día de hoy el plantel. Una barbaridad. Por lo menos sobran 10 elementos. Y de, llamémosle refuerzos, cero patatero… De momento...

De la parsimonia pasamos a la cachaza, que es la tranquilidad excesiva cuando se realiza un trabajo. Ni pregunten por las obras de La Academia, de la ciudad deportiva. Le repetirán que el club sigue esperando 4,5 millones por la venta de la parcela recibida por el Málaga como permuta por los terrenos de El Viso. Si pasan por la zona de Arraijanal verán el esqueleto de la obra, sin más, parada desde hace meses. La empresa constructora gastó en el trabajo la cantidad correspondiente a una inversión publicitaria. De haber continuado el ritmo de construcción, en este mismo verano ya podrían entrenar, no que los equipos base han vuelto a El Viso, que ya no pertenece al club. ¿Dónde, cómo y cuándo hay que preguntar por la reanudación de esta construcción?

Continúan los ensayos para el VAR en Segunda. Todo queda en los colegiados de esta categoría. Atención: La sala de VOR donde está el VAR se encuentra en Madrid, zona de Las Rozas. El cableado, como sucede en Primera, va a los campos de la red en Segunda. El VAR dispone de las transmisiones de cada cámara de televisión, aunque usted sólo vea durante el partido las que elige el realizador de su televisión. Pero todas van a parar a Madrid. Por cierto, ¿por qué no se toman con seriedad las escaramuzas, llaves, derribos, empujones y demás triquiñuelas que se realizan en los lanzamientos de córners, o en las faltas laterales próximas al área? Se acabarían con los peligrosos codazos y con tanta y variada marrullería.

El Málaga tiene que vender, lo dijo hasta el presidente de la Liga Profesional. Tiene que equilibrar el llamado tope salarial. Ontiveros está en el mercado. El Villarreal aprieta. Su cláusula de rescisión estaba en 7,5 millones de euros tras el descenso del equipo a Segunda, pero el Málaga lo ha puesto después en 15 millones. Creo que el entorno del futbolista no está conforme. Veremos… El problema es que en la plantilla no figuran muchos jugadores traspasables. Se habla de Luis Hernández, pero una cosa es la oferta y otra la demanda.

En el Málaga, a más de uno le dolerá la cabeza de tanto pensar, porque la situación económica, con el equipo en Segunda, no es ni parecida a la de esa larga racha que hemos disfrutado en la División de Honor. Hace unos días dije que resulta más importante que nunca, la respuesta de los aficionados suscribiendo abonos. No es la fórmula para llegar a completar el tope salarial, pero sí una importante ayuda de los malaguistas. La afición ya ha llegado a la mitad de los 20.000 del año pasado. Veremos...