Míchel se para a hablar con los aficionados