«El partido en Cádiz es vital, pero el vestuario está tranquilo»

Renato, en la rueda de prensa ofrecida este mediodía. /Francis Silva
Renato, en la rueda de prensa ofrecida este mediodía. / Francis Silva

El extremo malaguista, titular ahora con Víctor, no se pronuncia acerca del cambio de filosofía que ha supuesto la llegada del técnico madrileño

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSO Málaga

El extremo malaguista Renato Santos analizó ayer en rueda de prensa la actualidad del equipo, su peligroso desfondamiento en la tabla y sus aspiraciones en este tramo final. En sus palabras reconoció la importancia del derbi del lunes (21.00 horas, Gol) en Cádiz, y no quiso decantarse por su actual entrenador, Víctor Sánchez del Amo, que parece confiar más en él, frente a su antecesor, Juan Ramón López Muñiz. En este capítulo fue muy cauto para evitar suspicacias.

«Vamos a todo los partidos para ganar, y en Cádiz no será una excepción. El vestuario está tranquilo y sabe lo que tiene que hacer, pero el partido es vital», manifestó acerca del derbi, y no ocultó que tras la derrota ante el Mallorca (0-1) hay hambre de fútbol cara a resarcirse: «Es normal. Cuando se pierde un partido tienes ya ganas de que llegue el próximo».

Respecto a la posibilidad de que el Málaga salga de las seis primeras posiciones de la tabla tras esta jornada, lo que no ha sucedido en todo el torneo, el luso comentó: «Ahora son todos los partidos importantes. Estuvimos desde el principio arriba y sabemos que tenemos estar siempre concentrados, porque si no lo hacemos bajamos algo en la tabla, pero no nos presiona el Deportivo (que juega antes) siempre que estemos concentrados en lo que tenemos que hacer». Dicho esto, matizó que «sabemos que en esta Liga se puede ganar o perder cualquier partido, nunca se sabe antes qué va a pasar».

Varapalo

Sobre el varapalo del sábado, ante un rival directo, le quitó hierro ante el buen juego del Málaga: «El equipo está bien, con confianza. Tuvimos mala suerte ante el Mallorca, pero seguimos trabajando, con ilusión. Hicimos un buen partido y el Mallorca aprovechó una oportunidad cerca del final. Se hizo un buen trabajo y vamos a continuar así».

Una de las inquietudes de los malaguistas en el duelo a cara de perro ante el Cádiz será Machís, que lleva ya ocho goles y una asistencia pese a ser incorporado al equipo a finales de enero, pero Renato fue tajante aquí: «No nos preocupa». Para el portugués el Málaga ha de estar más preocupado en sus propias prestaciones.

Por otro lado, Renato no se decantó por ninguno de los dos entrenadores que ha tenido esta temporada: «Está claro que las ideas son diferentes. No quiere decir que sean mejores o peores. Puede ser buena la idea de Muñiz para algunos y para otro la idea de Víctor Sánchez. Ahora me siento bien, pero antes también tuve oportunidades».

También le preguntaron acerca del énfasis que ha puesto el nuevo cuerpo técnico en el 'coaching', en el aspecto mental de sus jugadores, que se ha puesto en práctica mediante numerosas iniciativas, incluidas charlas. «Ayuda. Es muy importante la cabeza, la confianza, la mentalidad. El míster nos ayuda a estar bien ahí, a tener buenas ideas, motivación. Todo lo que pueda venir a ayudar es positivo». Al hilo de ello, habló de sus sensaciones en el campo en estas dos últimas jornadas ligueras, en las que de nuevo ha sido titular: «Me siento bien físicamente, también de cabeza, y ahora a seguir trabajando y a hacerlo lo mejor posible para el equipo».