Pineda: «El Málaga va a llegar muy bien a la fase de ascenso; lo veo otra vez en Primera»

Paco Pineda, ayer en Arroyo de la Miel. /SUR
Paco Pineda, ayer en Arroyo de la Miel. / SUR

El exjugador malagueño, que jugó en el Zaragoza y en el equipo blanquiazul, cree que el cuadro de Víctor ganará el viernes, pero advierte: «No sabemos si es mejor que el rival llegue salvado o que necesite los puntos»

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El exfutbolista malagueño Paco Pineda, que acaba de llegar a los 60 años, afronta el encuentro del viernes de una forma especial. El exdelantero se formó en el Madrid y jugó en su primer equipo cinco temporadas, pasando después al Zaragoza, próximo rival, y finalmente al Málaga, donde se retiró tras dos campañas por una lesión. Lejos ya por completo del fútbol, sigue muy de cerca a los tres equipos en los que jugó, sobre todo los blanquiazules. Ahora vive una vida tranquila en Arroyo de la Miel y confía plenamente en las posibilidades del ascenso del Málaga, al que ve en Primera tras los 'play-off'.

–Después de tantos años desde su retirada, ¿a qué se dedica ahora? 

–Estuve haciendo muchas cosas en el mundo del fútbol. Fui director deportivo en Segunda B y Tercera, y también estuve al frente de la escuela en Benalmádena. Estuve en Alhaurín de la Torre, Antequera... Pero acabo de llegar a los sesenta y, aunque sigo viendo fútbol, porque es como una droga, ahora lo miro todo como un aficionado. Sigo a los equipos en los que he estado, como el Málaga, el Zaragoza, el Madrid o el Castilla.

«Que gestione bien y que las personas que estén en las distintas parcelas sean responsables y profesionales» mensaje al jeque

–¿Le hubiera gustado tener una carrera profesional como entrenador, igual que hizo como jugador? 

–Tenía una afición tan grande que era imposible para mí retirarme por completo. Es el típico gusanillo que no te permite alejarte. Siempre me ha gustado enseñar lo que yo pudiera saber. Y me he llevado muchas satisfacciones con los niños. Pero nada más.

–¿El Málaga, el equipo de su tierra y donde se retiró como jugador; el Zaragoza y el Madrid, donde estuvo muchos años, son los únicos equipos con los que simpatiza?

–Del Segalerva y el Guimbarda me fui para Madrid. También jugué en el Puerto Malagueño, pero en el equipo sénior, aunque tenía sólo dieciséis años. Luego estuve muchos años en el Castilla y el Madrid, con aquella final de Copa famosa entre el Castilla y el Madrid. La jugamos Agustín, Gallego, Castañeda, Juanito, yo... Luego me marché a Zaragoza y allí nació mi hijo, para después venirme a Málaga, aunque, por culpa de las lesiones, me tuve que retirar a los 30 años. Y ahí pasé a otras misiones en el mundo del fútbol.

–¿

–Sí, claro, no me los pierdo. Lo primero que hago los lunes es ver los horarios de los partidos para organizarme la semana y verlos todos. Los sigo a todos de una forma directa.

– Al margen del Málaga, el equipo de su tierra, ¿cuál es su favorito?

–Un día voy con uno y otro día, con otro, dependiendo de cómo venga la cosa. Llegué al Madrid con dieciséis años y estuve allí mucho tiempo. Me trataron de una forma maravillosa, y lo siguen haciendo hoy en día. No puedo renegar de mis principios. Pero es que después fue también excelente en Zaragoza, donde nació mi hijo. Y luego llegué a mi tierra. Muchas veces me pasa como a Alejandro Sanz y tengo el corazón 'partío'. Este año me han hecho sufrir los tres. Me tienen destrozado, pero qué le vamos a hacer.

Cómo se puede entender que ciudades tan importantes y grandes como Málaga y Zaragoza estén en Segunda?

