Nano: «Nadie va a recordar si el Málaga ha jugado mal si asciende»

Nano. /SUR
Nano. / SUR

El lateral malagueño del conjunto rival se perderá el duelo de hoy por culpa de una lesión

BORJA GUTIÉRREZ

Mariano González Maroto (Málaga, 1984), más conocido como Nano, es el único malagueño en la corte del Almería. Criado en la cantera del Málaga, lleva catorce años fuera de la ciudad, de su barrio de La Luz o, como le gusta apostillar, de la calle Conejito. A 40 metros de otro futbolista malagueño, Samu. Por una serie de desafortunadas lesiones volverá a perderse el choque ante el conjunto blanquiazul pero analiza el derbi de hoy.

¿Cómo vivirá el partido?

–Bueno, la verdad es que, desgraciadamente, desde otra perspectiva a la que me gustaría porque no he llegado a tiempo de la lesión. Me hice una microrrotura en el isquiotibial el 2 de enero. Igual si se hubiera jugado en domingo podría haber tenido opciones de participar, pero al final lo veré desde fuera.

Está siendo una año complicado de lesiones para usted...

-Este tipo de lesiones nunca las había sufrido y no sabía encararlas, porque un día crees que estás mejor y es cuando a lo mejor lo tienes peor y te puedes volver a romper. Son unas lesiones traicioneras y hay que tratarlas con mucho cuidado. Este año, además, llevo prácticamente toda la temporada inactivo. No pude jugar el partido ante el Málaga en la Copa, ni el primero de la Liga, ni este que viene ahora. Me voy a quedar con la espinita de por lo menos estar en el césped de La Rosaleda.

¿Dónde lo verá?

-No sé aún si iré a La Rosaleda o no por el horario y el desplazamiento, que aunque parezca pequeño no lo es y me puede perjudicar para la recuperación. Quizás lo más seguro es que me quede en Almería. Estuve allí en el partido de Copa.

Lleva catorce años fuera de su ciudad buscándose la vida en el fútbol, pero también estuvo en la cantera del Málaga, ¿verdad?

–Sí, empecé en el Málaga desde pequeño con 7 u 8 años. En categoría cadete me fui y jugué en otros equipos de la ciudad. Estuve seis o siete años y sigo manteniendo muchos recuerdos. Aún conservo el contacto con el equipo, con el que formamos en un grupo de Whatsapp. No hay muchos jugadores conocidos, y pocos en activo. Está Ángel Guirado, el jugador de El Palo, que es internacional con Filipinas y ha jugado en muchas ligas extranjeras; y otro con el que también nos juntamos es el hermano de Dani Pacheco, Gala (Juan Antonio), que fue también compañero.

«Me ha sorprendido mucho Blanco Leschuk, que es un futbolista de otra categoría»

¿Cómo llega el Almería? Perdió la semana pasada después de nueve jornadas sin hacerlo.

–Aunque parezca que no, vamos a Málaga con las ideas muy claras. Sabemos que el Málaga en su casa va ser muy complicado. Ya de por sí es un rival difícil de batir y tendremos que estar muy atentos. Hay jugadores que están en muy buena dinámica, pero el bloque es muy fuerte.

¿Cómo ve al Málaga?

–Tengo amigos que lo siguen y me dicen que no juega bien y tal, pero está segundo y pegado al primero. Es un club con mucha exigencia. Esto es Segunda y lo que vale son los puntos y si al final de liga se ahorran meterse en 'play-off' y ascender de forma directa mejor. Nadie va a recordar si el Málaga ha jugado mal cuando ascienda.

¿Se puede jugar bien en esta categoría?

–Sí, yo pienso que sí. Hay equipos que tratan bien de jugar bien. Este año el Albacete, el Granada... y nosotros también hemos tenido fase de jugar muy bien. Cuando nos reunimos y hacemos balance, encontramos que pocos equipos nos han pasado por encima en la Liga. Eso es un síntoma de que el equipo está bien trabajado.

¿A qué jugador destacaría del equipo?

–Me gusta Dani Pacheco, aunque quizás no está teniendo el protagonismo que necesita. Sé que va ser importante porque lo ha sido en todos los equipos y seguro que será decisivo en la recta final. También me ha sorprendido mucho Blanco, un futbolista de otra categoría. Me gusta su corpulencia y el manejo de balón que tiene.

 

Fotos

Vídeos