El mejor Málaga asusta

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

El fútbol es enorme. No hay ciencia alguna que se le pueda aplicar. Sólo así se comprende que el mejor Málaga de la temporada, por el que hemos suspirado todos sus aficionados, apareciera anoche ante un Oviedo que venía lanzado al que desbordó por completo y venció por un rotundo y contundente 3-0. Sí, tres goles marcó el Málaga, y además lo hizo jugando una hora larga con 10 jugadores, lo que hace casi una gesta la victoria, que llega en el momento más necesario, en el tramo final, en la hora de la verdad. Hemos vuelto a los puestos de play off y lo hemos hecho a lo grande, porque el gran triunfo de anoche no sólo nos ha posicionado en la tabla clasificatoria, sino que, a buen seguro, ha mandado un serio aviso a nuestros rivales, que creo que nos miran ahora mismo con mucho más respeto que hace unas semanas... mejor dicho, con más miedo. Este Málaga asusta, y la pena es que comience a hacerlo tan al final de la Liga y no podamos optar a los puestos de ascenso directos, salvo debacle de los que ahora mismo están en ellos...

Comenzó el partido muy bien para los malaguistas, pero han sido muchos los que empezaron así y ya saben cómo terminaron. Un penalti, clarísimo, a Ontiveros puso al Málaga con ventaja, que se encargó de empañar, unos cuantos minutos después, a la media hora de juego, un Keidi Baré que se lo tiene que hacer mirar porque hace entradas tan a destiempo que los árbitros le han cogido la matrícula. Con uno menos y 60 minutos por delante los fantasmas sobrevolaron La Rosaleda, pero este Málaga no es el timorato de antaño, sino que es otro, tiene mayor valentía, y además ha recuperado a jugadores como Cifu y N'Diaye, que hicieron un gran partido, así como Ontiveros, que se siente protagonista. Encima Juan Carlos y Koné... Es la primera vez en la temporada que somos optimistas, porque este es otro Málaga, no el timorato, asustadizo y vulgar que ha campado durante mucha liga y ha evitado que estuviéramos muy, pero que muy arriba...