Muñiz arenga a la afición

«Si vamos juntos, el equipo vuela; a veces me extraña estar con esta clasificación y tener que pedir esa colaboración», manifestó el técnico, preocupado ante la bajada de asistencia

Muñiz, ante Erik Morán en la sesión de entrenamiento de ayer en La Rosaleda./Germán Pozo
Muñiz, ante Erik Morán en la sesión de entrenamiento de ayer en La Rosaleda. / Germán Pozo
Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Era un mensaje premeditado. Lo lanzó el director deportivo, José Luis Pérez Caminero, el miércoles y lo recalcó ayer si cabe con más vehemencia el entrenador, Juan Ramón López Muñiz. En el Málaga existe cierta preocupación con la pérdida de asistencia al campo en las últimas citas de local, de ahí que hiciera un llamamiento expreso, en unos términos a los que no ha tenido que recurrir en toda la temporada: «A veces me extraña estar en esta clasificación y tener que pedir esa colaboración. Creo que tiene que salir de dentro. El premio es muy importante y pedimos por favor que la gente esté con el equipo».

Una serie preocupante

22.988
espectadores en el derbi ante el Granada (sábado 1 de diciembre, 18.00 horas).
17.650
personas ante el Cádiz (viernes 14 de diciembre, 21.00)
16.058
espectadores ante el Reus (domingo 6 de enero, 20.00)
12.758
aficionados ante el Lugo (sábado 19 de enero, 20.30)

Y es que desde el club se asiste con preocupación a la sangría de espectadores en el estadio, como se muestra en la tabla adjunta. Más allá de la entidad de los rivales, de los horarios, del frío invernal o de la decepción ante el Reus, que pudo condicionar la asistencia en la cita posterior de casa, ante el Lugo, las cifras hablan por sí solas. De casi 23.000 espectadores en el derbi ante el Granada, un duelo de mucha expectación, a los apenas 12.000 contra el Lugo. Sin duda, el avance de la competición la llevará a un punto en el que los encuentros de casa hayan de ser finales cara al ascenso, pero Muñiz ya hizo ese llamamiento claro ayer. Tras dos preguntas de periodistas se explayó.

«Tenemos que conseguir que todos vayamos en el mismo camino, con la misma ilusión, por el mismo objetivo. Hay que intentar enchufar a la gente desde el primer minuto y pedimos que ese apoyo venga como venía siendo en los primeros partidos. Eso le da un punto más de trabajo y de responsabilidad al equipo. El buen ambiente provoca euforia, optimismo, ilusión, no atenaza, te permite jugar más suelto». Además, el técnico gijonés recordó que el apoyo de la afición fue clave en un triunfo meses atrás: «Si vamos juntos el equipo vuela. Contra el Albacete íbamos perdiendo y la gente hizo que se ganara el partido».

Muñiz tampoco quiso asociar la pérdida de apoyo al juego del equipo. «Unas veces juegas mejor, y otras veces no, y siempre tenemos que convivir con el error. No siempre se hace todo bien, pero de lo que no cabe duda es de que el equipo se deja el alma en el campo», argumentó, e insistió en su regularidad, a pesar de las críticas: «El equipo ha mantenido muy buen nivel; si no, no estaría en la parte alta de la clasificación. Llevamos seis o siete meses en la parte alta de la tabla»

En otro orden de cosas, Muñiz volvió a considerar complicado el choque ante el Almería, al que ya se ha enfrentado tres veces este curso, con un empate en un amistoso (1-1), una derrota en la Copa del Rey (1-2) y la victoria a domicilio en la Liga (0-1). «Es un equipo que siempre está bien en los partidos. Hace daño por fuera a los rivales, porque tiene dos extremos con velocidad y buenos centros. Saben lo que quieren y cómo conseguirlo», dijo.

Erik Morán, listo para jugar

Además, dijo que Erik Morán está para jugar: «Es un futbolista que viene de una dinámica buena de entrenamientos y de ritmo. Tiene muy claro que viene a ayudar, a ser uno más. Viene con humildad, y ese es el tipo de jugadores que me motivan, porque viene a trabajar con un grupo que está trabajando muy bien y que ya ha conseguido cosas». En el plano técnico, comentó que «tiene criterio, buena salida de balón y, sobre todo, polivalencia. Aportará cosas al equipo».

Respecto a la expulsión del Reus, recurrida, dijo: «Estamos en igualdad de condiciones todos, así que no nos tiene que perjudicar. El resultado de la primera vuelta (0-3) sucedió porque fueron mejores que nosotros. Sinceramente, creo que no nos medimos en un buen momento. Parecía que iba a venir un equipo de amateurs, y ahora todos se están peleando por sus jugadores. Es una pena que suceda». Finalmente, respecto al cierre del mercado de fichajes anoche, dijo sobre la hipotética llegada de un tercer portero que «si viniera alguien a sustituir a Andrés (Prieto) tiene que ser que ayude. Si es del nivel de Kellyan o Samu Casado, sería dinero tirado y no estamos para eso».

 

Fotos

Vídeos