Un mes y poco margen económico para traer ya a un sustituto para Juan Carlos

Juan Carlos se ejercita hace menos de un mes con protección en la rodilla derecha./Germán Pozo
Juan Carlos se ejercita hace menos de un mes con protección en la rodilla derecha. / Germán Pozo

El Málaga, que hace un año incorporó al central Ignasi Miquel, asume las dificultades para encontrar a corto plazo un lateral izquierdo del fútbol español

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

La grave lesión de Juan Carlos, una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha que lo obligará a permanecer sin competir lo que queda de temporada, le da al Málaga la opción de fichar ya sin necesidad de esperar al mercado invernal (a partir del 1 de enero). Sin embargo, el club dispone de poco margen de tiempo –un mes tras el cambio en la reglamentación– y también económico para acometer una incorporación en las próximas semanas, por lo que asume las dificultades para cumplir este objetivo.

Aunque la dirección deportiva ha realizado desde el 1 de septiembre el obligado trabajo de campo con vistas a posibles necesidades en el mercado de invierno, en la última semana ya se había intensificado la búsqueda de un lateral izquierdo. En este sentido, conviene recordar que se trataría de un jugador que compite en la actualidad en el fútbol español (según la normativa, «un sustituto que no requiera la expedición de certificado de transferencia internacional»). Al margen siempre queda la posibilidad de incorporar a un futbolista en paro, aunque esta es permanente. Como se recordará, a través de esta vía llegó a la plantilla el central Lombán una vez concluido el plazo de altas y bajas en verano. Inevitablemente surge el nombre de Jesús Gámez, utilizado en esa posición en el Atlético de Madrid, aunque también es cierto que en su caso siempre se pensó en él para el centro de la defensa y finalmente llegó Lombán...

Más de cinco meses

Que el trabajo en la dirección deportiva para encontrar un lateral izquierdo se agilizara en la última semana obedecía a que ya se intuía que Juan Carlos podía tener una rotura del ligamento cruzado. Es decir, una lesión «por tiempo superior a cinco meses», como indica el punto 3 del artículo 124 de Reglamento General, que regula este tipo de situaciones. También se especifica que, una vez superado este periodo, el futbolista puede volver a ser inscrito siempre que queden plazas vacantes.

La pasada temporada el objetivo era un central o un 'pivote', pero ahora sí es un lateral izquierdo

La pasada temporada ya se vivió esta situación, aunque con un matiz. El futbolista fue operado el 2 de enero de una rotura parcial (en Madrid, por dos especialistas de rodilla) y, ya cerrado el mercado invernal, Juan Carlos dejó entrever que habría estado disponible las últimas jornadas en caso de que el club hubiera dejado alguna ficha libre. Al margen de que esta última situación no se dio, finalmente el madrileño no estuvo disponible para José González y además, al poco de comenzar la competición esta temporada, ya empezó a sentir molestias.

Hace un año, en cuanto se produjo la lesión de Juan Carlos, el Málaga no tardó en traer a un sustituto. El diagnóstico del madrileño se produjo el 25 de noviembre y el club anunció oficialmente el fichaje del central Ignasi Miquel, procedente del Lugo, tras abonar su cláusula de rescisión (350.000 euros).  Entonces el objetivo era un centrocampista –tras los fiascos de Rolón y Cecchini– o un central, y se optó por esta segunda vía.

El gasto de Al-Thani en el marroquí Youssef para el filial, que no ha podido ser inscrito, menguó el tope salarial

Ahora las miras están centradas única y exclusivamente en un lateral izquierdo. Se trata de evitar riesgos en esa posición, porque Diego González es más central que lateral –y de vez en cuando arrastra problemas físicos– y Torres lleva sin competir casi un año debido a diferentes lesiones. Además, el lateral izquierdo titular del filial, Alberto, tendría que pasar a ser oficialmente de la primera plantilla al tener más de 23 años (como hizo el Betis hace un año con el delantero malagueño Loren), situación que no se contempla en La Rosaleda.

Cambio en la reglamentación

En 2017 LaLiga estableció un periodo de 20 días naturales desde la lesión del futbolista para solicitar la llamada «autorización excepcional» para una nueva licencia, pero en la última asamblea general de la Federación Española de Fútbol, celebrada en julio, se aprobó una novedad en la reglamentación que especifica que esa petición «deberá realizarse dentro del mes siguiente a la fecha en que se produjo la lesión». Aunque el Málaga tenía indicios desde hace días de que Juan Carlos podía tener roto el cruzado anterior, prefirió con cautela hablar de una artroscopia antes de que se confirmara una lesión tan grave. El diagnóstico en sí data del pasado lunes, por lo que el club tiene más margen para encontrar al deseado lateral izquierdo.

El lateral titular del filial, Alberto, tendría que ser inscrito en el primer equipo al no ser sub-23 y no se contempla

Otra cuestión, de una enorme relevancia, es la disponibilidad económica del club. Tras el traspaso de Recio al Leganés en las últimas horas de agosto sí se contaba con cierto margen, pero este menguó a mediados de septiembre debido a un fichaje realizado por el presidente, Abdullah Al-Thani, para el filial y que lógicamente computa para el tope salarial. Igual que sucedió con Rolón, el jeque impuso la incorporación del joven extremo derecho marroquí Youssef Takioullah. De momento, como el Atlético Malagueño tiene completas sus 22 licencias, ni siquiera ha podido ser inscrito.

Eso sí, en caso de que ningún jugador cumpla las expectativas deportivas y se ajuste a la situación económica del club, el Málaga no moverá ficha y esperará al mercado invernal. La intención es incorporar a un jugador ya para evitar riesgos en las siete jornadas que quedan hasta el parón navideño, pero en La Rosaleda se asume la dificultad.

Un movimiento condicionado por la necesidad de fichar un medio de contención

Las gestiones del Málaga para incorporar a corto plazo a un lateral izquierdo están condicionadas claramente por la necesidad de hacerse en el mercado de diciembre con un medio de contención. Como adelantó este periódico semanas atrás, la dirección deportiva peina el mercado para contar con otro 'pivote' dado que se trata de una posición corta de efectivos y que además se verá muy afectada por la ausencia de N'Diaye en el tramo final del campeonato. El senegalés faltará a los últimos partidos de Liga y también a unos hipotéticos 'play-off' de ascenso debido a la clasificación de su selección para la Copa de África. Por esta razón, el desembolso en un lateral izquierdo debe ser muy bien analizado en el club para luego disponer del dinero necesario para un centrocampista.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos