Ontiveros abre el baile de salidas en el Málaga

Keko intenta un centro en el amistoso frente al Algeciras. /AGENCIA LOF
Keko intenta un centro en el amistoso frente al Algeciras. / AGENCIA LOF

El club está obligado estas dos semanas a buscar acomodo a otros seis jugadores con salarios altos

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Ontiveros va a recalar en el Villarreal por los 7,5 millones pactados desde hace semanas (hoy será oficial), pero esta operación ni por asomo soluciona los graves problemas económicos del Málaga. LaLiga ya ha advertido en público y en privado de la necesidad de que el club de La Rosaleda se adapte a su nueva realidad, pero el trabajo se hace ya contra el reloj, con menos de dos semanas de margen y demasiadas asignaturas pendientes. Después de los traspasos de Rosales (al Leganés) y Ricca (al Brujas belga), la cesión de Cecchini (cedido al Seattle Sounders) o el acuerdo pactado con el Getafe por Harper, la salida del extremo marbellí abre el baile en esta agónica recta final del mercado.

En el seno del Málaga tienen claro que las operaciones de aquí al 2 de septiembre a las doce de la noche deben rondar la veintena para recomponer la plantilla y cumplir los parámetros fijados por LaLiga. Y entre ellas ya no se cuenta el fichaje del centrocampista José Rodríguez por tres temporadas. Son demasiados los nombres en la agenda del director deportivo, José Luis Pérez Caminero, pero también los temores a que el presidente, Abdullah Al-Thani, siga con sus obstáculos a los acuerdos ya pactados.

Santos ni se entrenó

Precisamente la negativa del presidente a dar luz verde al acuerdo evitó el jueves que el delantero Santos fuera traspasado al Rayo. El uruguayo es uno de los casos de futbolistas que 'cotizan' por partida doble en el tope salarial del Málaga: por tener una ficha alta (no sufre una reducción a la mitad pese a que el equipo compite en Segunda) y porque arrastra una 'amortización' del fichaje en su última temporada de contrato. Precisamente lo que se ha pactado con el conjunto vallecano es algo así como un 'lo comido por lo servido', porque la entidad de Martiricos se ahorraría la ficha y esa 'amortización'. El futbolista, que fue obligado a volver desde Madrid cuando se había despedido de sus compañeros y lo tenía todo concertado para pasar reconocimiento médico con el que iba a ser su nuevo equipo, ni siquiera apareció el domingo para entrenarse con la plantilla malaguista. Obviamente, está muy molesto.

Juanpi, N'Diaye, Santos, Keko, Luis Hernández y Rolón cuentan con fichas prohibitivas en la actual situación económica y en algunos casos con una 'amortización' a afrontar

En una situación parecida, con ficha alta y también una cantidad que se arrastra tras su contratación (esta última, propuesta directamente por Al-Thani) también está el centrocampista argentino Rolón, cedido la pasada temporada en el Génova. Asimismo, Keko computa por partida doble cara al tope salarial asignado por LaLiga al Málaga. Como firmó por cuatro temporadas y el coste de su incorporación ascendió a cinco millones, su 'amortización' es de 1.250.000 euros. El verano pasado el Valladolid se hizo cargo de sus emolumentos y pagó por la cesión apenas el 20 por ciento de esa cantidad, una situación que ahora se repetiría con los ojos cerrados en la entidad de Martiricos.

Con ficha profesional

Por último, está el caso de Luis Hernández, también con una ficha elevada y, eso sí, con una 'amortización' menor. El madrileño al menos sí tiene cartel en Primera División (el Alavés está interesado en él), lo que puede ser muy interesante durante estas dos semanas, aunque conviene recordar que a diferencia del resto de afectados sí está inscrito ante LaLiga. Por eso, ante la escasez actual de fichas profesionales, resulta ilógico que el club se desprenda de él durante esta semana, incluso la próxima, a menos que se normalice la situación y puedan ser dados de alta Okazaki, Cifu, José Rodríguez y demás fichajes.

Los casos de Juanpi, N'Diaye, Santos, Keko, Luis Hernández y Rolón son prioritarios, pero es obligado no olvidarse de otros nombres. El club quiere desprenderse de una vez por todas de Tighadouini y el guardameta Cenk (este último ni siquiera ha debutado en partido oficial como malaguista), y además Víctor no cuenta con el defensa internacional venezolano Mikel.

Como se puede comprobar, son nueve nombres, a los que se pueden sumar algunos otros futbolistas que no entren en los planes del entrenador o alguna otra salida (en este último caso, una opción clara es Diego González). Por eso, Ontiveros abre el baile de salidas, pero también el capítulo de operaciones que debe afrontar el Málaga de aquí al 2 de septiembre a las doce de la noche. Al-Thani mediante e incluidas las incorporaciones, unas veinte. Y visto el ritmo del último mes y medio, parecen demasiadas. Sería como pasar de cero a cien en muy poco tiempo.