Muñiz: «Ganar en La Coruña puede ser un golpe de efecto, pero aún estamos en octubre»

Muñiz, en el entrenamiento de ayer en el Ciudad de Málaga. /Germán Pozo
Muñiz, en el entrenamiento de ayer en el Ciudad de Málaga. / Germán Pozo

«No diferencio ningún partido, hay que ir sumando», insiste un Muñiz que no concede más valor a un partido por la entidad del rival

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Fiel a sus principios, el técnico malaguista, Juan Ramón López Muñiz, no concedió ayer una importancia especial al choque de mañana (18.00 horas, Movistar Partidazo) contra el Deportivo. El técnico asturiano, que adelantó un día su comparecencia al viajar hoy el equipo a primera hora (desde las 8.00), comentó: «No diferencio ningún partido. Hay que ir sumando. Es un partido más, con tres puntos en juego, ante un buen rival. El año pasado estaba en nuestra categoría. Sabemos que son competiciones diferentes, con diferentes formas de actuar y con la exigencia de mucho sacrificio para traer los tres puntos para Málaga».

Dicho esto, también reconoció que «ganar al Deportivo puede ser un golpe de efecto cara a los rivales pero estamos en octubre, todavía nos falta el otoño». Pero lejos de salirse de su discurso habitual y de conceder un valor especial a un partido –tampoco lo hizo antes de ir a Las Palmas–, reconoció después que no se fija aún en quiénes pueden ser rivales directos a estas alturas de la competición. Así, no tuvo reparos en decir: «No sé quién va el cuarto. No lo miro. Me fijo en lo que hacemos nosotros. No me gusta mirar a los otros, sino que miren hacia nosotros. Nuestro objetivo es prepararnos para el partido del domingo».

La convocatoria

Porteros.
Munir y Kieszek.
Defensas.
Iván, Luis Hernández, Pau Torres, Lombán, Diego González y Ricca.
Centrocampistas.
N'Diaye, Adrián, Boulahroud, Lacen, Juanpi, Dani Pacheco, Ontiveros e Hicham
Delanteros.
Harper, Héctor, Koné y Blanco.

Respecto al rival, cuando le preguntaron por el buen momento de forma del vallisoletano Quique, autor de cuatro goles en los dos últimos partidos, sostuvo: «Ellos tienen llegada y buena definición. Son jugadores que podrían estar participando en Primera. Es más, ya estuvieron ahí. El Deportivo no destaca por una sola individualidad, sino por un bloque bien trabajado. Saben cómo es la categoría».

Además, no teme el plan del rival, con un centro del campo en forma de rombo, sin extremos puros, el mismo que empleó su actual entrenador, Natxo González, la pasada campaña en el Zaragoza. «Es un sistema. Cuando estás en el curso de entrenadores se analizan todos. A ver, el 4-4-2, ventajas e inconvenientes... Todos los tienen. Queremos aprovechar esos inconvenientes y que las ventajas no se les vean. Esa superioridad numérica que hacen en determinadas posiciones hay que intentar protegerlas».

«No sé quién va el cuarto. No lo miro. Me fijo en lo que hacemos nosotros» sin obsesión aún por los rivales

«Es un equipo que domina las áreas, que tiene pegada en el área contraria y que cuenta con buenos jugadores» sobre el deportivo

«Todos los sistemas de juego tienen ventajas e inconvenientes. Queremos aprovechar esos últimos» El 'rombo' de la medular rival

Un rival que domina las áreas

Para Muñiz lo más peligroso del Deportivo es que «es un equipo que domina las áreas, que tiene pegada en el área contraria y que cuenta con buenos jugadores, pues es una plantilla hecha para estar en la parte alta de la clasificación». En este sentido, destacó a sus jugadores ofensivos.

Una vez más, el preparador malaguista ensalzó la profesionalidad en el trabajo de los suyos, y dio a entender que si viajan veinte jugadores (con el estreno de Lombán, el último fichaje, y la novedad de Boulahroud, que llevaba semanas fuera) es porque va a haber hoy una sesión de entrenamiento del equipo en el propio césped de Riazor, a la llegada por la tarde a La Coruña. «Además, también es bueno porque se van integrando cada vez más jugadores. Cualquiera de los que están ahora puede jugar. Siento dejar a gente fuera. Queremos ir probando jugadores para ir siendo partícipes todos. El que está fuera ha de estar satisfecho por el trabajo realizado», apostilló.

En el plano individual, volvió a destacar que la vuelta al once de Juanpi no es mérito suyo, sino del venezolano: «Todo el mundo se gana lo que consigue. Nadie regala nada. Hay que cumplir unas normas , tener unos hábitos... ¿Cómo me puedo ganar la titularidad? Siendo profesional, buen compañero. Al final eso es lo que valora el entrenador. Podría contestar eso de los 24 o 25 de la plantilla. Todo el mundo sabe lo que nos estamos jugando, lo que hay que hacer».

Igualmente, sobre Dani Pacheco, insistió en que no tiene prisa para que alcance su plenitud: «Va preparándose poco a poco. No queremos precipitarnos. Vino de una situación de trabajo distinta. Jugó quizás en Almería más de lo que tenía que haberlo hecho, y tuvo molestias. Hemos decidido ir progresivamente. Quedan muchos meses de competición y ahora solamente nos estamos colocando. Cuando veamos que no corre riesgo iremos incorporándolo. La Liga no se decide en octubre».

«Como Munir o N'Diaye pierdan un avión no llegan»

Muñiz se lamentó de que el choque en Elche dentro de tres jornadas se adelante al viernes 19, algo perjudicial cara al regreso de sus internacionales Munir y N'Diaye desde África: «Nos genera un problema. Como pierdan el avión no llegan». E insistió en argumentos ya ofrecidos durante el anterior parón liguero: «Igual que mejora todo en la categoría, como la repercusión, el seguimiento, los estadios, el que se televise cada partido, hay que ir adecuándose. Hay jugadores internacionales y hay que ajustar calendarios y fechas. Hacen falta medidas para que la competición siga creciendo».

 

Fotos

Vídeos