Actualidad
málaga cf
El letrado del Málaga en el juicio del martes en Lausana alerta de la ofensiva del organismo futbolístico:«También es un asunto político»
31 de May de 2013
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Juan de Dios Crespo: "Soy optimista, pero la UEFA va a tope en el TAS"
Juan de Dios Crespo. Foto: Rober Solsona
ANTONIO GÓNGORA | .-

El Málaga ha depositado su confianza, para medirse a la UEFA en el Tribunal de Arbitraje Deportivo, en el abogado Juan de Dios Crespo, un valenciano con una dilatada experiencia en el desarrollo del derecho deportivo y, sobre todo, que conoce cómo ganar casos ante el TAS. Cada año defiende entre veinte y treinta causas en este tribunal, lo que le convierte seguramente en el más especializado del mundo en las apelaciones al TAS. En una entrevista con este periódico, Crespo demuestra su dominio sobre el asunto y se muestra relativamente optimista sobre las opciones de éxito del recurso, si bien alerta sobre la ofensiva que pondrá en marcha la UEFA para mantener la sanción sobre el conjunto blanquiazul (un año excluido de las competiciones europeas y una multa de 300.000 euros).

Entiende que este caso será crucial para el crédito de la UEFA, que llevará a Lausana el martes a un equipo jurídico nunca visto, compuesto por sus mejores especialistas y con ayudas externas. Según el abogado del Málaga, el organismo dirigido por Michel Platini necesita ganar el juicio a toda costa, ya que, en caso contrario, vería frenada su estricta línea de control financiero de los clubes. Pese a todo, el letrado confía en las bazas que tiene y asegura que «trabajará a muerte» para ganar.

–Desde el club siempre entendieron que habían cumplido con las exigencias de la UEFA en el capítulo financiero, aunque en este tipo de litigios nunca se puede saber de antemano qué va a ocurrir.

–Haciendo un símil futbolístico: hemos perdido los dos primeros partidos, y ahora tenemos el tercero, donde podemos ganar. No es fácil, porque perdimos en primera y segunda instancia, y ahora estamos en la tercera. Esto ocurre también en la legislación normal. Por otra parte, es un asunto no solo jurídico, sino que también es bastante político, y la UEFA ha puesto mucho énfasis, porque necesita ganar en el TAS sí o sí. Es su punta de lanza del ‘fair play’ financiero. Ha sancionado a equipos de Ucrania, Armenia, Macedonia o Serbia, pero este caso no es lo mismo. El Málaga es un club de una Liga fuerte, de las cinco mejores, y también ha llegado muy lejos en la Champions. Entonces es un ejemplo para la UEFA, que ha puesto toda la carne en el asador. Por eso tenemos dos puntos negativos: perdimos antes y ahora vamos, digamos al Tribunal Supremo, donde se gana de vez en cuando, y, además, es un asunto donde la UEFA va a tope, y llevará el equipo jurídico más potente que he vivido yo en un caso contra ellos. Nunca había visto que fuesen el jefe de los servicios jurídicos generales y el jefe de servicios disciplinarios juntos, además de otro abogado externo. Las dos cabezas jurídicas más importantes estarán en la vista oral, algo que nunca ocurre, con un total de tres representantes del máximo nivel. Se han tomado esto como algo de relumbrón; quieren que se mantenga la decisión. Lo positivo es que creemos que tenemos la razón, y vamos a intentar pedirla. Pero en derecho hay que creer que se tiene la razón, luego hay que saber pedirla y, por último, tienen que dártela, y ahí es donde está el tema. Yo soy optimista, pero no hay que creer que lo tenemos hecho, ni mucho menos. Es un tema complicadísimo, muy complejo jurídicamente y también políticamente, y deportivamente. Hay que tener los pies en el suelo y no pensar que todo lo tenemos en el bolsillo. Tenemos que pensar en que hemos perdido dos partidos y que hay que remontar en el tercero.

