Ontiveros y Juanpi, eternos 'culpables'

Son irregulares, pero en los partidos se les releva casi rutinariamente. Otros que no hacen nada pasan inadvertidos. Fede y Montoro barrieron el sábado a N'Diaye y Lacen, que no fueron sustituidos

Muñiz habla con Ontiveros antes de sustituirlo. /Ñito Salas
Muñiz habla con Ontiveros antes de sustituirlo. / Ñito Salas
PACO CAÑETE

Desde temporadas atrás, en el Málaga militan un par de jugadores a los que no se les perdona una. Son jóvenes, tienen clase y, por eso precisamente, me parece lógico y justo que se les exija. Otra cuestión es que se les releve casi rutinariamente en los partidos. No me canso de repetir que tienen posibilidades, aunque hay que reconocer que ciertamente son irregulares. Así y todo, dentro del plantel del equipo blanquiazul otros que no hacen nada positivo pasan inadvertidos. El pasado sábado pensé que Ontiveros fue sustituido en el descanso por lesión. Después supe que no. Nada que objetar a la entrada de Dani Pacheco. Al contrario, casi a ciegas tenía por quien entrar. Por Ontiveros, no. El de Marbella ni mucho menos era de los destacados, pero otros elementos estaban por debajo de su rendimiento.

¿Por qué Lacen participa en casi todos los encuentros? No dudo de que el jugador francoargelino rindió bien en el Racing y en el Getafe, entre otros clubes. A Málaga el centrocampista ha llegado en el ocaso de su carrera. Y lo está demostrando con su lentitud y falta de aciertos. Si digo Lacen, puedo nombrar a otro más joven: Renato. Cuando aprovecha su velocidad, el portugués llega arriba y es incapaz de superar al contrario en el uno contra uno. Frente al Granada hubo más. Mejor dicho, menos. Blanco estuvo desafortunado durante los noventa y tantos minutos. Harper apenas tocó el balón en el segundo tiempo, y N'Diaye sumó un error tras otro durante el primer periodo.

A pesar de esos errores individuales en la labor del conjunto, el partido del sábado resultó competido. El Granada no mereció sumar los tres puntos. Se acabó la racha en La Rosaleda. La Liga continúa y sigo pensando en el ascenso a Primera División. Hay que sumar una serie de factores en este descalabro, para sacar las debidas conclusiones. Por ejemplo, las ausencias por lesión de Koné, efectivo arriba; Adrián, tan gris como eficaz, y Luis Hernández, que se había asentado en la cobertura. Ya que he mencionado al central, ante el conjunto rojiblanco el Málaga erró por las prisas en numerosos saques de banda. En resumen: primera derrota en casa, segundo gol encajado y lo peor, que la afición tuvo razón para enfadarse. A este marcador negativo, segundo consecutivo, no se si llamarle crisis o bache. ¡Qué más da! Los seis puntos volaron. El Málaga, cuando se han celebrado dieciséis encuentros, ya no depende de sí mismo. Las dos plazas de arriba tienen otros ocupantes. Se tienen que disputar 78 puntos. Sin marcar goles durante 180 minutos no es el camino. Como se ha comentado que el club dispone de cierta cantidad para fichar en enero, manos a la obra… Caminero sabrá.

Al entrenador parece que se le han acabado ciertas ideas que anteriormente tenía claras. En un choque como el del pasado sábado, en el que ninguno de los dos contendientes remató entre los palos, el control del balón en la zona ancha fue fundamental. Y Fede y Montoro barrieron de arriba abajo a N'Diaye y Lacen. Los centrocampistas visitantes cortaban y conectaban en los pases. Los de casa, ni lo uno ni lo otro. N'Diaye terminaba en el suelo o haciendo falta casi siempre. Mientras, Lacen cortaba poco y la mayoría de sus pasecitos eran horizontales o hacia atrás. De profundizar… ¿qué he dicho?

En el centro del campo hubo que sustituir.Mientras, Renato lanzando faltas... Total, que el partido tuvo emoción, entrega y casi nulidad ofensiva. Otro relevo que estuvo cantado, el de Harper, que lógicamente acusó la baja durante varias semanas. En fin, que no se trata de 'quita y pon' a Ontiveros y a Juanpi simplemente. A Muñiz, sin embargo, hay que valorarlo hasta ahora. El balance del haber es positivo, aunque el debe está aumentando peligrosamente. El míster sabe, quiere y… El sábado, en Mallorca, buena ocasión para ver al 'otro Málaga'.

 

Fotos

Vídeos