–Muy fácil. Yo viví en Zaragoza, por ejemplo, una etapa importante, con jugadores de gran nivel. Y cuando me fui también siguió todo muy bien. Ganaron la UEFA. Pero cuando empiezas a hacer una mala gestión del club, todo se viene abajo. Cuando lo haces mal, lo pagas. El Málaga tuvo mucho dinero cuando llegó el jeque, pero... Yo decía que había que disfrutar del momento, porque era previsible que no volvieran esos buenos momentos. Si no gestionas bien, se te cae el proyecto. Y también hay que añadir el problema de la pelotita, que entre o no. Pero la gestión es básica.

«Hay jugadores que cobran millones y que no le dan ni con la izquierda; otros no van de cabeza o tienen que recortar para centrar» bajo nivel

Qué consejo le daría al jeque Al-Thani si hablara con él?

–Le diría al jeque que gestione bien, que las personas que estén al frente de las distintas parcelas fueran responsables y profesionales. Málaga es una ciudad muy importante. No se puede vivir constantemente de los traspasos de los jugadores, porque al final te quedas con las medianías. Hay que mantener a ciertos futbolistas y, alrededor de ellos, confeccionar una plantilla.

–¿

–Espero que sí. Hemos tenido como entrenador a una persona muy formal, con todos mis respetos, muy trabajadora (Muñiz), pero quizás su idea de fútbol no fue la más adecuada. Sobre todo si se compara con el nuevo técnico (Víctor), que siempre va a por los partidos, al ataque... En este buen momento, con una dinámica muy positiva, creo que está con muchas posibilidades de ascender. Pienso que va a jugar la 'liguilla'; sería una catástrofe no hacerlo. Creo que el Málaga va a llegar muy bien a la fase de ascenso; lo veo otra vez en Primera.

–¿

–Creo que con la llegada de Víctor Fernández ha hecho una buena segunda vuelta. Le ha dado la tranquilidad, porque el Zaragoza tiene un gran equipo, no nos olvidemos de eso. En cualquier momento te puede hacer un roto. Arriba va muy bien con Linares, Vázquez o Pombo, y dispone de jóvenes muy buenos. En La Romareda ganamos nosotros, pero ellos tuvieron muchas ocasiones. Ahora no sabemos qué es peor, que lleguen salvados o que necesitaran los puntos... Nunca se sabe. Pero con la intensidad que mete el Málaga creo que podemos ganar...

«Siempre digo que el corazón lo tengo en la izquierda y la cartera, en la derecha»

–¿Quién es el mejor jugador?

–Hay muchos muy buenos, pero todos quieren jugar con Messi.

–¿Y el delantero, el que se parece más a usted?

–Van cambiando los momentos de forma. Lewandowski, Luca Jovic, me gustaba Cavani... El que más se puede parecer a mí es Jovic, que va con las dos piernas, que remata bien de cabeza... A mí me faltaban centímetros, pero iba bien de cabeza con mis 1,77 metros. Encontrar un '9' goleador es complicado.

–¿Qué hace en el tiempo libre, que tiene mucho?

–Me levanto, desayuno fuera, leo los periódicos, hago la compra, los recados... Mis aficiones ahora son el fútbol y mis nietas.

–¿Va al cine, lee libros..?

–Me gustan las series de televisión, y a mi pareja, las novelas.

–¿Alguna serie en especial?

–En España, 'Estoy vivo', y otras muchas de Netflix, como 'Perdidos en el espacio'. Pero llevo una vida muy tranquila. De mi etapa de jugador echo de menos los viajes, pero no los entrenamientos.

–¿Le atrae la política, simpatiza por algún partido?

–Cuando jugaba al comienzo no estaba muy metido, además de que en el Madrid teníamos prohibido ir a mítines o participar de alguna forma. Yo siempre digo que el corazón lo tengo en la izquierda y la cartera, en la derecha. Hay cosas buenas y malas de unos y otros. Es difícil encontrar el equilibrio, aunque nunca me han gustado los extremismos, de uno y otro lado. Yo viví el golpe de estado cuando estaba en Madrid, estaba a 50 metros, y...