Una pretemporada de lo más extraña

Una pretemporada de lo más extraña

Keko, Juanpi, Santos y N'Diaye será difícil que sigan y que estén en el estreno de Santander, y Okazaki y Ontiveros es improbable que jueguen

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El Málaga ha tenido veranos desastrosos de juego y resultados y muchas veces coincidieron con formidables arranques de temporada, pero no se recuerda uno como el actual: una planificación empantanada con un solo fichaje cerrado; juego discreto, resultados pobres y pocos goles, dos, y ambos de elementos de la cantera: Hugo e Hicham. A eso se le puede sumar toda la incertidumbre que se palpa en el ambiente: la protesta de los aficionados, la comidilla acerca de la posible marcha inminente de algunos jugadores y el malestar general con la forma de conducirse del propietario.

La excelente predisposición para el trabajo del grupo y el fondo acumulado en las piernas son lo único positivo a estas alturas. Lo más preocupante es que la plantilla no se ha podido rodar como tal. Lo normal es que a partir del 3 de septiembre (y antes habrá afrontado ya tres jornadas ligueras), sea muy distinta a la actual. No sólo a este problema se ha tenido que enfrentar Víctor Sánchez del Amo, sino también al de ensayar en las últimas fechas con onces viables cara al debut, porque el importante problema del club con el límite salarial le va a impedir contar el sábado con un considerable número de profesionales de los que se entrenan a diario.

Todo podría recordar a lo sucedido hace un año. El Málaga no pudo inscribir a cinco jugadores (Dani Pachecho, Lacen, Boulahroud, Haksabanovic y Koné) en las dos primeras jornadas, y ganó sus cinco primeros compromisos. Sin embargo, entonces había más detalles para el optimismo. Se habían cerrado más fichajes y el retraso no era comparable al actual, sin que existan indicios, más allá de una nota oficial del club, de que algo cambie.

Cuatro pesos pesados, fuera

El proceder de Víctor ha dejado meridianamente claro que hay cuatro pesos pesados que no cuentan: Keko, Juanpi, Santos y N'Diaye. Todos ellos, llamados a ser jugadores importantes en el proyecto deportivo, tienen fichas prohibitivas. Han de salir. Así, Juanpi y Keko no han vuelto a jugar desde el primer amistoso, en Algeciras, en el que el segundo de ellos fue de los más brillantes; N'Diaye se incorporó el miércoles, pero no se lo llevó a Cádiz y su sueldo no puede encajar en los parámetros actuales que exige LaLiga; y Santos, siendo uno de los dos únicos delanteros disponibles, no estuvo en los dos últimos compromisos. Su aportación se reduce a unos pobres 120 minutos. A estos nombres habría que sumar un quinto, el de Luis Hernández, lesionado todo el verano en una rodilla. Su futuro también es una incógnita y habrá que ver cómo casa su ficha con el diseño final de la plantilla.

Okazaki y Ontiveros

Otros dos líderes lo tienen harto difícil para estar en el arranque. El fichaje estrella (además, el único), Okazaki, es muy complicado que llegue a tiempo de ser inscrito ante el bloqueo del jeque a las salidas de Jony (Lazio), Ricca (Brujas) y Ontiveros (Villarreal), que hacen que el club exceda ahora de forma considerable con el límite salarial. Lo del marbellí puede atender a otra razón evidente: el 'jugador franquicia' al término de la pasada campaña tiene su traspaso ultimado e incurre en el riesgo de lesionarse. En el ensayo más importante, el sábado en el Carranza, Víctor le dio algo menos de media hora al final. A la espera de que Al-Thani se decida, a la postre sólo ha participado en 101 minutos este verano, casi lo justo para que al menos tenga ocasión de rodarse.

Devaluados

Pasó algo inadvertido, pero el único de los jugadores que no viajó a Cádiz sin estar lesionado ni en el grupo de las fichas prohibitivas fue Mula, que no termina de ganarse la confianza de Víctor. Justo en su mejor momento de la pasada campaña se produjo el cese de Muñiz y la llegada del actual técnico, y dejó de participar. En esta pretemporada totaliza 120 minutos y hombres como Hicham y Hugo parecen haberle adelantado. Otro jugador que cuenta poco es Mikel con sólo 90 minutos y sin participar en las tres últimas citas. Al margen de que ha tenido molestias, la salida de Ricca y los problemas físicos de Juan Carlos le podrían haber dado 'chance' como lateral zurdo, donde jugó ante el Córdoba.

Hasta 33 jugadores usados

Víctor ha empleado un número muy elevado de jugadores, 33, y sin poder recurrir a Luis Hernández, Seleznov (rescindido tras pocos días entrenándose) o N'Diaye. Ricca y Cecchini ya se han ido entre la nómina de los que han jugado algo, y el protagonismo de los jóvenes canteranos ha sido evidente, con Ramón (quizás la mayor alegría), Hugo e Iván Jaime a la cabeza. A la postre se ha erigido en importante Cristo, por el problema claro que se da en el puesto de lateral izquierdo. También ha gustado mucho bajo los palos Gonzalo.

Tres líderes en minutos

Diego González, Adrián y Keidi, los tres con 268 minutos, son los que más han jugado. A tenor de lo visto el sábado se perfila un once para el debut en Santander con Munir; Cifu, Lombán, Diego González, Juan Carlos (si se recupera); Renato, Keidi, Ramón, Hugo; Adrián y Dani Pacheco. El pizarreño y Hugo pueden permutar posiciones. Este once presenta el problema de la presencia de tres fichas del filial (hasta cuatro si estuviera Cristo). Otra de las buenas noticias es la continuidad en el estilo. En eso el Málaga sí tiene mucho ganado frente a varios rivales.