–Sus palabras asustan un poco. ¿Por qué la UEFA pone en marcha toda su maquinaria en este caso?

–No es nuevo el ‘fair play’ financiero, pero sí lo es con este nuevo reglamento y contra un equipo de alguna de las primeras ligas. Creo que este es un asunto ejemplificador. Para la UEFA es un caso en el que pretende calibrar si está en la buena línea o no. Eso es lo que le inquieta. Y van con el equipo jurídico completo, pese a haber ganado en las dos primeras instancias. Esto significa que ellos no tienen todas las cosas claras. No es fácil, como se puede ver, pero vamos a intentar sacarlo adelante con lo que tenemos, con nuestra gente, el equipo del Málaga y los propietarios, a los que he pedido que vinieran (estará Moayad Shatat). Habrá expertos que hemos invitado también.

–¿Tanta trascendencia tendría para la UEFA en este momento una negativa en este asunto?

–Es un tema político de la UEFA, aunque la Unión Europea venía advirtiendo desde hace tiempo sobre esto. Hay mucha gente hablando de esto, no solo en la UEFA. El Bayern Múnich, por ejemplo, siempre estuvo denunciando a los españoles. Este es un asunto neurálgico, porque supondría la punta de lanza para otros equipos que pudieran caer en el futuro.

–Parece una lucha desigual, contra casi todos.

–Se siente mucho la presión, pero no pasa nada, estamos acostumbrados. Ganaremos o perderemos, pero el malaguismo puede tener claro que vamos a darlo todo. Vamos a llegar más allá del deber y el honor, como dirían en el ejército. Vamos a luchar a muerte, porque creemos tener razón, pero contamos con dos derrotas anteriores en la UEFA y también la fuerza política de esta organización. Los demás clubes deberían estar con nosotros, pero no es así, todo lo contrario. No presionan de una forma jurídica, porque no pueden, pero sí lo hacen mediáticamente. Los anglosajones dicen que ya era hora que se hiciera algo así. El caso del Málaga es de máximo nivel en Europa, y todos lo están esperando mucho.

–Esta normativa inédita, entonces, más que beneficiar, va a perjudicar por esa gran implicación de la UEFA. ¿No?

–Por supuesto. La UEFA quiere tener la razón. Por eso desplaza a un equipo jurídico nunca visto. Hay una gran gana de confirmar sentencias anteriores y que este caso sea ejemplificador. Buscan la cabeza del Málaga y querrán decir que la han cazado.

–¿El TAS no tendrá en cuenta en ningún momento el carácter social de un equipo de fútbol y el gran apoyo que tiene, además de los méritos deportivos alcanzados por los jugadores?

–Eso quedará al margen. No se tendrán en cuenta los aspectos deportivos, quiénes apoyan, el manifiesto o cualquier otra cosa, sino que se centrará en los hechos y las normativas. Al TAS le tengo mucha confianza, obviamente, porque es un órgano independiente siempre. Los tres árbitros nombrados me merecen todo el respeto y la máxima confianza, pero son seres humanos y también sienten lo que se ve alrededor.

–¿Tampoco influirá que la UEFA ya le ha retirado al Málaga una parte de la sanción, la segunda, lo que supone un reconocimiento de que las deficiencias se solucionaron?

–El problema está en que cuando alguien comete un delito, en el caso de que se tratara de un asunto penal, aunque se arrepienta luego, siempre le quedará una pena. Eso pasa aquí, por muy bien que hayamos hecho después los deberes, porque el club ha trabajado de manera completísima y profunda a partir de entonces. Eso es crucial para el futuro. Recordamos que el Málaga solo se ha clasificado dos veces para competiciones europeas, esta sería la tercera en su historia. Por eso, tener dos años de sanción sería muy duro. Uno, sin embargo, lo pasamos ahora y ya está, aunque esperemos que no sea así. ¿Lo tendrá en cuenta el TAS? Yo voy a intentar que así sea, pero también deben hacerlo quienes vengan con nosotros. Vamos a intentar hacer ver que hubo una interpretación errónea de la normativa. Pero, ojo, enfrente vamos a tener no solo a la UEFA, sino que también hay un despacho de abogados español que ha dicho que no tenemos razón. Y estará allí. Expertos españoles que dicen que no. Si aquí tenemos ya distintas opiniones, y lo aporta la UEFA... Esto significa que entre nosotros también hay gente que no comparte nuestra opinión.

–¿La UEFA ha recurrido a juristas españoles para utilizar en el juicio sus opiniones?

–Legalmente han opinado. No es todo sencillo. Tendremos que demostrar que llevamos razón también contra los expertos españoles, que es algo que nadie sabía, pero que está ahí y es muy importante.

–Como experto en derecho deportivo, ¿qué le parece el ‘fair-play’ financiero de la UEFA?

–Yo creo que sí era necesario, pero no de la forma en la que lo han hecho. Creo que no es posible impedir a una persona que quiere aportar dinero a su club si cumple con los requisitos de no tener deudas, sea un jeque, un español o quien sea. Entiendo que una empresa puede hacer lo propio con el objetivo de tener más ingresos en el futuro. Eso coarta. Parte de una premisa errónea, porque los clubes que tienen más dinero por los derechos televisivos han conseguido gracias a eso disponer de mejores deportistas y pueden ganar más títulos. El acaparamiento por parte de grandes clubes de figuras, para que luego no puedan jugar, también afecta. Podía haber habido un replanteo mayor incluyendo otros aspectos. Se necesita un acuerdo europeo, porque partimos de premisas falsas. ¿Y por qué no puedo aportar yo más dinero a algo que es mío y quiero mejorarlo, y disponer de una plantilla de gran nivel? Primero hay que invertir, ¿no?

–Curiosamente, el propio Michel Platini se ha mostrado partidario de que desaparezcan los jeques, pero en su país tiene al París Saint-Germain dirigido por el príncipe de Catar, y ahora al Mónaco, por un millonario ruso.

–El ‘fair play’ se juega en tres temporadas, esta y las dos siguientes. Luego se verá si el Mónaco, por ejemplo, cumple lo del déficit máximo de 40 millones por temporada. Porque ahora van unas 6.000 personas a ver el fútbol a Mónaco, pero lo más importante es la fiscalidad que tienen allí. Eso hay que verlo. Pero no solo eso, porque yo recuerdo que en la Juventus de Angelli, en la que jugaba Platini, también ponían el dinero para el equipo. ¿Dónde estamos? Soy favorable al control financiero, no se pueden hacer locuras, pero no se pueden evitar las entradas de capitales.

–En esa línea, ¿qué le parece la demanda de un agente de jugadores en la UE porque se impide la libre circulación de capitales?

–Creo que debería haber sido un club y no un agente. No veo que por esta petición se pueda cambiar, aunque habrá que ver. Pero la Unión Europea tarda años en decidirse. Aunque la Unión de Clubes debería decir algo, porque está muy callada, quizás porque está dominada por el Bayern Múnich. Debería alzar la voz. Si no hay equipos, no hay fútbol. Deberían opinar.

–¿Pero mantiene la esperanza?

–Si pensáramos en perder no habríamos apelado. Pensamos en ganar y tenemos nuestras bazas, sin duda. Pero no quita para decir lo que comentaba al comienzo. Estamos ahora en posición defensiva. En un símil de boxeo, tenemos los primeros asaltos perdidos por puntos, y solo nos salvará un k. o. técnico en el último asalto. Buscamos dar el golpe definitivo. Hay que darle una derecha y una izquierda, y tumbarlo. Pero no siempre se puede. Creo que tenemos razón y la vamos a pedir. Pero luego hay que ganar. El mensaje es de optimismo, sin duda, aunque sea relativo.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

PROXIMOS PARTIDOS

MULTIMEDIA

Vocento