Muñiz, el recuperador de futbolistas

Haksabanovic, que se reincorporó ayer al trabajo, con el balón en la sesión en el Ciudad de Málaga. /Salvador Salas
Haksabanovic, que se reincorporó ayer al trabajo, con el balón en la sesión en el Ciudad de Málaga. / Salvador Salas

Tras su gestión con Ontiveros y Juanpi, intenta rehabilitar a Torres, Boulahroud, Haksabanovic y Héctor

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

En este Málaga líder, que se ha asegurado la primera plaza pase lo que pase el domingo en Riazor, que ha partido como un tiro de la línea de salida tras una planificación tardía, que sabe a lo que juega, que gana sus partidos sin necesidad de acaparar el balón, y que ha logrado su récord histórico de minutos imbatido (528) entre Primera y Segunda, hay otro detalle que no puede pasar inadvertido: el papel de Muñiz en la rehabilitación de jugadores. En este tramo de la competición hay dos ejemplos claros, los de Ontiveros y Juanpi, pero al gijonés le queda aún un trabajo importante con otros hombres, como Torres o tres de los fichajes que menos participación tienen en el equipo: Boulahroud, Haksabanovic y Héctor. La meta del técnico es clara:tener en primavera a todos sus hombres 'enchufados', en su mejor versión.

Ontiveros

El marbellí lleva 352 minutos en esta Liga. Ha participado en todos los choques, menos el que se perdió por sanción en Almería, y fue titular en cinco. Además, dio dos pases de gol que sellaron los triunfos ante el Alcorcón y el Tenerife (en este choque, la jugada decisiva parte de una recuperación de balón suya). El canterano parece al fin otro. Trabaja más en defensa, toma mejores decisiones con el balón y sólo se le pueden achacar dos lunares: su fallo en el gol del Lugo en un descuido con el balón, y la roja en el tramo final ante el Alcorcón. «Empezó muy joven, y conforme pasan los años vas madurando y entendiendo la oportunidad que tienes», sentenció Muñiz el pasado sábado sobre su cambio de actitud, en lo que el técnico ha tenido mucho que ver.

El objetivo del técnico malaguista es llegar al tramo decisivo de la temporada liguera con todos los jugadores en su mejor versión

Juanpi

El venezolano y Torres fueron el foco de las críticas de la afición al final de la pasada campaña, cuando la masa social estalló definitivamente y entendió que ya no cabía el milagro de la salvación. A Juanpi, por su calidad y un puñado de actuaciones magistrales con Gracia y Míchel, siempre se le ha exigido como el que más. El público censuró su individualismo en el campo (reacción habitual en un jugador que quiere rehabilitarse por la vía rápida) o que jugara sólo 24 minutos en la segunda vuelta del último campeonato. Iba a salir en verano, pero no recibió ofertas acordes a su caché económico. Muñiz se ha encargado de que su reentrada no haya generado conflicto.

Redebutó en la Copa, donde aún se llevó algún abucheo puntual, y se pareció al de su mejor versión el sábado ante el Majadahonda, como interior derecho con tendencia a jugar por dentro y muchas ganas de agradar y de aportar su talento en beneficio del equipo. Todo hace pensar que estará en el grupo de catorce o quince jugadores de confianza del técnico.

Torres

Será la empresa más difícil para Muñiz, al que le traicionó el subconsciente cuando calificó como útil la llegada de Lombán al disponer de «sólo tres centrales». Obvió al madrileño, que aunque puede ser lateral en realidad vale para cualquiera de las cuatro plazas de la zaga. En la misma situación deportiva en verano que Juanpi, pero parado por alguna lesión, lleva semanas entrenándose con normalidad, pero sin ir convocado.El futuro dictará. «Cuando estén en condiciones de participar, de ayudar al equipo, en condiciones físicas, técnicas y mentales de aportar serán jugadores normales», dijo Muñiz sobre él y otros descartes el 2 de septiembre. Al veterano defensa aún se le espera.

Vicente Gómez se puede sumar a la baja de Fede Cartabia

En el rival del domingo, el Deportivo, se suceden los problemas en la enfermería. El centrocampista Vicente Gómez sufre un dolor en el cuádriceps de la pierna derecha y está pendiente de evaluación médica en las próximas horas. Podría perderse el choque de Riazor, para el que son baja los argentinos Fede Cartabia –con una rotura fibrilar– y el lateral Dubarbier, con una lesión muscular, y el medio punta Borja Valle, que continúa con su proceso de readaptación tras haber sufrido una fisura en un dedo del pie derecho.

Boulahroud

Aunque fue un fichaje avalado por Muñiz y a pesar de gozar de muchos minutos en la pretemporada (381, el sexto jugador de campo con más), al final se ha quedado como el último 'pivote en las preferencias del técnico, e incluso podría verse adelantado por Keidi. Adrián y N'Diaye son los elegidos, y Lacen el suplente. 'Bula', como le llaman en el vestuario, sólo jugó 31 minutos en tre las dos primeras jornadas y lleva cuatro partidos sin ir convocado. Todo hace indicar que el problema es táctico, no físico, de mera adaptación a otro torneo. En la Copa del Rey, ante el Almería, su actuación generó ciertas dudas con alguna pérdida de balón innecesaria y en zona de riesgo.

Haksabanovic

«Ha llegado a un país nuevo, una ciudad nueva, a un club nuevo, y con mucha competencia en su posición. Hay que superar a un elenco de jugadores. Tiene que ponerse al día, a esa situación nueva y en otras como en el idioma. Cada día entiende mejor la forma de juego del equipo y a sus compañeros. A ver si durante la temporada nos aporta cosas para el beneficio del equipo», comentó Muñiz sobre el joven extremo el 22 de septiembre.El montenegrino no ha debutado ni en Liga ni en Copa, pero es que en el primer torneo no fue ni convocado, pese a la plaga actual de bajas en las bandas. Ayer volvió al trabajo tras varios días ausente, pero le perjudican también las citaciones con la sub-21 de su país. El lunes se volverá a ir.

Héctor

Apuesta personal del director deportivo, José Luis Pérez Caminero, no se ha estrenado en la Liga, pese a ir convocado en cuatro partidos. Es el cuarto punta, porque Koné está siendo la tercera elección.El canario marcó en pretemporada (pero al rival más débil, el Antequera) y en la Copa (de penalti), y se considera más un 'nueve' que un segundo punta. Lo cierto es que ya en la pasada campaña tuvo un papel residual en elAlbacete, con 615 minutos ligueros y dos goles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos