Muñiz: «No será una final; quedará todo abierto»

Muñiz, esta mañana durante el entrenamiento. /GERMÁN POZO
Muñiz, esta mañana durante el entrenamiento. / GERMÁN POZO

El entrenador del Málaga se muestra metalizado y decidido a ganar el partido de esta tarde en Granada: «No me paro a pensar en que podamos perder»

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Juan Ramón Muñiz quiso dejar claro que el partido de esta tarde en Granada no será decisivo, aunque no le resta importancia. «No será una final. Gane quien gane quedará todo abierto. Si vencen ellos cogerían una buena ventaja, estarían con viento a favor. Pero de aquí al final habrá tres puntos importantes cada semana. Cada punto será vital. El equipo sigue peleando por todo. Hay que confiar en los jugadores, porque cada día me lo demuestran en el trabajo. No me paro a pensar en que podamos perder. Lo negativo no lo quiero a mi lado», explicó en una comparecencia. 

«Una final es cuando te dan una copa o algo así después del partido. Sí es importante porque será contra un rival directo. Y todos sabemos de la importancia del encuentro y del gran desplazamiento de aficionados. Daremos todo para conseguir los puntos y que la gente se vuelva contenta. Será un partido muy disputado entre dos equipos similares», añadió el entrenador. 

El técnico, asimismo, confesó la trascendencia del choque y afirmó que ahora es cuando hay que buscar la regularidad. «Siempre que ganas tres puntos es importante, si es ante un rival directo, más importante, y si lo haces en su campo, todavía más. El que consiga una buena racha de victorias a estas alturas se colocará arriba y conseguirá el objetivo», indicó. 

«Somos dos buenos equipos peleando por el mismo objetivo. Llevamos una regularidad grande en el campeonato y hemos hecho méritos para estar ahí. Pero es un año complicado, hay ocho o nueve equipos luchando por el mismo objetivo. Y todo cuesta más. Hay que unir ganas y cabeza para conseguir los objetivos», insistió de nuevo. 

Mentalizados

El preparador asturiano también admitió que sus jugadores están mentalizados para afrontar con garantías la fase final de la competición.  «Hay que controlar la presión y saber jugar con las motivaciones para que no te lleven a la precipitación. Pero todos los partidos serán así. Hay que llegar bien preparados, bien situados, y jugar desde la ilusión. Serán partidos largos y en los que los detalles pueden decantar el resultado», analizó. «Me espero a un Granada similar a nosotros, un buen equipo, bien plantado, que sabe atacar y defender. Tenemos que cuidar los detalles e intentar que caiga el partido de nuestro favor», agregó. 

Se mostró también encantado con el desplazamiento masivo de malaguistas a Los Cármenes, lo que ayudará a su equipo. «Agradecemos el esfuerzo y el apoyo de la afición. Tenemos que exigirnos. Todos juntos somos más fuertes. Había muchos aficionados que querían ir a este partido. Hemos entendido que bajar es muy sencillo y subir, muy difícil. Necesitamos que los jugadores se sientan protegidos y respaldados en los partidos que quedan», subrayó. 

En última instancia, Muñiz se refirió a la probable salida de Harper al Getafe. «He hablado con él. Tiene una personalidad importante. Te razona todo. Parecía que entraba de puntillas al principio, y lo quieren en Primera. Lo veo mentalizado para acabar el tramo liguero con el máximo de rendimiento. Tiene muchas ganas de ayudar. Su máxima ilusión era debutar en el Málaga. El futuro nunca está marcado, y deberá ponerse de acuerdo con el club», dijo.

Más