El Málaga vuelve a tener a tiro el liderato

La buena ocasión de que dispuso Ontiveros el sábado, en un potente chut cruzado. /Agencia Lof
La buena ocasión de que dispuso Ontiveros el sábado, en un potente chut cruzado. / Agencia Lof

Su triunfo en Mallorca y los resultados favorables en otros partidos lo dejan a dos puntos de la cabeza

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El Málaga vuelve a tener a tiro el liderato, después de una jornada muy propicia y en la que ha logrado darle un vuelco a la preocupante dinámica de resultados con la que llegaba a Son Moix. Sin embargo, en Mallorca, en un duelo muy reñido, puso fin a su mala racha a domicilio (1-2), con seis partidos sin ganar (más de tres meses) y se ha situado otra vez en una posición privilegiada en la clasificación. Aunque sólo ha ganado una plaza (de la quinta a la cuarta), se queda a únicamente dos puntos del primero, que ahora es el Granada (34), después de que sorprendentemente el Alcorcón (33) fallara ayer en Santo Domingo ante el Reus (0-1).

La lectura es triple. En primer lugar, el Málaga ha invertido la tendencia, pues cabe recordar que llevaba también dos derrotas seguidas por primera vez en el campeonato antes de ganar el sábado. En segundo lugar, mantiene un ritmo de ascenso directo, pues se proyecta a 79 puntos al final del campeonato, y en las dos últimas décadas sólo en cuatro ocasiones no habría sido suficiente para acabar entre los dos mejores y subir por la vía rápida.

Pese a su mala racha fuera, ya rota, y a las dos derrotas seguidas antes de ganar en Son Moix, los de Muñiz acarician de nuevo la primera plaza

En la última década, sólo en otra temporada había ya cinco equipos con 30 o más puntos

En un tercer término, su irregular trayectoria en las últimas semanas no ha sido óbice para que el Málaga se haya colocado ahora de nuevo, gracias a un buen resultado, a tiro del liderato. Podría lograrlo de carambola ya este próximo fin de semana si derrota al Cádiz en La Rosaleda el viernes (21.00 horas), perdiera el Granada (recibe al Oviedo) y no ganaran ni el Deportivo (juega en Riazor ante el Zaragoza) ni el Alcorcón (visita al Osasuna).

Buen ritmo

Más allá de que la carambola es harto improbable, la principal conclusión es que el Málaga, al margen de la situación de sus rivales, muestra un comportamiento que de mantenerse toda la temporada debería llevar a un final feliz. Es cierto que sus partidos se resuelven tras pequeños detalles, como la mayoría de los de la categoría, pero la mejor prueba de que se puede ser optimista es que sus fallos no le dejan nada descolgado.Al contrario. A estas alturas sólo dos conjuntos han sumado más. Y no es, ni mucho menos, un campeonato de Segunda en el que los equipos de la zona alta caminen a paso de tortuga. De hecho, sólo una vez en la última década (en la Liga 2012-13) había ya cinco equipos con al menos 30 puntos, como ahora.

Dos jugadores clave, amenazados de castigo

La tarjeta amarilla que vio en Son Moix Gustavo Blanco deja al Málaga con dos jugadores clave de su esquema, N'Diaye y el delantero argentino, apercibidos de sanción.De hecho, son ahora los únicos en esa situación, porque Iván y Diego González totalizan tres amarillas. Para el cuadro de La Rosaleda sería un grave contratiempo que las sanciones de ambos jugadores, casi inevitables con veinticinco partidos por delante, coincidieran en la misma jornada, lo que ya sucedió en Gijón con Adrián, Ontiveros Ricca, que cumplieron ciclo de tarjetas en el mismo choque.

El último fin de semana fue una muestra clara de lo que cuesta ganar en Segunda, con empates y ttriunfos por la mínima casi a partes iguales. El Deportivo dilapidó un 2-0 que parecía fiable tras un gran inicio y no ganó al Numancia (2-2), y el Albacete tampoco venció tras remontar el primer gol del Osasuna (otro 2-2). Ni siquiera el Alcorcón cumplió con las quinielas ante el Reus, lastrado por una temprana expulsión (0-1). Hasta Las Palmas sucumbió en Lugo (4-2).

El Málaga salió tan bien parado por su triunfo porque entre los de arriba sólo cumplió el Granada (0-1 en Tarragona) y el Cádiz, que se presenta el viernes en Martiricos con la mejor racha del campeonato, siete victorias seguidas. Llegó a estar a quince puntos del Málaga tras la novena jornada, y otras nueve después podría adelantarlo si se lleva el derbi de La Rosaleda.