MUÑIZ TIENE UNA FLOR

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

El Málaga derrotó al Lugo en un partido verdaderamente infame. Nos acostamos líderes, pero no creo que lo hagamos sin pesadillas porque peor no se puede jugar, en especial en un primer tiempo de los más horrorosos que se recuerdan en la historia de La Rosaleda.

La incapacidad del Málaga en los primeros 45 minutos hizo bueno al Lugo, que como el Reus parecía un equipo de la zona alta de la clasificación y con aspiraciones de subir. Ni una jugada, ni una ocasión, ni una circulación de balón... Las cosas pintaban muy mal, pero de nuevo tras el descanso apareció el que posiblemente hoy es el jugador más en forma del equipo, Ricca, quien con dos pases medidos y soberbios facilitó que con los goles de Adrián y Harper se superara el tanto inicial de Josete, a los 8 minutos, merced a una extraña jugada que arrancó en posible fuera de juego de los gallegos y finalizó con una cantada de Munir, quien en el minuto 90 se 'rehabilitó' con una extraordinaria parada tras un saque de esquina. Igualmente en el descuento quien estuvo hábil fue Harper, en una acción que pudo ser o falta del delantero o penalti, pero que no fue gol por verdadero milagro...

Es curioso estar primeros y sufrir tanto e incluso jugar tan mal en no pocos momentos, pero esa es la grandeza del fútbol, y yo creo que es la flor de Muñiz, porque de verdad que es para pensarlo. Lo que no puede ser es que todos los partidos de casa acaben con el rival volcado sobre el área malaguista, con jugadas extrañísimas y contrarios que parecen de otra galaxia; y más alucinante es que ocurriera anoche, porque el Lugo jugó con uno menos los últimos 20 minutos por expulsión de Josete por una durísima entrada a Blanco cuando encaraba la meta gallega en solitario. Tras el 2-1, con un rival con 10, nadie podía imaginarse los agobios finales, pero fueron todos. Eso es querer matar de un infarto a la mitad de la afición, que desde luego merece, alguna vez, un partido tranquilo, no como el final de anoche, incluido malabarismos de Harper, que marcó un gol y evitó otro... Pues sí, lo dicho, pero líderes. Fútbol es fútbol. ¡Ojú!

 

Fotos

Vídeos