Razones para confiar en la remontada

Los jugadores del Málaga celebran el gol de Ontiveros del miércoles en Riazor. /Agencia LOF
Los jugadores del Málaga celebran el gol de Ontiveros del miércoles en Riazor. / Agencia LOF

A lomos de un gran Ontiveros y de una afición volcada, el Málaga cree en el acceso a la final

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

La madrugada del jueves fue larga para el malaguista, con dificultades para conciliar el sueño, pero la llegada de la luz del día ha permitido recuperar la ilusión. La eliminatoria de 180 minutos ante el Deportivo no ha acabado. Sólo va por la mitad, y la fe en la remontada crece por horas. La cercanía del partido de vuelta ni siquiera permite que vaya a más la clásica ansiedad por volver a jugar. El objetivo sigue estando cerca. El Málaga sólo tiene que ser ese equipo de los dos meses previos, el de Víctor. El preocupante 4-2 comienza a quedar sepultado por una montaña de argumentos que invitan a confiar en que se le puede dar la vuelta al marcador en esta serie de semifinales. Definitivamente sí: hay motivos para creer.

1. El promedio goleador

En el día 'd' y a la hora 'h' el Málaga encajó más goles (cuatro) que en cualquiera de las 42 citas anteriores de la temporada. Pero se mantuvo fiel a su promedio de al menos dos tantos a favor y las sensaciones, salvo en el segundo tiempo, fueron las que invitaban a ser optimista con el rendimiento equipo en esta fase de ascenso. Cabe recordar que el equipo llevaba diecisiete dianas en ocho partidos con Víctor en el banquillo, y que en sus tres últimas actuaciones en La Rosaleda ha salido a otros tantos goles de media: 3-0 al Oviedo, 3-1 al Zaragoza y 3-0 al Elche. Todos estos marcadores asegurarían la noche de mañana el pase a la final de los 'play-off'.

2. Otras sorpresas

Esta es la octava edición de los 'play-off' en Segunda con el actual formato, en el que desde el tercero al sexto de la competición regular pelean por una sola plaza en Primera con semifinales y final a ida y vuelta. Si el Málaga remonta mañana no será el primer caso de un claro vuelco respecto a la ida. El ejemplo más extremo fue en la serie entre el Girona y el Zaragoza de la temporada 2014-15. El 0-3 del cuadro catalán en La Romareda convertía casi en un trámite el duelo de vuelta, pero el conjunto maño ganó por 1-4 en Montilivi y se metió en la final, en la que esta vez fue víctima de otra sorpresa: ganó por 3-1 a Las Palmas en su feudo, pero perdió por 2-0 en Canarias, con lo que el valor doble de los goles fuera le dejó sin ascenso. También se las prometía felices hace un año el Zaragoza al empatar en Soria (1-1) en la ida, pero el Numancia dio la sorpresa en la vuelta (1-2) y se metió en la final.

3. Un Ontiveros descomunal

Si hay un soporte para la ilusión en el Málaga ese es Ontiveros, que totaliza cinco goles de bandera desde la llegada de Víctor, amén de un buen número de asistencias de gol, penaltis generados o remates peligrosos, como el violento que estrelló la noche del miércoles contra la cruceta. La mejor versión del marbellí da mucho pie a soñar con un triunfo por más de un gol ante el Deportivo, o al menos en que concite tal atención defensiva del rival que permita a otros jugadores disponer de más espacios para brillar.

4. Una afición volcada

No hay entradas para el duelo de mañana. El miércoles por la tarde se agotaron. No era para menos. Es el encuentro más importante de la temporada del Málaga. Seguir vivo en la lucha por el ascenso pasa por lo que suceda entre las nueve y las once de la noche de mañana, pero antes, a las 19.00 horas, la Grada de Animación ha previsto un nuevo recibimiento al equipo, el segundo de la temporada, en la Avenida de Martiricos. Curiosamente, el primero también fue con motivo de la llegada del Deportivo, a finales de febrero (0-0). El despliegue de miles de seguidores puede llevar en volandas al equipo para la batalla posterior. Y, luego, el rugir de la afición en la grada lo dará todo hasta el final de forma incondicional.

5. Recuperación de efectivos

Víctor perdió a N'Diaye y, en la víspera de los 'play-off', a Lombán, pero confía en recuperar a Cifu y Juan Carlos, que son los dos laterales más ofensivos de que dispone en la plantilla y que ya se entrenaron ayer con normalidad. El concurso de ambos puede ser muy importante cara a darle una vocación más atacante al once que salga mañana dispuesto a la remontada.

6. Una eficacia poco real

El acierto del Deportivo el miércoles, con cuatro goles en cinco remates entre los tres palos es muy difícil de reproducir. El cuadro gallego había llegado a este techo realizador dos veces esta campaña (sendos 4-0 al Oviedo y al Elche), pero con muchos más remates. Si el rival no está tan inspirado, que será difícil, a poco que el Málaga mantenga sus promedios habituales de los últimos encuentros estará frisando el pase.

7. Menor desgaste

Ambos equipos tienen apenas 72 horas para reponerse de un partido muy exigente en lo físico como el del miércoles, pero el Málaga acusa menos desgaste. La razón es que el Deportivo tuvo que alinear a sus jugadores habituales en la última jornada liguera, el pasado sábado, ante el Córdoba. En aquella fecha Víctor pudo permitirse el lujo de reservar a casi todos los titulares, salvo Luis Hernández, Ricca y Boulahroud.

La celebración del 1-2 el miércoles.
La celebración del 1-2 el miércoles. / Agencia LOF
8. El valor de los goles fuera

Al Málaga le vale casi cualquier victoria por dos goles. El 4-2 llevaría todo a una prórroga, y el 5-3 es a priori muy improbable. El valor de los goles fuera puede pesar a favor de los de Martiricos. Hay que recordar que, si se llega a un tiempo añadido de treinta minutos y no hay movimientos en el marcador, se clasificará el Málaga sin necesidad de acudir a la tanda de penaltis.

9. Un grupo unido

El Málaga de los últimos tiempos se ha mostrado hasta ahora como un equipo muy entero en lo anímico, capaz de reponerse a circunstancias adversas que se han dado en los últimos encuentros. Se quedó en inferioridad numérica ante el Oviedo a una hora del final (por una tarjeta roja a Keidi), y del 1-0 se pasó al 3-0. Tuvo una respuesta rotunda ante el 0-1 del Zaragoza, con tres goles en apenas veinte minutos, y también resistió entero en el Carlos Belmonte a la segunda amarilla a Blanco (minuto 54), con 0-2. El Albacete redujo distancias pronto, en un choque en el que estaba la tercera plaza en juego, pero no fue capaz de puntuar. El buen trabajo del actual cuerpo técnico para potenciar el buen ambiente en el vestuario, con numerosas dinámicas de 'coaching', ha influido en la unidad de la plantilla y en su respuesta ante situaciones complicadas en el campo, como la que ha llegado en esta eliminatoria de ascenso.

Noticia relacionada