La Liga 123

Mucho orden y disciplina, mezclado con un estado de gracia, así llega el Cádiz

Mucho orden y disciplina, mezclado con un estado de gracia, así llega el Cádiz

Coincide en el tiempo que todos los jugadores atraviesan su mejor estado de forma, hay mucha competencia para acceder al once, y jugadores que suelen ser fijos, ahora son suplentes

BORJA GUTIÉRREZ

En La Rosaleda se espera un Cádiz bien plantado, que dejará actuar al Málaga y que empezara por establecer su entremado defensivo para luego entrar en acción con los robos en campo contrario y el contragolpe. Y eso son buenos, su especialidad. Aunque si se les anula las bandas empiezan a sufrir a la hora de sacar el balón de su campo. Son algunas de las pocas debilidades a destacar en un equipo que ha crecido a pasos agigantados durante esta temporada y que amenaza dar otro sus al Málaga es la despedida del 2018 ante su afición, aún quedaría la jornada del 22 de diciembre ante el Oviedo. Analizamos los puntos fuertes y débiles del conjunto gaditano.

Fortalezas

Orden

Son muy disciplinarios, su técnico, Cervera, es un obseso del control y hace mucha incidencia en la colocación en el campo, mantener las líneas muy juntas para descatar en fase defensiva.

Velocidad en banda, ideal para el contraataque

Sus armas en ataque son principalmente por banda. Para este encuentro recuperan a sus mejores jugadores en esa posición, los más veloces que a pesar de regresar tras una lesión apuntan al once titular.

Una roca en el centro del campo

En su sistema utilizan un doble pivote defensivo formado últimamente por Garrido y José Mari, en el que también intervienen Álex Fernández y Edu Ramos, y son fundamentales para sostener al equipo. Fomentan la presión alta para crear superioridad en la recuperación tras pérdida y los robos de balón en campo rival.

Debilidades

Se gripa cuesta arriba

Está demostrado que es un equipo que es capaz y se siente más cómodo, aguantando una ventaja previa. Marcar primero le viene mejor, aunque sea demasiado pronto, son capaces de contener y mantener el resultado pero cuando es el rival el que se adelanta se atraganta a la hora de reaccionar. El tiempo les corre más rápido, sufren más imprecisiones y la rampa se le empina muy rápido.

Sufren mucho si se le encuentra un resquicio donde picar la piedra

Están en un gran momento de forma pero quizás sus laterales son las zonas por donde penetrar. Son los lunares de un equipo al que ahora mismo es difícil sacar un pero.

Miedo al conformismo

De hecho, lo que más temen los aficionados cadistas es que el gran momento de los suyos se convierta en conformismo viendo el 'tourmalet' que le viene próximamente. El Depor y el Osasuna después de Málaga.

 

Fotos

Vídeos