A bocajarro

UN SEGUNDO DEBATE

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

No hay nada que dé más de sí en el 'postpartido' que la polémica arbitral. La semana ha venido casi dada para los que escribimos del equipo. A fuerza de coincidir en que a De la Fuente Ramos le vino grande el partido y le pudo la presión de El Sadar, creo que estamos pasando por alto un segundo debate de más calado. Uno de fútbol, de lo que de verdad cuenta. Porque mientras nos entretenemos en valorar la redacción del acta, sobre si a N'Diaye le caerían más partidos o sobre cómo remodelará el once Muñiz mañana domingo, hemos obviado qué le está pasando al Málaga fuera de casa.

Un aspirante al ascenso directo está obligado a dar algo más que lo que viene ofreciendo este Málaga en sus salidas, con un balance muy pobre después de ganar las dos primeras -sí, pero en una, en Lugo (1-2), perdía a cuatro minutos del final, y en la otra, en Almería (0-1), le salvó un paradón de Munir en el último instante-. Recuerdo que después, derrota en Las Palmas (1-0) y empate en La Coruña (1-1) en duelos abiertos, y tropiezos en Elche (2-0) y Pamplona (2-1). No entro a discutir el estilo de este Málaga, que creo que opta por un camino muy válido para subir. En el fútbol no es necesario dominar la posesión, pero una cosa es ser eficaz con los tramos de control en campo contrario y otra regalar sin criterio el esférico una y otra vez, pese a la presencia en el campo de jugadores del corte de Juanpi, Dani Pacheco y Adrián, hábiles para asociarse con él. Los rivales no respetan tanto al Málaga lejos de La Rosaleda, asumen muchos más riesgos y acaban creando ocasiones antes o después y haciendo daño. Ahí están los resultados. Del control absoluto una jornada antes frente al Numancia (que no llegó a inquietar nunca hasta el minuto 90) al descontrol y la debacle en Pamplona, donde Pacheco y Juanpi tuvieron que estar más pendientes de correr hacia atrás y tapar centros que de jugar. El Málaga, con un horizonte de bajas, visita Gijón. Está avisado. A punto de cumplir un tercio del torneo, llega un tramo clave. Saber competir y ganar con ausencias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos