Actualidad
LIGA BBVA. (PRIMERA DIVISIÓN)
El malagueño corona otra gran actuación con su octavo gol liguero, que oposita al mejor de la jornada
19 de abril de 2009
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Apoño asume galones
Eliseu felicita a Apoño por su gol./ SALVADOR SALAS
PEDRO LUIS ALONSO.-

Al tiempo que la temporada enfila su tramo decisivo el protagonismo de Apoño se eleva, y más en una tarde espesa de su equipo, sin apariciones eléctricas de Eliseu o intervenciones decisivas de Duda. No cabe duda de que el medio centro malagueño tiene cada vez más vuelo. No deja de crecer, amparado en unas condiciones técnicas sobresalientes, un criterio cada vez mayor sobre el juego y un afán por asumir el liderazgo.

Huérfano de referencias ayer, Apoño fue el que intentó asumir galones la mayoría de las ocasiones en la salida del balón. No se recuerdan muchas tardes del Málaga con tanta posesión, pero inútil, insustancial. El Mallorca llevó el partido a sus intereses, dificultando las opciones de contragolpe local. Por eso Apoño se hartó de acercarse hasta la defensa a pedir el balón y ofrecerlo con un mínimo de sentido a sus compañeros.

Pero el medio centro también quiso estar en el área del Mallorca para consagrarse. Al comienzo del choque el jugador de La Palmilla estuvo cerca de conectar un pase largo de Jesús Gámez, pero su acción más estelar se produjo en el único gol local, que ya oposita el mejor de la jornada. Sin dejar caer al césped el despeje de Ayoze la empaló en una violenta parábola que sorprendió a Lux. Y en plena fase de acoso al rival entrevió el desmarque de Duda en un pase en largo al área, del corte del de la jornada anterior, en El Madrigal. El luso casi logró el 2-1.

«La vi venir y pensé: 'Le pego'. Lo celebré con ese gesto como queriendo decir que también se marcan goles desde fuera del área, y no sólo de penalti», explicó después. En efecto, seis de sus ocho tantos fueron desde los once metros.

Apoño, que dedicó su tanto a Fernando, lleva meses ofreciendo una amplia gama de recursos para los cambios de orientación o los pases en largo, ya sea con la pierna derecha como con la izquierda. Su recorrido empieza atrás, cuando se incrusta entre los defensas para contener, y sigue en casi todas las zonas del centro del campo o, incluso, en el ataque.

Abandonó el campo extenuado. «Corrí mucho, como todos los compañeros. Tuvimos ocasiones, pero no pudo ser. Ellos son un buen equipo e hicieron su partido», dijo.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

PROXIMOS PARTIDOS

MULTIMEDIA

Vocento