Manuel Pellegrini: «Siempre llevo a Málaga y al Málaga en mi corazón»

Manuel Pellegrini. /AFP
Manuel Pellegrini. / AFP

Esta mañana se inaugura una rotonda que lleva el nombre del mejor técnico malaguista de la historia, que se siente «muy agradecido»

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Hoy es un gran día para Manuel Pellegrini. Pero también para toda su familia, desde su mujer, Carola, a sus nietos. El Ayuntamiento de Málaga inaugurará una rotonda con su nombre. Han pasado cinco años desde que se adoptó la decisión, pero el entrenador chileno nunca le ha dado importancia a la demora. «Siempre recibo el reconocimiento de Málaga cada vez que vengo por el cariño y el aprecio de todos. Ya llegará el momento», recalcaba hace año y medio a uno de sus más cercanos cuando este le sugería que todo había quedado en el olvido. Y el momento es hoy, a las 11.15 horas, en la confluencia de las avenidas Valle Inclán y Luis Buñuel (en la rotonda anterior a la que lleva el nombre del mítico Sebastián Humberto Viberti; es decir, en el desvío hacia la derecha para el Centro Comercial Rosaleda y al dejar una gasolinera a la izquierda). Ahora Pellegrini está inmerso en arrancar un gran proyecto en el West Ham y no se puede decir que vuelva a Málaga, porque en realidad el considerado mejor técnico malaguista de la historia tiene residencia en la Costa del Sol y aprovecha el más mínimo resquicio en el calendario para volver a la capital y a la provincia. Al margen, claro está, de seguir muy de cerca al equipo blanquiazul. Ayer, en una entrevista con SUR, reiteraba que se siente «muy agradecido».

–El día que le comunicamos en el aeropuerto de Málaga que el alcalde, Francisco de la Torre, había expresado que querían ponerle su nombre a una calle o algo similar dijo usted que era «un honor». Eso ya va a ser una realidad desde este martes...

–Sí, desde luego, es un grandísimo honor que me hace sentirme mucho más vinculado a Málaga de lo que ya estoy.

«Nunca olvidaré el cariño de la gente en La Rosaleda una semana después del fallecimiento de mi padre; fue muy emocionante»

Es que realmente nunca se ha ido de aquí. Viene con los equipos a concentrarse a Marbella, fijó su residencia aquí, mantiene contacto con gente del club, llama para animar cuando la situación no es buena... .

–Yo siempre llevo a Málaga y al Málaga en mi corazón. Tengo mi casa acá y vengo cada vez que tengo un hueco. Ya dije cuando me fui que Málaga iba a ser en un futuro una parte importante para mí cuando me retirara, pero la realidad es que lo es de forma permanente.

Han pasado cinco años desde que se aprobó que una rotonda llevara su nombre. ¿Por qué se ha demorado tanto la inauguración?

–La realidad es que no sé cuáles fueron las razones. Me fui al Manchester City, después se suspendió por alguna razón, más tarde fui a China... Hasta que hace poco me encontré con Elías Bendodo (presidente de la Diputación, institución que ya le concedió la Medalla de Oro de la provincia) y me sugirió que esta podía ser una fecha porque paraba la Premier. Lógicamente, también ha podido ser posible debido a los compromisos del alcalde.

Y el día ya ha llegado.

–Por mucho que se haya demorado, nunca ha cambiado mi cariño y mi gratitud a Málaga y también sentirme tan querido por la gente como para que mi nombre figure en una rotonda. Es una felicidad enorme.

Es una opinión personal, pero este reconocimiento no parece guardar relación sólo con su trayectoria como entrenador, sino también debido a que su personalidad y su forma de ser calaron en los aficionados.

–Sí, coincido con usted. Yo creo que llega por una suma de cosas, sin lugar a dudas. Siempre he dicho que me hubiera gustado continuar unos años más en el Real Madrid pero que eso quedó compensado sobradamente con la posibilidad de haber venido al Málaga y a Málaga. Quizá haya gente que no lo entienda, pero fueron tres años maravillosos, inolvidables en todos los aspectos, y por eso reitero que fichar por el Málaga ha sido uno de los más grandes aciertos de mi vida.

Quizá para usted uno de los momentos más maravillosos lo vivió en complicidad con La Rosaleda. Y no fue por un triunfo, por un partido excelente, por la clasificación para la Champions o por los cánticos con su nombre...

–Efectivamente. Fue en el partido de Liga tras lo sucedido en Dortmund, a la semana del fallecimiento de mi padre (él se enteró de tal pérdida antes del encuentro en Anoeta y dirigió el encuentro sin comunicárselo a la mayoría de los expedicionarios).

«Siempre reitero que fichar por el Málaga ha sido uno de los más grandes aciertos de mi vida»

-Es que aquel día no parecía usted, siempre poco dado a los gestos.

-Bueno, ya me conoce bien. Soy más frío y calculista, pero aquel recibimiento del público fue muy emocionante, indescriptible. Ya en el campo del Borussia Dortmund la afición del Málaga lo hizo con tantísimo afecto... Pero lo que viví días después en La Rosaleda, con tanto cariño, nunca podré olvidarlo.

-Y ahora llega este acto con el Málaga líder. Estará usted satisfecho, porque sigue siempre al equipo desde la lejanía.

-Sí, por supuesto. Ver al Málaga arriba en la tabla... Siempre digo que el Málaga tiene un gran equipo de trabajo. Por ejemplo, ahí están los 'pichitas' (los utileros, Miguel Zambrana y Juan Carlos Salcedo), a los que fue un placer conocer y que me han echado una mano en momentos puntuales. Pero no puedo olvidarme de tantas personas inolvidables para mí en el club. Ya digo: fueron tres años maravillosos para mí y mi familia.

-Supongo que en la inauguración de esta rotonda echará mucho de menos a José Carlos Pérez. Él fue quien se empeñó en traerlo...

-Sí, muy en especial me acordaré de José Carlos, porque fue una persona muy importante para mí, independientemente de los resultados del equipo. Siempre estaba al lado cuando lo necesitaba, me aconsejaba, me apoyaba. Llevaba al Málaga en el corazón. Su muerte fue un golpe tremendo, Pero aunque él murió, su presencia siempre perdurará en mí y, por supuesto, él se alegrará de este reconocimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos