Malaga CF

El Málaga estudia abandonar el estadio de atletismo y baraja ya otras opciones

Los jugadores del Málaga se entrenan desde que llegó el jeque en el estadio de atletismo / Carlos Moret
  • Prevé que no podrá utilizar el campo tras los conciertos de julio y también busca más privacidad, algo que podría obtener en el Anexo o en una localidad próxima

El estadio de atletismo quizás no albergue los entrenamientos del Málaga la próxima temporada después de cuatro años haciéndolo (desde la llegada del jeque Al-Thani al club). La decisión no está tomada de una forma definitiva, pero el club está buscando alternativas debido a que se plantea abandonar este recinto por distintas circunstancias que le impiden desarrollar de una forma óptima el trabajo de sus profesionales. Pese al entendimiento de la entidad de Martiricos con el Ayuntamiento, este asunto posiblemente no se cierre con un acuerdo, por lo que no se descarta que finalmente no se renueve el convenio y el equipo de Javi Gracia se marche a otro recinto.

Las causas de esta situación se centran en diversos aspectos que dificultan la estancia de los malaguistas en la instalación pública. Para empezar, el próximo mes concluye el actual convenido de colaboración entre el Consistorio y el club. Hasta ahora está siendo el Málaga el que se encarga del mantenimiento del estadio a cambio de disponer de él. Pero aquí también se entrenan los atletas, que en algunas ocasiones se han mostrado críticos, y también está previsto que se trasladen oficinas municipales a este lugar.

La falta de privacidad estaba siendo y seguramente se mantendrá como un inconveniente importante para el equipo blanquiazul, que busca una menor exposición tanto externa como interna para desarrollar los entrenamientos de la forma más discreta. Todo ello ha llegado a un punto que quizás no tenga retorno, aunque habrá más reuniones entre las partes en los próximos días para intentar acercar posturas y renovar el convenio de colaboración.

Deterioro del césped

La gota que posiblemente colme el vaso quizás haya sido la celebración de dos largos conciertos consecutivos que están previstos por el Ayuntamiento para julio. Esto seguramente provocará un deterioro importante de la hierba del campo y podría evitar que el equipo pudiera trabajar en la instalación en la puesta en marcha de la pretemporada. En el club están convencidos de que el césped quedará muy dañado y una rápida recuperación sería muy complicada en un periodo tan caluroso.

De esta forma, el Málaga está barajando otras opciones para entrenarse a partir de julio. Las posibilidades, según ha podido saber este periódico, se centran en un Anexo reformado o en las instalaciones de alguno de los campos de las localidades más próximas a la capital. El campo que se encuentra junto a La Rosaleda quizás sea el más indicado para la privacidad que busca el Málaga, aunque también sería muy factible cerrar algún acuerdo con alguno de los ayuntamientos cercanos, que siempre se mostraron deseosos de contar con el Málaga en sus instalaciones.

En cualquier caso, este asunto sigue abierto, pendiente de más reuniones, y tampoco se puede descartar que al final haya un pacto del club de Martiricos con el consistorio malagueño para seguir entrenándose en el estadio de atletismo.

Temas