La Liga 123

Poderío físico y mala dinámica, fortalezas y debilidades del Osasuna

Un lance del partido entre el Osasuna y el Sporting de Gijón, próximo rivales del Málaga, esta temporada./Osasuna
Un lance del partido entre el Osasuna y el Sporting de Gijón, próximo rivales del Málaga, esta temporada. / Osasuna

Están aún intentando asimilar el estilo del nuevo entrenador, Jagoba Arrasate, que propone mejorar al equipo en ataque con presión alta, velocidad y verticalidad

BORJA GUTIÉRREZ

Es un equipo que teóricamente debería estar mejor posicionado de lo que está actualmente (12º con 13 puntos), pero la Segunda División es muy igualada y al Osasuna aún le está costando encontrar el punto de perfección, sumar el plus final que les haga ganar. El no vencer provoca inseguridades en el equipo, como en natural, pero desde el vestuarios están convencidos de sus fortalezas.

Tienen un gran despliegue físico, de los más preparados físicamente de la categoría. Aunque en su contra juegan los problemas para llegar con claridad de cara a portería y las sucesivas dudas en defensa. Analizamos lo mejor y peor de este Osasuna de cara al partido del sábado ante el Málaga.

Fortalezas: Gran pulmón

Poderío físico

Son una plantilla con jugadores de gran despliegue en el campo y a pesar de los malos resultados, en todos los partidos han llegado bien dotados de oxígeno a los últimos minutos finales.

Su presión alta no ofrece descanso

Su capacidad física les permite mantener la línea defensiva muy arriba y se han especializado en robar cerca de la portería contraria.

Pundonor

Acostumbran a ser un equipo luchador, que históricamente resalta por su intransigencia con la retirada. Nunca tiran la toalla.

Juegan en casa

Los jugadores lo manifiestan continuamente; la afición de El Sadar no para de animar vaya como vaya el encuentro. En el estadio de Pamplona consiguen crear una calderal.

Debilidades: espiral negativa

Pobre registro goleador

Llevan los mismo goles a favor que en contra: 11 tantos, en 11 partidos.

Dudas en defensa

No termina de fraguar el sistema de murallas del equipo navarro. Jugadores como Aridane están en entredicho por sus numerosos errores.

Líderes de capa caída

Los jugadores llamados a ser líderes y fundamentales del equipo están fuera de forma. Las apuestas del mercado como Rubén García, Brandon Thomas o Iñigo Pérez no están dando el rendimiento deseado. Tampoco otras figuras del club como Roberto Torres o Fran Mérida.

Mala dinámica

La falta de victorias, solo tres en lo que va de competición, merma las sensaciones del equipo, que ha entrado en una espiral de pesimismo.

Más información del Osasuna

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos