La prueba del algodón para el Málaga

Keidi, en el último entrenamiento. /Salvador Salas
Keidi, en el último entrenamiento. / Salvador Salas

El renacido equipo, a corroborar las nuevas sensaciones con Víctor ante un competitivo Mallorca

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSO Málaga

A Mr. Proper (hoy en día Don Limpio) le encantaba hacer la prueba del algodón para confirmar la bondad de su producto. A este Málaga de Víctor, de asombrosa presentación en Santo Domingo, aún le queda superar esta prueba. Gran parte de las expectativas de ascenso (por no decir todas) de este Málaga pasan por comprobar esta tarde que el cuadro blanquiazul es capaz de repetir su comportamiento en Santo Domingo. Es decir, ser atrevido, confiado, con voluntad de ser protagonista, de pisar el área rival con muchos jugadores y liberar de cierto compromiso defensivo a sus extremos, de forma que Blanco deje de comportarse como un ser aislado, y de contagiarse de un espíritu positivo. Al fútbol no se juega para sufrir, para agarrotarse. No es vida llevar un corsé en todas las acciones.

Sin embargo, el Málaga no tiene hoy el partido más fácil para exhibirse y para confirmar sensaciones. El Mallorca juega por lo mismo, por el ascenso. Con los mismos puntos, y viniendo de Segunda B, dos peldaños más abajo que donde jugaba el Málaga hace unos meses. Ahora bien, fuera de casa le viene costando más, y sólo ha ganado en Majadahonda (2-3), Reus (0-2) y Las Palmas (1-2). Eso no quita para que ya fuese un dolor de muelas en Marbella (0-0) esta pretemporada o en el agónico 1-2 en Palma de hace unos meses, que resolvió un pase de Ontiveros hacia la internada providencial de Cifu, dos presuntamente titulares esta tarde.

Porque ese es precisamente otro de los aspectos que concita el interés antes de la cita: ¿repetirá once Víctor? Sin lesionados ni sancionados entre sus primeros escogidos, el 'abc' del fútbol invita a hacerlo. Lo contrario sonaría como un ataque de entrenador. En cualquier caso, el técnico madrileño prescindió para su lista de Torres, Mula y Harper, aunque en este último caso de forma obligada, por lesión, en relación a la convocatoria de su debut. En su lugar entraron Diego González, Boulahroud y Seleznov, pero en principio ninguno de ellos debería de jugar de salida.

En el Mallorca Vicente Moreno no podrá contar con Estupiñán, Stojiljkovic ni Buenacasa, aunque realmente sólo el primero de ellos, un lateral zurdo ecuatoriano de mucha aportación ofensiva, suele ser importante en el esquema. El cuadro balear, con un 4-2-3-1, disfruta del criterio con el balón de Salva Sevilla y Dani Rodríguez, y la potencia y velocidad de Lago Júnior, que es su 'jugador franquicia', con once dianas y ocho asistencias. En la derecha atraviesa por muy buen momento de juego Aridai, y desde enero se beneficia de los buenos movimientos ofensivos del delantero croata Budimir.

Para el Málaga no hay margen de error si quiere subir directamente. En las cuentas de Víctor sería una realidad en caso de ganarlo todo (en realidad no le quedan al equipo seis partidos, sino cinco, pues uno no lo jugará ante el Reus), ese elevado listón de exigencia que se ha autoimpuesto, un globo de ilusión que se podría pinchar en cualquier momento. En todo caso, aun sumando 18 puntos y llegando a los 79 finales, el Granada debería ceder siete, y el Albacete, seis, en este intenso tramo final. Un ejercicio nada sencillo y que empieza a evaluarse hoy. Con la prueba del algodón, pero ya sin Mr.Proper, que dicen que limpiaba que da gusto.

¿La mejor entrada?

El Málaga espera esta tarde (16.15 horas, Gol) la mejor entrada de la temporada. Hasta ahora el mejor registro fue el del derbi ante el Granada en la primera vuelta, con 22.988 espectadores, y la tendencia desde entonces fue a menos. Con algo más de 20.000 abonados, el club ha tenido que lanzar diferentes ofertas ante las últimas citas de local para elevar la asistencia al feudo de Martiricos. Así, cara al choque ante el Mallorca los socios pueden adquirir 'online' un máximo de cuatro localidades a cinco euros cada una. La oferta sigue disponible hasta agotar existencias. A mediodía la cifra de entradas vendidas se aproximaba a las 6.000 de un cupo de 8.000 disponibles, de ahí los cálculos tan optimistas.