Ontiveros, aptitud, actitud e inspiración

Ante un Málaga con habilidad y cautela, el escaso peligro del Nastic se limitó a apenas dos cesiones al portero local, Kieszek

Ontiveros, aptitud, actitud e inspiración
PACO CAÑETEMálaga

No conozco personalmente a Javier Ontiveros. Sé que es de Marbella, que el pasado septiembre cumplió 21 años. En las selecciones nacionales sub-17, 18 y 19 jugó 11 encuentros. De su carácter me han comentado no sé cuántas historias. Como en la viña, unas chorrearán veracidad y otras estarán secas. Lo que no puedo negar es que vengo siguiéndolo desde hace varias temporadas. En sus actuaciones ha dado pares y nones. Recuerdo que los entrenadores que ha tenido en La Rosaleda se han confundido con este jugador. Tampoco olvido que temporadas atrás escribí que su carrera podía ser brillante. Cercano en el tiempo, en los primeros compases de esta Liga, comenté: «Ontiveros va para figura». Hoy, tras salir el sábado del banquillo, con toda la frialdad y tranquilidad del mundo afirmo que Ontiveros es de los futbolistas con mejor condición, inspiración y aptitud de Segunda. Más temprano que tarde dará el salto a un club del grupo de los grandes. No creo que estos adjetivos obnubilen la mente del chico procedente de la cantera. En su cuerpo ya suma experiencias negativas. En su carrera tengo que añadir el nombre de Juan Ramón López Muñiz, su actual entrenador. Durante el verano no sólo evitó que se marchara del equipo, sino que, además, psicológicamente lo está llevando muy requetebién.

El Málaga, ante su público, su afición y sus seguidores sumó la séptima victoria seguida. Otra vez «en su sitio». El encuentro con el Nastic no resultó bueno, ni malo. Con un gol de Koné, desde el minuto 24 el partido estaba ganado, y aunque no se produjeron situaciones de suspiro, pasar el tiempo con un solo tanto de diferencia no evita pensamientos negativos. Claro que delante tenía al conjunto de Tarragona, flojo en defensa, aceptable en el centro y nulo en el ataque. Los 9 goles que ha marcado en 14 partidos, lo pregonan.

Recuerdo a su entrenador, Martín, hace años feliz en el campo de Martiricos. Aquí debutó con la selección de España y no olvido sus palabras de alegría en el túnel de vestuarios. En charlas posteriores rememoró aquella jornada. Sin embargo, la del sábado en este mismo escenario, pintarían bastos en sus pensamientos. Su equipo sólo tiró a puerta en el minuto 69. Única intervención de Kieszek. Claro que el meta polaco pasó ciertos apuros en dos cesiones de sus compañeros. El Málaga actuó en esta ocasión con habilidad y cautela, que son premisas de su entrenador para asegurar los marcadores. Habilidad para sacar producto a su juego, consecuencia del trabajo diario de los entrenamientos y cautela para prevenir el peligro. Los adversarios valorarán las actuaciones de los blanquiazules cuando los tengan enfrente.

Apunte 1. Menuda tarde en la que Ontiveros le dio a Tete. El de la línea no la olvidará. Se le fue repetidas veces, caños incluidos, y para colmo una entrada en falta al de Marbella supuso la segunda tarjeta. En el minuto 74 dejó a su equipo con diez. Apunte 2: Blanco está constituyendo una agradable revelación. El sábado, que no fue su mejor partido ni marcó, facilitó el gol de Adrián en periodo de descuento. Sergio Cortés explicó en estas páginas la preocupación de Muñiz por su forma de colocar los brazos cuando salta. Sin llevar mala intención, por su corpulencia resulta espectacular. En el encuentro pasado, otra amarilla más. Apunte 3: De entrada, gran ovación para los deportistas malagueños Daniel Quintero y María Torres, plata y bronce en el mundial de katas. Apunte 4: El próximo encuentro, en Almendralejo, ante el Extremadura, que estrenó entrenador con victoria en Reus. El club extremeño pretendió fichar hace un par de semanas a Antonio Tapia. El exmalaguista respondió negativamente a la oferta. No es la primera que no ha aceptado en esta temporada. El equipo que desea está por llegar.

 

Fotos

Vídeos