Muñiz: «No podemos ponernos nerviosos, pero mentalmente es un varapalo»

Muñiz: «No podemos ponernos nerviosos, pero mentalmente es un varapalo»
Agencia Lof

«No se ha perdido nada porque quedan muchos puntos», insiste el técnico, que reconoció que el partido «se rompió con la expulsión de N'Diaye»

OPTA

«La derrota no ha sido un desastre». Con esas palabras Juan Ramón Muñiz trató de restar importancia a los tres puntos perdidos por su equipo en Granada y apuntó que el equipo no puede bajar los brazos: «No se ha perdido nada porque quedan muchos puntos por jugar y no vamos a tirar la toalla».

Muñiz reconoció que, en el comienzo del partido, el conjunto granadino «fue superior tras desbordarnos por las bandas en varias ocasiones y generarnos muchos problemas», pero añadió que desde entonces el choque fue «muy equilibrado hasta que en el inicio de la segunda mitad se rompió con la expulsión de N'Diaye».

En su comparecencia ante los medios de comunicación, Muñiz quiso dejar claro en todo momento que la igualdad es máxima en la categoría, aunque reconoció que hubo errores decisivos: «Estamos en Segunda y en esta categoría ningún rival es superior a otro y son los pequeños detalles los que marcan la diferencia. Ha sido un golpe duro ante un rival directo, pero aún queda mucho y tenemos que seguir trabajando para corregir esos pequeños errores que nos han costado el partido».

En cuanto a la actuación de su equipo, Muñiz manifestó que «lo ha dado todo ante un muy bien rival». «La afición del Málaga se va triste a casa, pero no se puede marchar decepcionada con la entrega, el carácter y la casta que ha mostrado su equipo». El técnico asturiano sí pidió tranquilidad y señaló: «No podemos precipitarnos ni ponernos nerviosos, aunque mentalmente nos hemos llevado un varapalo».

«Debemos disfrutar y relajarnos, pero seguir con el camino que llevamos; cada partido en Segunda es un dolor de muelas» diego martínez

«El gol vino muy pronto y luego la expulsión de N'Diaye fue un palo en el centro del campo; es una pena el resultado» ontiveros

Por último, el entrenador malaguista se refirió a la expulsión de N'Diaye en el minuto 47: «La segunda amarilla ha sido muy rigurosa y el jugador está pidiendo disculpas a sus compañeros».

Por su parte, el técnico del Granada, Diego Martínez se mostró serio, pero «muy orgulloso de la actuación del equipo en un partido que ha sido el reflejo de la unión de todos: jugadores, técnicos, titulares, suplentes y afición». Para el preparador gallego, el choque fue «muy competitivo y en el que tuvimos un gran inicio», aunque se mostró más satisfecho por haber recuperado «nuestra mejor versión».

Elogios al Málaga

Martínez valoró el triunfo ante el equipo blanquiazul: «Es muy difícil hacer el partido que hemos hecho ante un rival del nivel del Málaga, repleto de intensidad, nobleza, ritmo y valentía». Asimismo, el gallego agradeció a la afición rojiblanca el recibimiento que le brindó al equipo, «que nos ha dado un plus de motivación; ha estado soberbia».

Pese a la situación en la tabla, Martínez no quiso lanzar las campanas al vuelo e invitó a «disfrutar, relajarnos y seguir con el camino que llevamos», aunque sí quiso lanzar un mensaje: «Ni la pasada jornada cuando perdimos con el Numancia éramos muy malos ni por haber ganado al Málaga somos muy buenos. Cada partido en Segunda es un dolor de muelas y tenemos que afrontarlo como si fuera el último de la temporada».