Sin noticias de los lesionados

Iván, Iván Alejo, Adrián y Diego se emplean a fondo en un entrenamiento esta semana. /GERMÁN POZO
Iván, Iván Alejo, Adrián y Diego se emplean a fondo en un entrenamiento esta semana. / GERMÁN POZO

Los malaguistas Ricca, Erik Morán y Dani Pacheco siguen sin incorporarse con normalidad al trabajo y no estarán ante el Oviedo

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

La peor noticia en los entrenamientos del Málaga es que no hay noticias. La semana está a punto de transcurrir sin que se den novedades respecto a los 'tocados', de forma que, salvo sorpresa, el cuadro de La Rosaleda no recuperará a ninguno de ellos el lunes ante el Oviedo.

La sorpresa reside sobre todo en Ricca, que se lastimó en el tobillo izquierdo durante el choque ante el Mallorca. El jugador se fue ya con molestias al vestuario en el descanso, lo que intensificó el calentamiento de Diego González, pero decidió saltar al campo en la segunda mitad para terminar de lesionarse en una acción posterior y pedir el cambio. Aunque se le diagnosticó un esguince de grado 1 y no se descartaba incluso que pudiera estar en Cádiz, finalmente no termina de encontrar buenas sensaciones y todavía no se ha reintegrado con el grupo a estas alturas. A falta de dos sesiones más (hoy y mañana) se antoja muy complicado que pudiera estar ante el Oviedo.

Tampoco mejoran de lesiones algo más largas Erik Morán (en el gemelo de la pierna derecha) niDani Pacheco, este un jugador que podría tener un rol importante en el tramo final de la temporada, pero al que parece ser que se le reproducen problemas en la cicatrización de una rotura fibrilar al nivel de los isquiotibiales de su pierna izquierda. El portugalujo lleva en torno a un mes de baja, desde que jugara por última vez ante el Extremadura, y el pizarreño se lesionó el 24 de febrero, ante el Deportivo (0-0) y reapareció sin éxito un me después, en la visita al Nàstic (0-1), pero recayó.

Desde el cuerpo técnico se trata de transmitir sentido común en estas recuperaciones. Por un lado, a favor de ellas está el hecho de que el Málaga tendrá un 'parón' de once días en la competición tras jugar el lunes ante el Oviedo, y por otro el hecho de que la temporada puede prolongarse con la disputa de la fase de ascenso, de forma que no sería lógico forzar con alguno de ellos, pese a que los partidos actuales son ya también decisivos.

Y si a un lado de la balanza están los lesionados de 'corta' duración, en el otro figuran dos jugadores como Juan Carlos y Koné, que ya han vuelto a los entrenamientos, pero con el lastre de largos periodos de inactividad. El madrileño, desde mediados de septiembre, y el marfileño, desde la primera quincena de noviembre.Aunque ambos creen que podrán reaparecer antes del final del curso, no es sencillo que gocen de confianza cuando el Málaga se juega la vida en cada envite.

A la lista de bajas se suma el lunes Lombán, que no podrá jugar ante su exequipo por sanción. Todo hace pensar que le suplirá Luis Hernández, aunque también puede tener opciones Miguel Torres, inédito.