LaLiga prohíbe la emisión del Deportivo-Málaga en el Palacio de los Deportes

LaLiga prohíbe la emisión del Deportivo-Málaga en el Palacio de los Deportes

El Ayuntantamiento tenía un acuerdo cerrado con Movistar, pero la patronal de los clubes asegura que la operadora no tiene competencias para autorizar este acontecimiento

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Los aficionados del Málaga no podrá seguir el partido ante el Deportivo en Riazor en las pantallas del Palacio de los Deportes. LaLiga ha prohibido tal posibilidad y así se lo ha comunicado al Ayuntamiento de la ciudad, que a su vez tenía ya cerrado y firmado un contrato con Movistar que incluía todos los partidos del equipo blanquiazul en los 'play-off', según ha comunicado el consistorio malagueño.

La patronal de los clubes afirma que Movistar no tiene competencias para gestionar y autorizar la emisión de este partido en una instalación pública de estas dimensiones. La operadora dispone de los derechos, pero, según lo expresado por LaLiga al Ayuntamiento, puede utilizarlos sólo en el ámbito de lo acordado en la venta que se realizó de los derechos televisivos.

El Ayuntamiento, buscando a toda costa que no se suspendiera esta emisión para los aficionados del Málaga, ha intentado negociar y comprar los derechos del partido para ofrecerlo específica en el Martín Carpena, pero LaLiga se ha negado completamente debido a que eso entraría en competencia con los bares y otros recintos autorizados que tiene adquiridos en tiempo y forma estos derechos.

«La Liga ha manifestado hoy que esos derechos no pueden ser vendidos por la compañía para un recinto público», argumenta el Ayuntamiento a la hora de anunciar que no ofrecerán el partido. El comunicado de La Liga se ha hecho público horas después: «Sobre la emisión pública en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena del partido entre R.C. Deportivo de la Coruña y el Málaga, C.F. 12 de junio de 2019... LaLiga quiere aclarar la confusión generada con respecto a la validación y organización de la emisión pública prevista; dicha organización se produjo sin contar con las validaciones pertinentes por parte de LaLiga«, expone la patronal.

«La obligación de LaLiga es proteger a los abonados que pagan el paquete correspondiente para disfrutar de los partidos de LaLiga Santander y LaLiga 1l2l3 en sus domicilios, así como también para proteger las licencias que los bares españoles pagan para poder emitir el fútbol. Por ello, LaLiga mediante un burofax ha solicitado la paralización de dicho evento«, concluye el ente presidido por Javier Tebas. La última recomendación del consistorio es ir a ver el partido a los establecimientos previamente autorizados como bares y cafeterías. Una de las razones de la negativa tácita es la intención de no crear un precendete.