Málaga logra su primer triunfo de la pretemporada con gol de Hicham y un destacado Okazaki

Okazaki e Hicham fueron los protagonistas del gol malaguista./Josele -
Okazaki e Hicham fueron los protagonistas del gol malaguista. / Josele -

Un gol de Hicham tras una excelente asistencia de Okazaki llevan al Málaga a la victoria ante el Melilla en su cuarto amistoso

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Primer triunfo para el Málaga en la pretemporada, en el cuarto amistoso disputado. El equipo de Víctor venció al Melilla en un encuentro disputado en Benahavís gracias al gol de Hicham y a la excelente asistencia de Okazaki en un compromiso dominado por los blanquiazules (de rosa en este caso) contra un Melilla que también buscó siempre la meta contraria. El entrenador madrileño ofreció minutos a casi todos sus jugadores, que acumularon confianza con una victoria que siempre carga de moral a los futbolistas cara a la inminente competición oficial. El técnico dosificó la participación de sus futbolistas, dándole los minutos finales del choque a los más importantes del equipo, a los que seguramente estarán en el once titular en el arranque liguero en Santander la semana que viene.

Víctor apostó de entrada por un once plagado de nuevo de canteranos, que sigue demostrando un gran nivel, reforzado por Munir, que disputó sus primeros minutos en los amistosos de pretemporada (llegó más tarde por la disputa de la Copa África), Rolón, Pacheco y el fichaje estrella, el japonés Okazaki, que sigue adaptándose a un gran ritmo. Con la nueva tercera equipación, completamente rosa, el cuadro malagueño sigue sumando minutos de preparación para hacer un bloque fuerte y para llegar la semana que viene de la mejor forma posible al partido de El Sardinero. El dominio fue claro para el cuadro de Martiricos desde el comienzo, superando a un Melilla que, de entrada, apenas pudo mostrarse.

Gol de Hicham tras una gran jugada de Okazaki

Y pronto llegaría una gran acción de Okazaki, que asistió a Hicham para que abriera el marcador al quedarse completamente solo ante el meta rival. Parecía que a partir de ese momento llegarían más goles para un Málaga superior, pero las fuerzas se equilibraron después de una forma progresiva y las oportunidades claras casi ni existieron en las dos porterías hasta la reanudación del choque. El fuerte calor, además, también hizo mella en el rendimiento de ambos conjuntos en la fase final del primer periodo (hubo, igual que al final del choque, un periodo de hidratación debido a que la temperatura era muy alta).

El técnico malaguista hizo los cambios de una forma escalonada en la segunda parte, intentando darle minutos de competición, pese a tratarse de un amistoso, a todos los jugadores con los que cuenta para el campeonato. Aunque el partido no fuese demasiado brillante en ninguna de las facetas del juego, su utilidad siempre es interesante en un momento de preparación como este. Se marchó lesionado Iván Jaime, mientras que todos los convocados tuvieron minutos en el campo de Benahavís.

Con N'Diaye de vuelta y presente ayer entre el público del campo (ha regresado más tarde debido a que llegó con Senegal a la final de la Copa África, si bien él no participara en los últimos partidos), el Málaga fue a más con el paso de los minutos, ofreciendo un juego combinativo y de ataque, pero sin poder aumentar el marcador en los minutos finales del choque ante un rival que también buscaba la meta de Kellyan cuando recuperaba el balón. La ocasión más clara para el Málaga fue para Adrián, que estuvo a punto de sentenciar el choque con el tiempo ya cumplido. En cualquier caso, el cuadro de Martiricos se hizo con su primera victoria del verano, a la espera del último amistoso (el sábado en el Carranza contra el Cádiz), de avanzar en la planificación y del comienzo de la competición liguera en el campo del Racing.