La ciudad deportiva del Málaga, a menor ritmo

Panorámica del estado de los trabajos, en una imagen de ayer de la parcela de Arraijanal. /Ñito Salas
Panorámica del estado de los trabajos, en una imagen de ayer de la parcela de Arraijanal. / Ñito Salas

Las obras para La Academia se ralentizan por la lluvia y una fase concreta del trabajo

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Los trabajos en la futura Ciudad Deportiva del Málaga siguen avanzando, aunque a ritmo algo más lento, como han denunciado en los últimos días numerosos aficionados que han pasado cerca del lugar. El club y fuentes de la constructora local Bilba, que acomete la tarea, desmintieron a este periódico que las obras se encuentren detenidas, pero sí reconocen que ha podido haber menor presencia de trabajadores, algo en lo que ha podido influir también un mes de octubre especialmente lluvioso y el inicio de una fase distinta en los trabajos, con el fin del encofrado de la estructura.

Cabe recordar que los trabajos de la primera fase de La Academia empezaron en torno a la segunda quincena de febrero. En esas semanas y en las primeras de marzo comenzó el vallado perimetral y la adecuación de los terrenos en Arraijanal (la zona de Guadalmar), con los movimientos de tierra para nivelar el espacio. Posteriormente, empezó la fase dedicada a levantar las estructuras del edificio principal, que albergará las oficinas, y de la grada del campo de césped natural principal, el más importante.

Esta primera fase de la Ciudad Deportiva afecta a un terreno de 118.000 metros cuadrados, y contempla otros tres campos de juego (dos de hierba artificial) y un aparcamiento para unos 300 vehículos. Ademas, las obras tuvieron la rémora durante los primeros meses de numerosas protestas convocadas por grupos ecologistas, que también frenaron en parte los trabajos. Se confía en que para el final de la presente temporada se lleve a buen puerto esta primera fase.

Siete millones de partida

Se cifra en siete millones de euros el coste de esta primera fase, en las que a diferencia del primer plan ya se incluyó un cuarto campo de fútbol además de las instalaciones complementarias (los vestuarios para todos estos campos, la cafetería...) y, fundamentalmente, la urbanización de esta zona de la parcela. Este cambio incrementó sensiblemente el coste de las obras en dos millones.

El club reconoció que falta por abonar una parte del montante de las obras a la constructora Bilba, pero pendiente de la venta de la parcela de El Viso por 4,5 millones, cuestión que ya se conocía antes de que comenzaran los trabajos hace unos meses. El resto del dinero hay que sacarlo del presupuesto de la temporada. La segunda fase del proyecto de la ciudad deportiva contemplaría la zona prevista para el primer equipo, con un espacio muy superior a dos terrenos de juego, además del resto de complementos imprescindibles para acoger a una plantilla de élite.

Finalmente, La Academia del Málaga quedaría completa con una tercera fase en la que se construirían más campos hasta alcanzar un mínimo de siete, uno de fútbol-7 y algunos espacios para los porteros u otro tipo de trabajos, sobre todo para el primer equipo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos