Muñiz: «Ni fuimos inferiores ni podemos dramatizar»

Muñiz le da instrucciones a Ontiveros durante el partido de ayer. /Ñito Salas
Muñiz le da instrucciones a Ontiveros durante el partido de ayer. / Ñito Salas

El técnico malaguista defiende la actuación de sus jugadores y asegura que el equipo revertirá la situación a base de trabajo

FERNANDO MORGADO

Juan Ramón Muñiz fue tajante anoche en la sala de prensa Juan Cortés de La Rosaleda. El entrenador blanquiazul quiso cortar por lo sano el exceso de preocupación por los últimos malos resultados del Málaga, incluida la derrota de ayer ante el Granada, la primera en casa en toda la temporada. «Ni hemos sido inferiores ni vamos a dramatizar. Sería injusto. Los dos equipos han hecho un buen trabajo, se vaciaron y nos enfrentamos a un rival que trabajó bien en defensa y consiguió que no tuviéramos muchas ocasiones», explicó el asturiano.

El técnico defendió la actuación de sus jugadores e hizo un llamamiento a la «tranquilidad». «Por una victoria o una derrota no se nos puede poner el ánimo por las nubes ni arrodillarnos para lamentarnos. Nadie nos dijo que fuese fácil, al contrario. Es un camino arduo y con espinas», añadió antes de analizar lo sucedido sobre el terreno de juego. «En cuanto a ocasiones y juego no podríamos diferenciar a un equipo de otro. El Granada no fue superior, fue un partido igualado que decidieron los detalles». Unos detalles que, aclaró Muñiz, en otros encuentros han beneficiado a los suyos.

La respuesta del entrenador malaguista a la pregunta sobre los motivos de la sustitución de Ontiveros en el descanso fue cortante. «No voy a explicar los cambios, porque a veces se utiliza la explicación para crear debate. Se cambia a un jugador porque se estima oportuno, porque tenemos una idea y la llevamos a cabo. Estamos para tomar decisiones», zanjó.

Tampoco le gustó a Muñiz escuchar la palabra 'resignación'. «Nosotros no nos resignamos a nada. Trabajamos para llegar lo más preparados posible a cada partido. Resignarse sería de perdedores. Debemos trabajar con la cabeza y tomar las decisiones que haga falta. En resultados hemos tenido un bajón, pero en juego he visto dos equipos parecidos y las tres primeras ocasiones han sido del Málaga», añadió.

Falta de fluidez

Para el técnico asturiano, el equipo no ha frenado su progresión, ni mucho menos. «Ha hecho un trabajo serio, disciplinado, pero con poca fluidez por el trabajo defensivo del rival. Los extremos siempre tenían ayudas y Harper y Blanco entraron poco en juego por culpa de sus centrales. Tuvimos enfrente a un equipo que no tuvo precipitación, que se encerró y pegó pelotazos cuando los tuvo que pegar. Al final cuenta el resultado. Somos dos equipos muy similares que cuando no tenemos balón trabajamos bien y dejamos pocas ocasiones para el rival. Cuando tienes una, es una pena desaprovecharla».

Una vez asimilado el tropiezo, Muñiz habló abiertamente de las soluciones al bache del Málaga. «Debemos seguir con la misma ilusión. Aún no hemos llegado ni a la mitad de la temporada. O nos puede la euforia del principio o nos entra un pesimismo desmedido. Las cabezas tienen que estar siempre despejadas e ilusionadas y transmitir esa ilusión a los aficionados. Estoy seguro de que vamos a competir bien hasta el final», comentó.

El entrenador del Granada, Diego Martínez, coincidió con su homólogo malaguista en que el choque se decidió por «detalles». «He visto a dos equipos que han ido al límite por cada balón y cada metro. Era difícil ganar un duelo. Hubo pocas ocasiones y a veces los detalles hacen que ganes o pierdas. Esos detalles han caído de nuestro lado. Estoy orgulloso del gran partido que hicimos: solidario, inteligente, dándole a cada momento lo que necesitaba. Supimos desplegarnos y sufrir, aunque nos faltó precisión por la calidad defensiva del rival», explicó Martínez.

Cifu: «Hay que revertir la situación lo antes posible»

Por Marina Rivas.

Los malaguistas Lacen y Cifu dieron la cara por el equipo tras ceder los tres puntos en casa ante el Granada. «Sabemos dónde queremos estar y lo que queremos conseguir al final de la temporada. Hay que ponerse las pilas y ver las cosas de una forma positiva», aseguró el centrocampista. Claro en su discurso, argumentó: «Hasta el gol el equipo ha estado ahí, pero después nos faltó claridad para elaborar mejor las jugadas; el día que no estés al cien por cien te puede ganar cualquier equipo».

Por su parte, el lateral Cifu, que regresó a la titularidad, fue autocrítico: «No se nos están dando los resultados tan bien como al inicio. La diferencia es que en los detalles no estamos acertados, no estamos sumando», se sinceró. Aunque también quiso romper una lanza en favor del equipo, sin perder de cerca el objetivo: «Hay que revertir la situación lo antes posible, sabiendo que todavía queda tiempo».

 

Fotos

Vídeos