El riesgo de las tarjetas cara a los 'play-off' de ascenso

Keidi es expulsado en el partido en casa frente a Las Palmas./Ñito Salas
Keidi es expulsado en el partido en casa frente a Las Palmas. / Ñito Salas

La 'doble promoción' se afronta libre de amonestaciones, pero las sanciones de la última jornada sí cuentan para la ida de la primera ronda

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El Málaga mira a los 'play-off' de ascenso a Primera División aunque su plaza todavía no esté certificada matemáticamente. Para ello, como se ha comentado, es necesario obtener un triunfo en uno de los dos partidos restantes o que Deportivo y/o Cádiz no sumen los seis puntos (también existen otras combinaciones con triples o cuádruples empates). Y uno de los aspectos a tener muy en cuenta cara a las eliminatorias decisivas, a esa 'doble promoción' que se disputará entre los días 12 y 23 de junio, es el riesgo con las tarjetas, aspecto que cuidan mucho los responsables de todos los aspirantes.

¿Qué amonestaciones o sanciones cuentan para los 'play-off' de ascenso? Sólo aquellos partidos de suspensión como consecuencia de la disputa de la última jornada. Es decir, si en el cierre del campeonato un futbolista ve la quinta amarilla (con la que cumple ciclo) o es expulsado, el castigo que se deriva se cumplirá obligatoriamente en el primer partido de las eliminatorias. Obviamente, si la sanción fuera de más de un partido, el futbolista se perdería tantos duelos como decidieran los comités federativos.

De ahí que, además de cualquier problema físico o de ocupar una posición más alta o más baja entre las posiciones tercera y sexta, las amonestaciones supongan un riesgo extra para cualquier equipo. La lógica dictaría que cualquier futbolista que en la actualidad estuviera con cuatro amonestaciones forzara la quinta en la jornada de este domingo con el fin de evitar riesgos en la última jornada. No obstante, se antoja complicado calibrar hasta qué punto esa situación puede ser factible. A día de hoy los cinco equipos implicados (por orden en la clasificación, Albacete, Málaga, Mallorca, Cádiz y Deportivo) tienen algo en juego. De ellos, sólo tiene plaza asegurada en los 'play-off' el primero de ellos, que además únicamente en caso de triunfo frente al Málaga también contaría con la teórica ventaja de acabar tercero (independientemente de que un tropiezo del Granada en Mallorca lo mantendría con opciones de ascenso directo).

El deseo de todos los equipos de acabar en la mejor posición limita la opción de reservar a algún jugador en la última jornada de Liga

Es decir, salvo en esa excepción, todos los equipos tendrán algo en juego en la última jornada de Liga: optar a una plaza en los 'play-off' o buscar la mejor posición final en la tabla. Por esa razón, no está tan claro que un equipo vaya a reservar a determinados futbolistas por el riesgo de amonestaciones en la última jornada. En lo que atañe al Málaga, su entrenador, Víctor, ha reiterado que el reto no es tanto acabar lo más arriba posible como llegar en plenitud física y anímica a las eliminatorias de ascenso. El madrileño le da una enorme importancia a obtener un resultado positivo –y con ello, a ofrecer buena imagen– incluso en el cierre del campeonato, frente al Elche, por mucho que el domingo el equipo obtenga un triunfo en el estadio Carlos Belmonte y se asegure su presencia en los 'play-off'.

Claro que según qué caso el entrenador malaguista sí podría optar por reservar ante el Elche a algún futbolista en riesgo de una quinta amarilla si el equipo ya tuviera plaza en los 'play-off'. Keidi, sin ir más lejos, está en esa situación (al borde de la suspensión) y conviene recordar que la ausencia de N'Diaye en las eliminatorias por su presencia en la Copa África obliga a extremar la prudencia con el albanés.

Por último, es necesario apuntar que durante los 'play-off' el ciclo de amonestaciones es de sólo tres amarillas. Muy mal debe darse para que un futbolista falte al partido definitivo por acumular tarjetas, aunque en algunos equipos determinados jugadores (aquí, Lombán, Erik Morán o Keidi) son más propensos a ello semana tras semana. En cualquier caso, el Málaga aún no está clasificado para los 'play-off' y esa es a día de hoy la única preocupación del cuerpo técnico encabezado por Víctor. Es decir, ganar en Albacete.