¿AL FIN ONTIVEROS?

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Aún conserva cara de niño de travieso. Y lo sigue siendo ya en la mayoría de edad. Dentro y fuera del campo, donde parece que no sabe que los goles tambien se pueden meter en el interior del área. A fuerza de repetir golazos nos va a acostumbrar a sus diagonales y parábolas, que conocen pero no son capaces de anular las defensas y porteros. «Hace cosas muy difíciles de ver en el fútbol. Debe adquirir un rendimiento sostenido. Puede llegar tan lejos como se proponga», destacó a este periódico Víctor, que parece haber despertado al duende, justo como lo consiguiera Míchel en su primera campaña (la 2016-17). Jugadores de banda legendarios generando el caldo de cultivo táctico para que se libere el talento del extremo marbellí.

Sabemos que lo suyo es hablar con el pie, no con la boca, que no le gusta ser reconocido en la calle (¿verdad, Paco Cañete?), que su 'peli' favorita es 'Torrente 2', que no se pierde 'Equipo de investigación' y que no juega a las videoconsolas. También que será difícil que el Málaga le mantenga en sus filas si no se asciende (y hasta si se regresa a Primera), porque el talento joven cotiza. El problema de Ontiveros no está en las extremidades inferiores, sino en la cabeza. Y no porque cada temporada protagonice algún incidente extradeportivo que lamentar, sino porque hasta ahora sólo ha rendido en un clima de confianza. No siempre existe este ecosistema. En más de dos décadas siguiendo al Málaga profesionalmente, y casi el doble de tiempo como aficionado, he visto decenas de futbolistas locales perderse o llegar mucho menos lejos de lo que pudieron por no alcanzar la madurez suficiente. Ahí está el 'quid'. Y el entorno del futbolista es corresponsable. Desgraciadamente es un problema muy recurrente en nuestra provincia. Les cito sólo cuatro nombres: Popo (el torreño), Alexis (pudo haber sido internacional absoluto si se lo hubiera propuesto), Edu Ramos e Isco (¿para cuándo una continuidad?). Por eso, me encantaría que Ontiveros analizara lo que se juega desde ya. Y por la misma razón creo que no se está destacando lo suficiente a un coineño (Juanmi) y, sobre todo, a un paleño que es a día de hoy un jugador hecho y derecho: Portillo.