De Mateu Lahoz a Varón Aceitón: árbitros desconocidos e imprevisibles para el Málaga en Segunda División

Mateu Lahoz. /
Mateu Lahoz.

En el grupo, en el que debuta el malagueño Domínguez Cervantes, están tres ya conocidos de Primera: Bikandi, Ocón y Trujillo

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Los tiempos de los Velasco Carballo, Undiano Mallenco, Clos Gómez, Mateu Lahoz y demás han pasado a mejor vida. Al menos durante un año. «El Málaga volverá pronto, porque con esa afición y esa ciudad detrás...», recalcó el árbitro mundialista a los periodistas malagueños frente a Riazor. Pero entretanto el equipo blanquiazul y sus seguidores tendrán que acostumbrarse a nombres nuevos, a colegiados desconocidos e imprevisibles debido a su juventud, como por ejemplo el balear Varón Aceitón.

El arbitraje en Segunda nada tiene que ver con la Primera División. La repercusión de los aciertos y errores es mínima a nivel nacional en una categoría en la que, salvo excepciones, los colegiados duran relativamente poco. La renovación es habitual a menos que el nivel no llegue para la élite pero sí para no desentonar. Baste un ejemplo: de los veintidós que forman el grupo, la mitad tienen como experiencia dos años o menos (tres de ellos subieron en 2016, cuatro lo hicieron en 2017 y otros cuatro, entre ellos el malagueño Abraham Domínguez Cervantes, debutan).

Si en Primera son varios los árbitros que cuentan con al menos un lustro (el también malagueño Mario Melero López afronta su quinta temporada en la élite), en Segunda sobran dedos de una mano. De aquella temporada en que el Málaga culminó su temporada en la Champions, la 2012-2013, sólo permanecen tres colegiados: el castellanomanchego Arcediano Monescillo (que subió en 2011) y dos que ascendieron al año siguiente, el gallego Pérez Pallas y el sevillano Figueroa Vázquez.

Reencuentro

El Málaga se reencontrará con tres árbitros que estuvieron en Primera. Sin duda, el más recordado es Bikandi Garrido, porque el vasco, una apuesta personal del entonces director técnico del comité arbitral (Díaz Vega), perdió la categoría después de dos errores garrafales que perjudicaron al Málaga en Villarreal y de acompañar su actuación con sonrisas. Tanto él como el riojano Ocón Arraiz, que sólo duró un año en la élite, y el tinerfeño Trujillo Suárez, que acompañó al equipo blanquiazul en la pérdida de categoría, tienen amplia experiencia en Segunda. Llevan cinco, siete y siete temporadas, respectivamente.

Los árbitros

Con experiencia en Primera.
Bikandi Garrido (vasco) afrontará su sexta temporada. Subió a la élite en 2014 y bajó en 2016. Para Ocón Arraiz (riojano) será la octava. Estuvo seis años en Segunda, subió en 2016 y bajó en 2017. Trujillo Suárez (tinerfeño) afrontará su octava temporada. Estuvo siete años hasta que subió en 2016. Bajó la pasada temporada.
Octava temporada.
Arcediano Monescillo (castellanomanchego).
Séptima temporada.
Pérez Pallas (gallego) y Figueroa Vázquez (andaluz).
Sexta temporada.
Sagués Oscoz (vasco).
Quinta temporada.
Pizarro Gómez (madrileño), De la Fuente Ramos (castellanoleonés) y Areces Franco (asturiano).
Cuarta temporada.
Ais Reig (valenciano).
Tercera temporada.
Pulido Santana (Las Palmas), Gorostegui Fernández-Ortega (vasco) y Díaz de Mera Escuderos (castellanomanchego)
Segunda temporada.
Moreno Aragón (madrileño), Milla Alvéndiz (andaluz), López Toca (cántabro) y Varón Aceitón (balear)
Debutantes.
Junto al malagueño Abraham Domínguez Cervantes ascendieron en junio el catalán Ávalos Barrera, el gallego Javier Iglesias Villanueva (hermano del árbitro de Primera) y el riojano Soto Grado.

Pero en líneas generales los árbitros están poco curtidos. Hoy por hoy, no son muchos los que están en la rampa de salida para ascender, porque, al contrario de lo que pasaba cinco o seis años atrás, tanto movimiento lleva a colegiados demasiado jóvenes al fútbol profesional. La consecuencia es obvia: abuso del reglamento con escasa interpretación del juego, empleo excesivo de las amonestaciones para tratar de mantener el control del partido, demasiados gestos para exhibir autoridad y dificultades para decidir las acciones en las áreas o para emplear la ley de la ventaja. El Málaga se estrenará en Lugo con el asturiano Areces Franco, que cumple su quinta temporada.

Noticia relacionada

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos