Míchel, "No se puede perder ni la ilusión ni la fe"