La Liga 123

El Oviedo, desarmado por las lesiones y en plena crisis deportiva

Alineación del Real Oviedo en el partido de Liga de Segunda División contra el Sporting./Pablo Lorenzana
Alineación del Real Oviedo en el partido de Liga de Segunda División contra el Sporting. / Pablo Lorenzana

Sus números no son demasiado alarmistas, llegan a la cita contra el Málaga siendo duodécimos en la tabla con 23 puntos, a seis de la zona de 'play off', pero algunos critican a un equipo irregular, con escasez de recursos y sin un juego reconocible

BORJA GUTIÉRREZ

Vuelve el Málaga al Carlos Tartiere tras 18 años, allí tienen un vago recuerdo de los blanquiazules. Lo último que conectan entre la ciudad asturiana y la Costa del Sol es el nombre de Dely Valdés, que fichó por el Málaga tras jugar allí. Fue en la última temporada en la que jugaron los dos equipos entre sí, en la temporada 2000-01.

El Oviedo que los blanquiazles visitan este sábado (16:00 h.) es un equipo irregular. Está sufriendo mucho las lesiones, en posiciones concretas, y todas a la vez. Este año hicieron una apuesta por una plantilla corta de 19 jugadores para complementarla con los canteranos del filial. Pero con la plaga de lesiones el plan está saliendo mal; se ha quedado en 13 o 14 jugadores disponibles y lo peor, ha coincidido en el tiempo que los afectados juegan en la misma posición. Esto ha llevado al entrenador al límite de su imaginación para configurar un once cada semana, de hecho es uno de los equipos que más onces diferentes ha propuesto en este tiempo de liga que ya cierra por navidad este 2018.

Muchas vueltas con el once

Para esta semana el Oviedo ha perdido a Mossa, por sanción, y a Ibrahima, por lesión, con respecto al último encuentro ante el Granada (perdieron 1-0, aunque dejaron fases de juego positivas). Estas bajas se suman a las de Forlín, Joselu y Saúl Berjón; cinco en total de cinco jugadores titularísmos en el equipo ovetense. Se resiente la defensa, pero sobre todo el ataque. Entre los que se quedan en la grada esta jornada han marcado once goles en lo que va de liga.

Con dos de los tres delanteros en el dique seco, el destinado a ocupar la referencia en ataque es Toché, un histórico del club pero que esta temporada ha sido relegado en importancia con los nuevos fichajes. De ser titular ante el Málaga, asunto obligado por lo que parece, volvería a salir de inicio tras meses sin hacerlo, en concreto desde la tercera jornada. Hay otro nombre, el del canterano Steven Nicanor, en el que hay muchas esperanzas pero pocos minutos y tiene opciones de entrar en la convocatoria e incluso jugar.

La pregunta es si Anquela mantendrá el 4-2-3-1 de la última jornada frente al Granada o, por el contrario, mudará el dibujo y volverá al sistema con tres centrales y dos carrileros. Las sensaciones del conjunto azul en el Nuevo Los Cármenes fueron buenas, por lo que todo apunta a que podrá repetir la forma de jugar ante el 4-4-2 que utiliza el Málaga de Muñiz.

Posible once del Real Oviedo

Champagne; Carlos Hernández, Javi Hernández, Alanís; Cristian Fernández, Diegui; Tejera, Folch; Omar Ramos, Bárcenas y Toché.

Y a pesar de esto los números no son nada dramáticos. Quizás se puso el grito en el cielo demasiado pronto con la permanencia o no de Anquela en el banquillo tras las dos derrotas consecutivas y el bajón de forma. Son 12º en la tabla con 23 puntos, es decir, a sólo seis de distancia con la zona de 'play off'.

A nivel institucional hay estabilidad. El grupo CARSO, del empresario mexicano Arturo Elías, es el propietario del club y en seis años han logrado sanear las deudas del club carbayón de 15 millones a 70.000 euros, un cifra simbólica en el presupuesto de 14 millones presentado para este ejercicio. Es un grupo fuerte que tiene mucho respaldo a nivel de acuerdos publicitarios en México. El objetivo de la entidad es meterse al menos en la liguilla de ascenso a Primera, aunque a decir verdad, la promoción no se ansía, no se ve aún como premisa innegociable.

Anquela, el entrenador cuestionado

Anquela en el partido de Liga de Segunda División entre Las Palmas y el Real Oviedo.
Anquela en el partido de Liga de Segunda División entre Las Palmas y el Real Oviedo. / Gabriel Jiménez

Con esta cumple su décima temporada en Segunda División, desde que se aventuró a dirigir en 1997 al Real Jaén. Nacido en Linares (11/09/1957, 61 años) pasó cuatro temporadas, en diferentes etapas, en el equipo jienense. Luego empezó a moverse por banquillos de Segunda B hasta encontrar su sitio en el Alcorcón. En el conjunto alfarero desarrolló su estadía más longeva. Logró el ascenso a Segunda y estuvo cerca de conseguir el ascenso a Primera. En la élite solo ha dirigido un curso, en el Granada, hasta la jornada 21, cuando fue sustituido por Lucas Alcaraz. Dos años en Numancia, y otros dos en Huesca para acabar en el Real Oviedo donde este curso es ya el segundo. La temporada pasada logró la séptima plaza en la Liga 123 empatando a puntos con el Numancia, que como sexto si jugó 'play off' de ascenso.

Este año se le ha presentado con multitud de complicaciones, casi todas derivadas de la apuesta de la entidad por tener una plantilla corta. El sistema que más le gusta utilizar es el 4-1-4-1 o el 4-4-2, pero las circustancias le han obligado a cambiar en varias ocasiones. Las lesiones y la irregularidad de resultados no han facilitado aún que el Oviedo tenga un once titular reconocible. Aunque tras la última derrota se informó en varios medios del entorno del equipo que podría ser despedido, el presidente en la última comparecencia pública que coincidió con la Junta General de Accionistas, dijo que seguiría en el puesto aunque perdiera contra el Málaga.

Los nombres entre Oviedo y Málaga

En la actual plantilla del Málaga hay dos jugadores con pasado en el Oviedo. Koné y Lombán han pasado por la disciplona carbayonesa en algunas fases de sus carreras. El delantero de Costa de Marfil, a la espera de recibir el alta de su lesión, no llegará para volver a donde estuvo una temporada jugando como cedido. Marcó seis goles en 35 partidos. El caso del defensa malaguista es diferente; nacido en Avilés, se formó en la cantera y además se confiesa seguidor de los ovetenses.

El eterno rival es Muñiz, el entrenador malaguista, formado en el otro baluarte del fútbol astuariano, el Sporting de Gijón. Vuelve a 'territorio enemigo', aunque como entrenador ya es diferente a aquellos tiempos en los que lo hacía de jugador rojiblanco y vivía la rivalidad en primera persona.

Varios jugadores han vestido las dos camisetas, pero sin duda el más conocido es Dely Valdés. El histórico delantero panameño dejó su impronta en ambos clubes. Jugó tres temporadas en cada uno de ellos y en las dos ciudades guardas buenos recuerdos de él. Y él de ellos, porque tampoco se ha desconectado mucho tras su paso. Dejó de ser entrenador del filial malaguista hace unos meses por el mal arranque de liga y conoce a la perfección a una de las estrellas del Oviedo, Bárcenas, al que entrenó.

Más sobre el Real Oviedo

 

Fotos

Vídeos