Malaga CF

Joaquín: "Florencia es muy bonita, pero está como sin acabar"

vídeo

/ Pedro J. Quero

  • El humor del 'Pisha' volvió a Málaga por una hora. La mesa '110 años de historia del fútbol' lo sentó junto a tres exjugadores, Romero, Basti y Manu, y el de Puerto de Santa María centró los aplausos

Anécdotas de vestuario, viajes y mucha Champions. Fueron los protagonistas de la última mesa redonda titulada ‘110 años de historia del fútbol en Málaga’, celebrada este lunes en el auditorio del Museo Picasso, y que sentaba al exmalaguista Joaquín Sánchez -ahora en la Fiorentina-, y a tres exjugadores, Romero, Basti y Manu.

Salieron muchas historias a la palestra y la presencia del 'Pisha' era de las más esperadas. Entre las risas del auditorio fue contando lo mejor que ha vivido en el Málaga y el Betis. Como los secretos de aquella famosa fiesta de Halloween en casa de Benjamín, cuando montaron un conga a Lopera, el mismo que luego intentó mandarlo al Albacete: "Dios mío, ¡yo me veía firmando con el Albacete! Con todo el respeto. Pero llegué, compré un queso y me volví".

Su vida en Málaga, desde la primera vez que le dijo a Gubhn "¿Qué pasa, pisha?" a cuando le contó a su mujer que se iban de la Costa del Sol a Florencia: "¡Con lo contenta que estaba aquí! Todavía me veo esquivando las maletas que me lanzaba...". Italia es otra historia. Joaquín, que se hizo famoso por su entrevista en italiano, no quiso lanzarse mucho con el idioma de Dante. "Menudos dolores de cabeza me dio aquél vídeo. No pararon de llegarme mensajes". El del Puerto de Santa María está contento en Florencia, que es "una ciudad bonita, pero está como por acabar". Recuerdos de muchos excompañeros y también para su entrenador, Manuel Pellegrini, al que le tiene mucho respeto pero que recuerda como el señor "con los ojos muy colorados, como si se hubiera pasado la noche fumando debajo de una sábana". Y el público, por cierto, le pidió que rematara la jugada con un chiste...